Ayuda

Herminio Almendros Ibáñez

Biografía

Almendros Ibáñez, Herminio. Almansa (Albacete), 9.X.1898 – La Habana (Cuba), 13.X.1974. Pedagogo, ensayista y narrador.

Nació en Almansa en 1898. En 1918 se graduó en Alicante de maestro de instrucción primaria y en 1925 de doctor en Pedagogía en la Escuela Superior de Magisterio de Madrid. A continuación dirigió la Escuela Comercial Agrícola de León y posteriormente, en Barcelona, se desempeñó como inspector jefe provincial de enseñanza y como profesor de Pedagogía en la Universidad. Fue uno de los principales animadores de la Cooperativa Española de la Imprenta en la Escuela y de la llamada “técnica pedagógica Freinet”.

Al desatarse la Guerra Civil tomó partido a favor de la causa republicana, empuñó las armas y en enero de 1939 se vio obligado a buscar refugio en Francia. A fines del siguiente mes de mayo logró arribar a La Habana.

En un principio trabajó como profesor en la Escuela José Miguel Gómez. En 1940 pasó a ser auxiliar pedagógico del Instituto Cívico Militar de Ceiba del Agua y tradujo del francés varios textos de pedagogía. Junto con Ruth Robés Masses dirigió la revista para niños Ronda (1941-1942). Por este tiempo dictó varios cursos en la entidad feminista Lyceum y Lawn Tennis Club y estuvo entre los fundadores del Colegio Rockefeller. En 1943 tomó parte en la Primera Reunión de Profesores Universitarios Españoles Emigrados, celebrada en la Universidad de La Habana.

Por esta época impartía clases en el Instituto de Arte e Idioma M. Párraga. En 1949 se le designó asesor técnico de la Inspección Escolar, cargo que conservó hasta 1952. En 1950 obtuvo el primer premio en el concurso convocado por la Sociedad Franco-Americana de Cuba para celebrar el tricentenario del natalicio de Descartes con el ensayo La idea de la matemática universal en la obra de Descartes.

En la Universidad de Oriente, de Santiago de Cuba, fue profesor de Pedagogía y más tarde director de la Escuela de Educación, cargos a los que renunció en 1956 al incrementarse la represión de la dictadura de Batista. En 1958, a petición de la UNESCO, ofreció en Caracas un curso para inspectores de educación del continente americano. Junto con el exiliado navarro Francisco Alvero Francés poseyó en la localidad de Marianao la librería Proa. En 1959, tras el triunfo revolucionario, asistió al Congreso Internacional de Educación celebrado en Ginebra y se le nombró director general de Educación Rural del Ministerio de Educación. Al año siguiente fue designado director pedagógico de la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos, de Oriente. En 1962 pasó a dirigir la Editorial Juvenil de la Editorial Nacional de Cuba. Desde 1970 y hasta sus últimos días presidió la Comisión de Español de la Dirección General de Formación del Personal Docente. Escribió numerosos libros de texto de español, algunos en colaboración con Alvero Francés, y se considera que fue quien introdujo en Cuba la escritura scrip. Colaboró en las revistas Bohemia, Lyceum, Casa de las Américas, Anuario Martiano y España Republicana, entre otras. También realizó textos para la enseñanza de álgebra y de geometría en el nivel medio. Es el padre del destacado cineasta Néstor Almendros Cuyás.

 

Obras de ~: Pueblos y leyendas, Barcelona, Seix Barral, 1929; La imprenta en la escuela. La técnica Freinet, Madrid, Publicaciones de la Revista de Pedagogía, 1932; La escritura “Scrip”, La Habana, Selecta, 1945; Oros viejos. Libro de lectura para los grados superiores de la escuela primaria, La Habana, Cultural, 1949; La idea de la matemática universal en la obra de Descartes, La Habana, Neptuno, 1950; La inspección escolar, Santiago de Cuba, Universidad de Oriente, 1952; Lecturas ejemplares.

Aventuras, realidades y fantasías, La Habana, Cultural, 1955; A propósito de la Edad de Oro de José Martí. Notas sobre literatura infantil, Santiago de Cuba, Universidad de Oriente, 1956; Carta a un maestro de una escuela rural, La Habana, Ministerio de Educación, 1960; Cuentos de animales, La Habana, Editorial Juvenil, 1963; Nuestro Martí, La Habana, Editorial Juvenil, 1965; Pasteur y Finlay, La Habana, Editorial Juvenil, 1965; Fiesta Lecturas para niños, Barcelona, Teide, 1967; Martí, México, Oasis, 1969; La escuela moderna: ¿reacción o progreso?, La Habana, Instituto Cubano del Libro, 1985.

 

Bibl.: S. Bueno, “Nuestro Martí, por Herminio Almendros”, en Universidad de La Habana, año 29, n.º 175 (septiembreoctubre, 1965), págs. 163-165; J. Domingo Cuadriello, “Herminio Almendros en su centenario”, en Sic. Revista Literaria y Cultural (Santiago de Cuba), año I, n.º 1 (octubrediciembre, 1998), págs. 21-23; VV. AA., Diccionario de la literatura cubana, vol. I, La Habana, Instituto de Literatura y Lingüística de la Academia de Ciencias de Cuba-Letras Cubanas, 1980, págs. 41-42; D. Ortega González, “Herminio Almendro y el caso de la imprenta escolar en Cuba”, en Actas del III Coloquio Internacional “La literatura y la cultura del exilio republicano español de 1939”, La Habana, Unicornio, 2002, págs. 75-85.

 

Jorge Domingo Cuadriello