Ayuda

Pedro Barrantes

Biografía

Barrantes, Pedro. León, 1865 – Madrid, 10.X.1912. Escritor.

Autor maldito cuya vida es muy poco conocida. Parece que hacia 1870 su familia emigró a Valencia.

Destacó como calígrafo, lo que le valió un puesto como pendolista en el Gobierno Civil. Sus primeras colaboraciones conocidas se publican en el semanario anticlerical Las dominicales del libre pensamiento. Son, en su mayor parte, poesías reivindicativas firmadas en Valencia. Ya en Madrid, Barrantes fue personaje emblemático de la bohemia más desastrada y firmó colaboraciones terriblemente agresivas, aunque cambió en alguna ocasión de bandería. Sus dos primeros libritos, El drama del calvario y Dios, aunque dislocados y extraños, entran en la ortodoxia, mientras que Delirium tremens (1890 y 1910) y Anatemas (1892) son decididamente blasfemos. En su libro siguiente, Tierra y cielo (1896), vuelve a los contenidos religiosos e incluso en 1897 colabora con la prensa ultramontana en publicaciones tales como El Movimiento Católico y La Ilustración Católica. Al poco, retornará al camino rebelde con colaboraciones en revistas sicalípticas, como La Vida Galante y sus libelos que constituyen una invectiva sin piedad contra los personajes tratados. Serán su última publicación fuera de la prensa escrita, exceptuando la segunda edición ampliada de Delirium tremens.

Pero se sabe muy poco de estos tumbos biográficos y literarios que más bien pueden corresponder a necesidades de la vida pícara de Barrantes. Por su trayectoria vital, poco podía llevarle a abrazar las ideas neocatólicas y sí las proclives a anarquismos y revoluciones.

Su vida, recordada por alguno de sus contemporáneos, está llena de episodios desaforados, cómico-dramáticos y a menudo increíbles. Durante unos años se hizo responsable de todos los artículos que se denunciaban en el periódico republicano El País, por lo que pasó muchas temporadas en la cárcel.

De lo que no cabe la menor duda es de su pasión por el alcohol.

De sus cinco libros poéticos, los más interesantes son Delirium tremens y Anatemas, truculentos y dispares, con poemas incendiarios, rebeldes y, a menudo, absurdos, pero siempre con fuerza e interés. Barrantes se alinea en las excrecencias de un romanticismo tremebundo y un gusto exhibicionista por lo “maldito”, que, en ocasiones, alcanza tintes que hoy nos pueden parecer casi cómicos, en los que se mezclan los tintes sociales con un evidente regodeo en lo atroz e, incluso en los poemas con el amor como motivo hay muchas veces elementos necrofílicos. Cantos a la libertad y la revolución, despiadadas invectivas contra el trono y el altar, arengas al pueblo oprimido son sus temas preferidos, todo ello en el estilo bronco y feroz propio del poeta. Evidentemente, las obsesiones de Barrantes pueden conectarse con la emergente literatura anarquista, pero tanto su gusto por lo truculento como la persistencia de motivos e imágenes románticas dan a su literatura un tono especial y sorprendente.

 

Obras de ~: El Drama del Calvario, Madrid, 1887; con S. Nicolau, Dios, Valencia, Casa de Beneficencia, 1888; Delirium tremens, Madrid, Celestino Apaolaza, 1890 (2.ª ed.

corr., Madrid, Pueyo, Biblioteca Hispanoamericana, 1910); Anatemas, Valencia, Imprenta de El Mercantil Valenciano, 1892; Tierra y cielo, Madrid, Imprenta y Litografía del Asilo de Huérfanos del Sagrado Corazón, 1896; El padre Sanz (folleto), Madrid, Antonio Marzo, 1899; Polavieja (folleto), Madrid, Antonio Marzo, 1899; Weyler (folleto), Madrid, Antonio Marzo, 1899.

 

Bibl.: E. Carrère, “Perfil burlesco”, en La canción de la farándula, Madrid, Mundo Latino, s. f., págs. 139-143; M. Machado, “El talón de Barrantes y la chochez del modernismo”, en Arriba, Madrid, 27 de agosto de 1941, pág. 3; P. Baroja, Desde la última vuelta del camino, vol. I, Madrid, Biblioteca Nueva, 1949, págs. 843-845; E. Zamacois, Un hombre que se va [...]: (memorias), Barcelona, AHR, 1964, págs. 188-191 y 242-244; J. Alfonso, Del Madrid del cuplé (Recuerdos pintorescos), Madrid, Cunillera, 1972, págs. 233-234; J. F. Dicenta, La Santa Bohemia, Madrid, Ediciones del Centro, 1976, págs. 107-125; R. Baroja, Gente del 98, Madrid, Cátedra, 1989, págs. 77-80; J. M. de Prada, “Pedro Barrantes, delirante y tremendón”, en Clarín, n.º 16 (julio-agosto de 1998), págs. 48-55; “Galería de raros”, en República de las letras (Madrid), n.º 58 (1998), págs. 75-90; V. Fuentes (ed.), Poesía bohemia española. Antología de temas y figuras, Madrid, Celeste, 1999; A. W. Phillips, En torno a la bohemia madrileña 1890- 1925. Testimonios, personajes y obras, Madrid, Celeste, 1999, págs. 79-83; J. Barreiro, “La poesía atrabiliaria del leonés Pedro Barrantes. Del canto bíblico a la blasfemia”, en J. Serrano Alonso et al., Literatura modernista y tiempo del 98: actas del Congreso Internacional, Lugo, 17 al 20 de noviembre de 1998, Santiago de Compostela, Universidad, 2000, págs. 377-392; Cruces de bohemia: Vidal y Planas, Noel, Retana, Gálvez, Dicenta y Barrantes, ils. de L. Á. Blasco y A. Albericio, Zaragoza, Unaluna, 2001, págs. 181-200.

 

Javier Barreiro