Ayuda

Emilio Romero Gómez

Biografía

Romero Gómez, Emilio. Fouché. Arévalo (Avila), 21.VII.1917 – Madrid, 12.II.2003. Periodista y escritor.

Emilio Romero fue, sin duda, uno de los periodistas más significados y emblemáticos —acaso el que más— del régimen de Franco instaurado en España a partir del final de la Guerra Civil, en 1939. Nació en el pueblo abulense de Arévalo, cursó Magisterio y, tras iniciar la carrera de Derecho, la abandonó pronto para dedicarse al periodismo, profesión que le atrajo poderosamente desde un principio.

Con apenas veintitrés años, el régimen le situó en la dirección de un periódico de Lérida, La Mañana y, dos años después, en 1942, en el diario Información de Alicante. En esta ciudad mediterránea, fundó la revista literaria Tabarca, dirigió una emisora de radio local y colaboró con La Estafeta Literaria.

En 1945, ocupó la jefatura de la Sección de Prensa Nacional en la Dirección General de Prensa y, meses más tarde, la dirección política del Movimiento Nacional (partido único de la Dictadura) le nombró jefe de Orientación Política de la Prensa Española.

En 1946, comenzó a trabajar en el diario oficial de los sindicatos verticales del régimen, el diario Pueblo, como comentarista político y, por fin, en 1952, accedió a la dirección del periódico, puesto que no abandonó hasta después de la muerte de Franco, veinticuatro años más tarde, en 1976. En tal período de tiempo, convirtió a Pueblo en el diario de mayor tirada de España y uno de los más influyentes.

En esta época, fue, posiblemente, el periodista más leído y poderoso de España, y sus Gallos —sus artículos llevaban como cabecera e ilustración un dibujo de este ave de corral— eran piezas periodísticas de lectura obligada para las gentes del régimen de Franco.

Casado con María Josefa Montalvo y padre de tres hijos, en 1969 fue nombrado director de la Escuela Oficial de Periodismo por Franco, junto con Luis María Ansón como subdirector, y se convirtió en uno de los impulsores de la creación de la Facultad de Ciencias de la Información.

Sin embargo, no todo fue un camino de rosas en su mandato en la Escuela Periodismo, porque, por primera vez en su historia, y bajo su dirección, tuvo lugar la primera huelga general —y única— del centro, con incidentes que duraron varias semanas, en una Escuela que dependía del Gobierno, pero no a través del Ministerio de Educación, sino del de Información y Turismo. El organizador de la huelga y la protesta fue un joven alumno de poco más de veinte años —que entonces militaba clandestinamente en el entonces ilegal Partido Comunista de España— llamado Pío Moa quien, algún tiempo después, sufrió un proceso de radicalización ideológica y política al ingresar en el PCE(r) [Partido Comunista de España (reconstitutido)], partido de la organización terrorista de extrema izquierda los GRAPO (Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre).

En 1976, Romero fue nombrado delegado nacional de Prensa y Radio del Movimiento y fundó una revista semanal, de corta vida, La Jaula.

El periódico El Imparcial, cuya cabecera era propiedad suya, salió a la calle en 1977 con Romero como director y gracias al dinero de un empresario leonés vinculado a Arias Navarro, Domingo López, pero el periódico entró en pérdidas y desapareció y Romero pasó a ocuparse, también durante un breve período de tiempo, del vespertino Informaciones.

En su muy larga trayectoria periodística, además de los medios citados, fue articulista de El País, ABC, El Periódico de Cataluña, Ya e Interviú, entre otros, además de tertuliano y comentarista de diversas cadenas de radio como la COPE o Radio Nacional.

Su prosa corrosiva y brillante no sólo le granjeó seguidores como periodista. Romero supo emprender una exitosa carrera literaria al cobijo del régimen, que le proporcionó numerosos e importantes éxitos en el campo de la novela, el teatro o el ensayo. Sus adaptaciones teatrales tuvieron gran impacto —amplificadas por toda la megafonía propagandística del franquismo— especialmente La muerte de Danton, de Georg Büchner, o Galileo Galilei, de Bertoldt Brecht.

Como periodista y escritor fue galardonado con numerosos premios, como el Francisco Franco, el José Antonio Primo de Rivera, el Mariano de Cavia, el Luca de Tena, el Jaime Balmes, el Mariano José de Larra, el César González Ruano, el Premio Espejo de España, el Premio Planeta en 1957 (por La paz empieza nunca), el Premio Nacional de Literatura en 1963, el Premio Nacional de Periodismo en 1955 y el Premio Ateneo de Sevilla en 1987.

Falleció en Madrid en 2003 como consecuencia de un paro cardíaco.

 

Obras de ~: Los pobres del mundo, desunidos, Madrid, Editora Nacional, 1955; La paz empieza nunca, Barcelona, Planeta, 1958; El vagabundo pasa de largo, Barcelona, Planeta, 1959; Las personas decentes me asustan, Madrid, Afrodisio Aguado, 1964; Cartas a un príncipe, Madrid, Afrodisio Aguado, 1966; Los gallos de Emilio Romero, Barcelona, Planeta, 1968; Todos morían en Casa Manchada, Barcelona, Planeta, 1969; con M. Sánchez del Arco y A. de Miguel, Los 90 ministros de Franco, Madrid, Equipo Mundo, 1970; Mis versos secretos y prosas canallas, Barcelona, Planeta, 1981; Yo fui amante del Rey, Esplugues de Llobregat, Plaza y Janés, 1986; Los papeles reservados de Emilio Romero, Esplugues de Llobregat, Plaza y Janés, 1986, 2 vols.; Testigo de la historia: los cien mejores artículos, Barcelona, Planeta, 1987.

 

Bibl.: E. G. Rico, Emilio Romero, Barcelona, Dopesa, 1972; J. M. Amilibia, El gallo del Franquismo, Madrid, Temas de Hoy, 2005.

 

José Luis Gutiérrez