Ayuda

Diego Antonio Cernadas y Castro

Biografía

Cernadas y Castro, Diego Antonio. El cura de Fruime; Jacobo Sandacer y Torcás. Santiago de Compostela (La Coruña), 18.III.1702 ant. – Fruime (La Coruña), 30.III.1777. Eclesiástico, escritor.

Nació en Santiago y fue bautizado el 18 de marzo de 1702. Su padre, Antonio Cernadas, fue escribano de la Universidad. Estudió Latín con los jesuitas y siguió la carrera eclesiástica en la Universidad compostelana, obteniendo el grado de bachiller en Teología en 1729. Había recibido las órdenes menores en 1714 y fue ordenado sacerdote en 1731. Este mismo año ganó por oposición el humilde curato de San Martín de Fruime, donde permaneció toda su vida dedicado a su ministerio y a las letras, a pesar de que consiguió gran nombradía por sus escritos y disfrutó de la amistad de altas personalidades que le hubieran permitido aspirar a otros puestos de mayor relieve. En su obra, incluso poética, destaca un acentuado galleguismo en tono de reivindicación de una tierra que tradicionalmente había sido postergada, y que en el siglo xviii continuaba en buena medida aislada del resto del país.

Consiguió por su humildad y sencillez una extraordinaria fama que se dejó sentir en la Corte, donde se leían sus versos con admiración y casi devoción. Escribió en defensa del Fray Gerundio del padre Isla y mantuvo correspondencia con algunos de los literatos madrileños más importantes de la época como José Joaquín Benegasi o Diego Ventura Rejón de Silva.

Después de su muerte se imprimieron en Madrid sus Obras (1778-1781), coleccionadas por sus amigos en siete volúmenes, bajo el patrocinio de importantes personajes de la Corte, como el marqués de Astorga, el duque de Alba, el conde de Maceda o el conde de Campomanes.

Aunque su poesía —la mayor parte en castellano— ha sido considerada de poco valor, se ha destacado su ingenio, su gracia, su sencilla espiritualidad, su galleguismo, así como la utilización de la lengua gallega como lengua literaria en algunas composiciones.

Alcanzaron amplia difusión, incluso en la Corte, sus obras laudatorias con motivo de las muertes de Fernando VI (1759), la reina María Amalia de Sajonia (1760) y el padre Feijoo (1765), así como la crónica en prosa y verso de las fiestas que se hicieron en Santiago por la aclamación del nuevo rey Carlos III en 1759.

De toda su producción literaria, sin duda fueron los petitorios los que alcanzaron más popularidad. Se conocieron con este nombre una serie de poemas que Cernadas publicó cada año, alrededor de la fiesta de la Candelaria (2 de febrero), desde 1745 hasta 1777, con los que pretendía fomentar la devoción a la Virgen Dolorosa que se veneraba en su parroquia, al tiempo que solicitaba limosnas y medios para solemnizar y engrandecer su culto y atender las necesidades de los feligreses.

También se ha destacado la apasionada defensa de Galicia que se observa en algunas de sus obras, especialmente en Vindicias históricas por el honor de Galicia (1760), en que contradice algunos errores que se habían difundido sobre Galicia.

 

Obras de ~: Obras en prosa y verso del Cura de Fruime, Madrid, Joachin Ibarra, 1778-1781, 7 vols. (ed. facs., Lugo, Alvarellos, 1988).

 

Bibl .: D. Rejón de Silva, Ofrecimientos festivos, que en aplauso del sobresaliente ingenio del Doctor Don Diego Cernadas (Cura de Fruime) escrivía en un Romance, y Décimas [...] y la respuesta, que en el mismo estilo, y un soneto le escribió en otro el expresado Cernadas, Madrid, Miguel Escribano [¿1762?]; J. M. Rivas Troitiño, Diego Antonio Zernadas y Castro: un precursor del galleguismo, Santiago de Compostela, Porto y Cía., 1977; F. Aguilar Piñal, Bibliografía de Autores Españoles del siglo xviii, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1981-2001,t. II, págs. 383387; t. IV, pág. 809, y t. VIII, pág. 569; C. García Cortés, O cura de Fruíme: Diego Antonio Cernadas e Castro (1702-1777), Santiago de Compostela, Instituto Teolóxico Compostelano, 2002.

 

Jerónimo Herrera Navarro