Ayuda

Virgilio Leret Ruiz

Biografía

Leret Ruiz, Virgilio. Pamplona (Navarra), 23.VIII.1902 – El Atalayón (Melilla), 18.VII.1936.

Aviador militar e ingeniero.

Procedente de una familia oriunda de La Habana (Cuba) que se trasladó a Pamplona tras la pérdida de las colonias ultramarinas en 1898, Virgilio Leret siguió la carrera militar de su padre e ingresó a los quince años en la Academia de Infantería de Toledo.

El 8 de julio de 1920 se graduó como alférez y fue destinado al Regimiento del Serrallo 69 (Ceuta). Participó a las órdenes de su padre, el teniente coronel Carlos Leret, en la columna del general Felipe Navarro que intervino en la zona occidental del Protectorado y en la toma de Xauen, extendiendo su actuación a la campaña de Marruecos durante los años 1921 y 1922. A mediados de julio ascendió a teniente y en enero de 1923 fue trasladado al batallón de Cazadores de Montaña (Larache), donde prestó servicio hasta finales de septiembre, en que ingresó como alumno en la Escuela Central de Gimnasia (Toledo).

Al mismo tiempo, Leret solicitó realizar el curso de piloto militar que comenzó en febrero de 1924 en la Escuela de Albacete, pero no lo finalizó, porque tuvo que volver a Larache para intervenir con su unidad en la retirada de Xauen y otros combates norteafricanos.

Se incorporó a Los Alcázares (Murcia) para seguir el curso de observadores, realizando sus prácticas en Larache, donde en junio de 1926 le entregaron el título y quedó asignado al 2.º Grupo de Escuadrillas de la Zona Occidental, pasando al 5.º Grupo Expedicionario hasta julio de 1927, mes en el que ascendió al empleo de capitán de Infantería por antigüedad y pasó a la Escuela de Pilotos de Alcalá de Henares (Madrid).

En octubre recibió el título de piloto civil de aeroplano y en enero de 1928 terminó su formación como piloto militar, siendo clasificado en la Escala del Servicio de Aviación, ocupando diversos destinos en Getafe (Madrid). En 1929 obtuvo el título de ingeniero mecánico electricista —que había cursado por correspondencia en la Internacional Institución Electrotécnica— y se casó con Carlota O’Neill Lamo.

En el curso de la sublevación de Cuatro Vientos (diciembre de 1930) Leret y once compañeros más se negaron a obedecer la orden de salir en persecución de los aviadores que se fugaban en avión hacia Portugal, por lo que fue condenado a prisiones militares por el delito de sedición y dado de baja en Aviación. El capitán Leret fue amnistiado a raíz de la proclamación de la República, reintegrándose de nuevo en Aviación en la Escuadra n.º 3 de Barcelona y el Grupo 31 de Getafe. En mayo de 1932 fue enviado a las Fuerzas de África con destino a la base de El Atalayón (Melilla) y meses después realizó el curso de piloto de hidros en Los Alcázares que finalizó en febrero de 1933, participando en la vuelta a España en hidroavión celebrada en 1934.

El capitán Leret volvió a ser arrestado a principios de 1935 por haber denunciado el hecho de que se hubiera permitido a un militar hacer una emisión radiofónica de sus ideas políticas, lo que contravenía el Decreto de 19 de julio de ese año por el que se prohibía a los militares cualquier manifestación de ideología política. En el curso de su confinamiento de dos meses y un día en el fuerte de El Hacho (Ceuta), Leret trabajó en su proyecto de “Mototurbocompresor de Reacción Continua”, motor a reacción. Al salir de El Hacho, Leret sufrió un nuevo castigo con carácter retroactivo por parte del jefe de las Fuerzas Militares de Marruecos al no haber secundado el golpe del general José Sanjurjo en 1932 contra el Gobierno de la República.

Cumplida la sentencia, Leret pasó a situación de disponible en diferentes destinos, dedicándose a finalizar la memoria de su proyecto, que fue patentado el 28 de marzo de 1935 en el Registro de la Propiedad Industrial de Madrid. El invento de Leret fue coetáneo a los motores proyectados en esa época por Frank Whittle y Hans Von O’Hain, considerados en la aeronáutica como los pioneros del motor a reacción.

Durante el Gobierno del Frente Popular, el presidente Manuel Azaña tuvo conocimiento del proyecto de Leret y el 28 de abril de 1936 le nombró profesor de la Escuela de Mecánicos del Aeródromo de Cuatro Vientos para que iniciara el proceso de experimentación de su invento, donde permaneció hasta el mes de mayo, pese a que dos meses antes ya había sido destinado a la base de hidros de El Atalayón. El 17 de julio de 1936, el capitán Leret, en compañía de los alféreces de aviación Armando González Corral y Luis Calvo Calavia, defendió la base del ataque de las fuerzas militares y civiles que se sublevaron contra el Gobierno de la República. El capitán Leret fue capturado y después de ser brutalmente golpeado, fue fusilado en la madrugada del 18 de julio de 1936. Se le concedió tres veces la Cruz de 1.ª Clase con el distintivo rojo y fue nombrado caballero de 1.ª Clase de la Orden del Mérito Militar por su actuación en las campañas de Marruecos. En reconocimiento a su lealtad al régimen, el Gobierno de la República lo ascendió, a título póstumo, al grado de comandante.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), Hoja de Servicios; Archivo Histórico del Ejército del Aire, exp. personal p. 36.954.

M. Cuesta Álvarez, “El motor de reacción de Virgilio Leret”, y M. Cuesta y E. Caballero, “Virgilio Leret. Su vida Militar”, en Aeroplano, n.º 20 (2002), págs. 30-48; C. O’Neill, Una mujer en la Guerra de España, Madrid, Editorial Oberón, 2003; P. Bagés y D. Íñiguez, Ebre 38. Revista Internacional de la Guerra Civil. 1936-1939, n.º 2 (2003), págs. 147-152.

 

Carlos Lázaro