Ayuda

Roberto Vidal Bolaño

Biografía

Vidal Bolaño, Roberto. Santiago de Compostela (La Coruña), 31.VII.1950 – 11.IX.2002. Dramaturgo, actor y director de escena.

Nacido en un barrio popular de Santiago de Compostela, estudió en la Escola da Troia y en el colegio La Salle, pero a los doce años comenzó a trabajar de aprendiz de escribano en una agencia de viajes, al tiempo que repartía paquetes perdidos y estudiaba el bachillerato nocturno en el Instituto Xelmírez. Militante con menos de quince años en las Juventudes Obreras Católicas, donde realizó sus primeras incursiones teatrales, su primera pasión fue el cine, afición que cultivaba en los cineclubs de la ciudad y grupos de cine experimentales (Equipo Lupa, creado en 1968 por Euloxio Rodríguez Ruibal) y que lo llevó a preparar el acceso a la Escuela Oficial de Cine de Madrid en 1969, año en el que el gobierno de Franco cerraba la institución. Esa pasión por el cine, reconocida por el autor en múltiples ocasiones, se deja ver en toda su dramaturgia, así como en múltiples influencias cinematográficas en sus montajes teatrales.

Presente desde 1974 en la Mostra Abrente de Teatro de Ribadavia, participó activamente en todo el proceso de reconstrucción del teatro gallego durante los años setenta y primeros ochenta, destacándose como uno de los principales animadores de una renovación teatral y político-cultural en Galicia, con su compañía Antroido, la primera en profesionalizarse en el año 1978, o con el montaje de un espectáculo en la primera temporada de la compañía pública, Agasallo de sombras (1984). Multifacético hombre de teatro total, recibió en dos ocasiones el premio Abrente, por Laudamuco, señor de ningures (1976) y por Bailadela da morte ditosa (1980), obras que lo consolidan como uno de los más interesantes autores dramáticos gracias a su proyecto teatral coherente y unitario, en consonancia con la línea estética de la compañía en otros espectáculos como Ledaíñas pola mote do meco, Memoria de mortos e ausentes o Caprice des dieux.

Durante los años ochenta y hasta la creación en 1992 de su segunda compañía, Teatro do Aquí, vivió una época de desaliento alejada de los escenarios. En esos tiempos sobrevivió realizando vídeos comerciales y como actor de doblaje, aunque participó en algunos espectáculos como Liberdade Bremana, de Fassbinder, dirigida por Xulio Lago con Teatro do Atlántico, o la codirección de Salomé, de Óscar Wilde, con el Centro Dramático Galego y la compañía Chévere. La concesión del premio Álvaro Cunqueiro de Textos Teatrais por Saxo Tenor (1991) marca su regreso al mundo del teatro, iniciando una etapa de gran productividad tanto en lo literario como en lo artístico, en sus trabajos como actor y director, tanto para Teatro do Aquí (A ópera de a patacón, Rastros, Anxeliños, Sen ir máis lonxe), como para el Centro Dramático Gallego (A burla do galo, Mar revolto, Rosalía). Una prueba de ese nuevo ánimo que lo impulsa en esa segunda etapa teatral es que, también en los noventa, recupera múltiples textos, premiados o no, producidos anteriormente para ser publicados como libro. Recibió el premio Rafael Dieste en dos ocasiones, por Días sen gloria (1992) y Doentes (1998). En 1992, obtuvo también el premio Xacobeo por As actas escuras, y en 1999 el Eixo Atlántico, de ámbito luso-galaico, por Criaturas.

Roberto Vidal Bolaño fue propuesto por la Real Academia Gallega como académico correspondiente, pero su repentina muerte tuvo lugar antes de la votación, así que fue nombrado académico a título póstumo. También póstumamente se publicaron algunas de sus obras más recientes, aunque todavía es una cuenta pendiente la edición y revisión de toda la obra de Vidal Bolaño.

 

Obras de ~: Laudamuco, señor de ningures, Santiago de Compostela, Pico Sacro, 1977; Ledaíñas pola morte do meco, Santiago de Compostela, Pico Sacro, 1977; Antroido na rúa I e II, 1978-1979 (inéd.); Ruada das papas e do unto, 1979 (inéd.); Xubileu, 1982 (inéd.); Percival, 1984 (inéd.); O romance dos figos de ouro, 1983 (inéd.); Caprice des Dieux, 1985 (inéd.); Bailadela da morte ditosa, Santiago de Compostela, Sotelo Blanco, 1992; Agasallo de sombras, Santiago de Compostela, Editorial Compostela, 1992; Cochos, Santiago de Compostela, Sotelo Blanco, 1992; “2132 (Exercicio para debuxantes intrépidos)”, en Revista Galega de Teatro, 8 (1992); Días sen gloria, La Coruña, Diputación Provincial, 1992; Saxo Tenor, Vigo, Xerais, 1993; Touporroutou da lúa e do sol, La Coruña, AS-PG, 1996; As actas escuras, La Coruña, AS-PG, 1997; Doentes, La Coruña, Diputación Provincial, 1998; A ópera de a patacón, Vigo, Xerais, 1998; Rastros, Santiago de Compostela, Positivas, 1998; Criaturas, Santiago de Compostela, Teatro do Noroeste, 2000; A burla do galo, Santiago de Compostela, Xunta de Galicia, 2000; Os papalagui, 2001 (inéd.); Mar revolto, Santiago de Compostela, Xunta de Galicia, 2001; ¡Anxeliños!, Lugo, Tris Tram, 2002; “Sen ir máis lonxe”, en A Trabe de Ouro, 50 (2002); “Memoria de mortos e ausentes”, en Revista Galega de Teatro, 33-34 (2002-2003); Animaliños, Santiago de Compostela, Follas Novas, 2003.

 

Bibl.: M. Lourenzo y F. Pillado Mayor, Dicionário do Teatro Galego, Santiago de Compostela, Sotelo Blanco, 1987; D. Vilavedra (coord.), Diccionario da Literatura Galega, vol. I (Autores), Vigo, Galaxia, 1995, págs. 609-610; I. López Silva, “Roberto Vidal Bolaño na (re)construcción do teatro galego. De Abrente a Mar revolto”, en R. Vidal Bolaño, Mar revolto, Santiago de Compostela, Xunta de Galicia-Centro Dramático Galego, 2001; T. Vilariño y C. Becerra (eds.), Roberto Vidal Bolaño, escritor escénico, Lugo, Tris-Tram, 2002; I. López Silva, “Roberto Vidal Bolaño e a literatura dramática en Galicia”, en Casahamlet, 4 (2002); L. Alonso Girgado, “Roberto Vidal Bolaño (1950-2002): apunte biográfico”, M. Quintáns, “Tradición e modernidade na dramaturxia de Vidal Bolaño”, “Bibliografía” y “Táboas de espectáculos, festivais, premios e nominacións”, en R. Vidal Bolaño, Animaliños, op. cit.; J. Huerta Calvo (dir.), Historia del Teatro Español, II. Del siglo XVIII a la época actual, Madrid, Gredos, 2003.

 

Inmaculada López Silva