Ayuda

Gregorio José Rodríguez Carrillo

Biografía

Rodríguez Carrillo, Gregorio José. Villanueva del Arzobispo (Jaén), 9.III.1769 – Madrid, 1839 sup. Religioso Basilio (OSBas.), obispo de Cartagena de Indias.

Después de ingresar en la Orden de San Basilio en el monasterio que la Orden tenía en su villa natal, se trasladó a Madrid, donde en los primeros días del Sexenio Absolutista cobró gran fama como orador elocuente y notable predicamento ante el propio Fernando VII, que le nombró obispo de la sede colombiana de Cartagena de Indias (12 de septiembre de 1815), a la muerte de su anterior pastor, fray Custodio Díaz.

Casi un año tardó en emprender su viaje ultramarino (junio de 1816) para posesionarse de la importante diócesis, en la que emprendió de inmediato una frenética actividad destinada primordialmente a reforzar la fidelidad de sus fieles con la Corona española, cuyo titular sería objeto de una apología desmedida e incesable, enfrentando sus pretendidas virtudes y dotes con los vicios y defectos incontables atribuidos gratuitamente por el obispo al caudillo independentista Simón Bolívar; y cuando la causa de la emancipación semejó inclinarse decididamente a favor de aquél y sus partidarios, el prelado cartagenero no vaciló en abandonar a su grey (postrimerías de 1821), rompiendo, por injustificada lealtad al Monarca español, los vínculos que le unían indesligablemente a sus diocesanos. En su opinión, éstos habían sido inducidos al error y a la rebelión por unas elites usufructuadoras secularmente de los privilegios inherentes a su condición. “Oíd una cosa bien peregrina y admiraos de vuestra inocencia y candor —decía, dirigiéndose a las gentes del pueblo llano— y de la arrogante soberbia de unos hombres sin sentido común. ¿Quiénes son los traidores que alteran la paz octaviana que gozáis por trescientos años? Son caballeros ricos de las primeras casas de Venezuela, con buenos talentos, medianamente instruidos y descendientes de la antigua nobleza de Vizcaya, en cuya provincia nacieron sus padres, quienes con licencia del Rey, o como empleados, o como militares, o como comerciantes vinieron a estos estados. Y, ¿de quién eran por aquel tiempo? ¿Bajo qué gobierno estaban? ¿Por qué leyes se regían? ¿Qué religión, qué idioma, qué costumbres eran las suyas y de cuántos siglos a esta parte? […] Esperad, yo lo diré por vosotros: las provincias eran del rey de España, la religión, las costumbres, el idioma eran españoles.”

Retornado a la antigua metrópoli cargado de riquezas, aplicó gran parte de ellas al embellecimiento del monasterio de su Orden en Madrid —conocido como el de “Los Basilios”—, y se negó a entrar en las distintas combinaciones hechas por las autoridades constitucionales y absolutistas para acomodar a los obispos suramericanos exiliados en la Península, al tiempo que se entregaba a la redacción de una vasta obra de exégesis bíblica, desaparecida con motivo de su ulterior demolición bajo la legislación desamortizadora.

 

Bibl.: L. Polaino Ortega, “Don Gregorio José Rodríguez Carrillo, obispo de Cartagena de Indias”, en Boletín del Instituto de Estudios Giennenses, 1 (1953), págs. 57-80; J. M. Cuenca Toribio, Sociología del episcopado español e hispanoamericano (1789-1985), Madrid, Pegaso, 1986; Estudios sobre el catolicismo español contemporáneo, vol. IV, Córdoba, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdoba, 2005; F. J. Martínez Asensio "Genealogía de Gregorio José Rodríguez Carrillo, obispo de Cartagena de Indias y natural de Villanueva del Arzobispo", en Argentaria. Revista de Historia, Cultural y Costumbrista de las Cuatro Villas, vol. 18 (2018), págs. 20-30.

 

José Manuel Cuenca Toribio