Ayuda

Francisco Remigio Castellanos

Biografía

Castellanos Hernansanz, Manuel. Priego (Cuenca), 15.I.1843 – Santiago de Compostela (La Coruña), 25.V.1911. Franciscano (OFM), autor de la única historia general de Marruecos en español.

Con la apertura del Colegio de Priego —el primero que los franciscanos restauraron tras la exclaustración y supresión en España, en 1836, de las órdenes religiosas—, el joven Manuel Castellanos Hernansanz fue uno de los primeros en optar por la vida franciscana en dicho convento-colegio, en 1858. Trasladada su comunidad, cuatro años más tarde, al más amplio Colegio de Misiones de Santiago de Compostela, seguía siendo uno de sus miembros, y en esta ciudad fue ordenado sacerdote en 1867. Este mismo año fue destinado a la misión franciscana de Marruecos, donde permaneció casi una década, durante la cual “hice —escribía él— unos 70 viajes dentro de Marruecos”.

Retornó a Santiago como profesor del colegio, tarea que, en 1882, continuó en Chipiona como uno de los fundadores del nuevo Colegio de Misiones en esta localidad gaditana. Después de pasar algún tiempo en Orihuela (Alicante) y Madrid, le destinaron a Roma, con el encargo de ordenar el archivo general de la Orden franciscana. En 1888 estaba nuevamente en el Colegio de Santiago, como profesor en este centro y en el seminario diocesano, con rango éste de universidad pontificia. Por esos años, dio a luz algunos artículos y folletos sobre temática exclusivamente religioso- litúrgica. La actividad docente y literaria no fue, sin embargo, su principal tarea, pues le atraía más la pastoral a través de aldeas, villas y ciudades de Galicia, entregado a lo que él llamaba sus “sermoncicos aldeanescos”; si bien, dedicaba algún tiempo también al perfeccionamiento y continuación de la obra por la que es más conocido.

Durante el período precolonial y colonial marroquí, la figura de Castellanos fue, en efecto, muy divulgada por los que buscaban conocer o informar sobre la historia pasada del imperio de Marruecos: él era el único español que la había estructurado de forma general, pues Jerónimo Becker lo haría mucho más tarde y sólo como prólogo al estudio de la penetración europea en aquel país. No hizo investigación propia, sino que hábilmente supo recoger y recopilar lo escrito sobre la misma en otras lenguas. Algo semejante realizó sobre la historia multisecular de la Orden franciscana en aquel país. La parte de su Historia de Marruecos dedicada a la exposición sociogeográfica de las ciudades del Marruecos de su tiempo es lo más personal, bien que las aportaciones de otros misioneros en la misma estén comprobadas. De todas formas, la abundante literatura sociohistórica existente en español sobre Marruecos en el último tercio del siglo xix y primera mitad del xx está ampliamente basada en la obra de Castellanos.

 

Obras de ~: Descripción histórica de Marruecos y Breve reseña de sus dinastías o Apuntes para servir a la historia del Magreb, Santiago de Compostela, Imprenta de El Boletín Eclesiástico, 1878 (2.ª ed., Orihuela, Imprenta de Santa Ana, 1884); Apostolado Seráfico en Marruecos, o sea, Historia de las Misiones Franciscanas en aquel Imperio desde el siglo xiii hasta nuestros días, Santiago de Compostela, Biblioteca de El Eco Franciscano, 1896; Historia de Marruecos, Tánger, Imprenta hispanoarábiga de la Misión Católica, 1898 (2.ª ed. corr. y aum. por fray S. Eiján, Madrid, Imprenta Cándido Bermejo, 1946, 2 vols.).

 

Bibl.: J. L. Soto Pérez, “Un siglo de historia literaria (1862- 1962). Noticia bio-bibliográfica sobre los religiosos hijos del Colegio de Misioneros Franciscanos para Tierra Santa y Marruecos de Santiago de Compostela”, en Liceo Franciscano, 45- 48 (1962), págs. 13-750; R. Lourido Díaz, “El P. Castellanos y su Historia de Marruecos: Aproximación a sus fuentes y las aportaciones extrañas”, en VV. AA., Homenaje al Profesor Carlos Posac, t. III, Ceuta, Instituto de Estudios Ceutíes, 1998, págs. 171-190; H. Priego Sánchez-Morate y J. A. Silva Herranz, Diccionario de personajes conquenses (nacidos antes del año 1900), Cuenca, Diputación Provincial de Cuenca, 2002.

 

Ramón Lourido Díaz