Ayuda

Ángel María Urzaiz y Cuesta

Biografía

Urzáiz y Cuesta, Ángel María. El Puerto de Santa María (Cádiz), 21.II.1856 –Madrid, 1.V.1926. Político, abogado, periodista.

Su padre, Antonio Urzáiz y Castro, era natural de La Coruña, caballero de la Orden de Santiago, secretario de Su Majestad con ejercicio de decretos y brigadier de la Armada Nacional, y se encontraba destinado en esos momentos en El Puerto de Santa María. Su madre era originaria también de Galicia, concretamente de la parroquia de Santiago de Vigo. A la edad de siete años ingresó en un colegio de Vergara (Guipúzcoa), donde permaneció hasta que comenzó sus estudios de Derecho en la Universidad Central de Madrid. Al mismo tiempo colaboró asiduamente como periodista en diversos periódicos, como El Correo, Los Debates y Revista de España. Sus artículos sobre política internacional adquirieron gran fama e importancia en su época. Su carrera política comenzó al ser elegido diputado a Cortes por Pontevedra en las elecciones de 1881, y durante cuarenta años representó a Vigo, excepto en las legislaturas de 1884 y 1891. Fue un gran protector del sector de la conserva en Vigo, al que apoyó durante su época como diputado para que se admitiera de forma temporal hojalata del extranjero, donde se conseguía más barata que en las empresas españolas. También fue gobernador de Córdoba, intendente en la isla de Cuba, en donde vivía su tío Ángel Urzáiz y Castro, caballero de la Orden de Santiago, gentilhombre de Su Majestad y brigadier de la Armada Nacional, residente en La Habana cuando ésta era del dominio español. En 1887 fue subsecretario de Gobernación con el ministro José Luis Albareda.

Entre el 6 de marzo de 1901 y el 19 de marzo de 1902 fue elegido por vez primera ministro de Hacienda en el gabinete de Sagasta, durante la regencia de María Cristina de Habsburgo-Lorena. En aquella época presentó un proyecto de reforma de los Estatutos del Banco de España que fue bien acogido. Ya reinando Alfonso XIII, del 23 de junio al 18 de julio de 1905, nuevamente fue elegido ministro de Hacienda en el gobierno presidido por Montero Ríos, pero se vio obligado a dimitir por prestar su apoyo a la concesión de unos créditos destinados a paliar la crisis económica de Andalucía. En 1908 fundó el diario de carácter liberal La Voz de Vigo. Por último, volvió a ocupar el Ministerio de Hacienda entre el 9 de diciembre de 1915 y el 25 de febrero de 1916 en el gobierno del conde de Romanones. En 1907, afiliado ahora al Partido Maurista, fue nombrado consejero del Consejo de Estado y, en este organismo, intervino en la cuestión relacionada con la pensión al infante don Alfonso, hijo de la princesa de Asturias y de don Carlos. Formuló voto particular contra esta concesión, pero no encontró apoyo en el Gobierno, lo que le obligó a retirarse del Consejo de Estado y a alejarse de la política de Maura, figurando desde entonces como independiente en la Cámara.

Se distinguió por su gran competencia en cuestiones económicas y fue considerado una de las autoridades económicas y financieras más importantes del momento y alcanzó un gran prestigio. Intervino en grandes debates, como el de la ley de azúcares, la de alcoholes, la de comunicaciones marítimas, la de utilidades, la deuda exterior, la del tratado de Marruecos, la de huelgas ferroviarias, entre otras. Siempre fue considerado un ministro íntegro, honrado y tenaz. Tenía un carácter enérgico y fuerte y arraigadas convicciones. Por ejemplo, cuando Francisco Silvela suprimió las cesantías de los ministros, entabló un pleito contencioso-administrativo contra aquella resolución, dándole la razón el Tribunal Supremo.

Como ministro de Hacienda se ocupó de la reforma de la organización de los servicios económicos, de la prohibición de adquirir barras de plata y de la disposición referente al pago en oro de los derechos de Aduanas. En el Consejo de Estado se opuso al pago de reclamaciones injustas y aconsejó el indulto del periodista y activista republicano José Nakens, que había sido acusado de colaborar con el terrorista Mateo Morral, que había arrojado una bomba contra Alfonso XIII y su esposa el día de su boda. Lo que al parecer sí hizo Nakens fue ocultarlo en la redacción de su periódico. En la última etapa de su vida política renunció a su acta de diputado por Vigo al ser designado por el Rey senador con carácter vitalicio, por Real Decreto de 26 de febrero de 1923.

Contrajo matrimonio en 1883 con Adela Cadaval Muñoz, heredera del pazo Cadaval en la feligresía de San Félix de Nigrán, Pontevedra. Tuvo dos hijos, Elodia y Joaquín. Este último, nacido en 1887, se convertiría en el heredero del pazo Cadaval-Urzáiz, y fue también diputado y ministro de Estado en 1935- 1936, durante el gobierno de Manuel Portela Valladares y la presidencia de Niceto Alcalá-Zamora.

El Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, siendo alcalde Ramón Varela Campos, acordó en la sesión de Cabildo de 13 de enero de 1916, dar a la calle conocida hasta entonces como calle de la Plata el nombre del ilustre político Ángel Urzáiz y Cuesta.

 

Fuentes y bibl.: Archivo del Congreso de los Diputados, Serie documentación electoral, 91 n.º 8, 103 n.º 3, 107 n.º 40, 109 n.º 40, 111 n.º 40, 113 n.º 36, 115 n.º 36, 117 n.º 36, 119 n.º 36, 121 n.º 36, 123 n.º 36 , 125 n.º 36, 127 n.º 36, 129 n.º 36, 131 n.º 36, y 133 n.º 36; Archivo del Senado, Expedientes personales, HIS-0485-05.

Fiscalización parlamentaria. Discursos del Excmo. Señor Ángel Urzáiz en el último período de Cortes, Madrid, Est. Tipográfico de A. Marzo, 1915; J. G. Ceballos Teresa, La caída del Sr. Urzáiz: Un caso digno de estudio. Texto impreso, Madrid, Imprenta de Isidoro Perales, 1916; “Un portuense ilustre. Muerte del ex ministro Sr. Urzáiz”, en Revista Portuense (4 de mayo de 1926); VV. AA., Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo- Americana, t. LXV, Bilbao, Madrid, Barcelona, Espasa Calpe, 1929.; M. Veiga Taboada, “Notas para una biografía de Ángel Urzáiz, deputado por Vigo, durante corenta años”, en Boletín del Instituto de Estudios Vigueses, n.º 10 (2004); “Ángel Urzaiz el diputado que ayudó a los conserveros”, en La Voz de Galicia, 19 de enero 2007; R. Rodríguez Fernández-Broullón, “El pazo Cadaval-Urzáiz, en Nigrán. Crónica y relatorio de un señorío secular (s. xvi-xx)”, en www.pdf.depontevedra.es/ ga/109/fMwjcxaNuL.pdf; “Escuela Técnica de Ingeniería técnica industrial. Universidad de Vigo. Historia. Evolución de la Enseñanza de la Ingeniería Industrial”, en www.eueti.uvigo.es/ euiti/historia.pha.

 

Ana Becerra Fabra