Ayuda

Juan Víctor Abargues de Sostén

Biografía

Abargues de Sostén, Juan Víctor. Valencia, 1845 – Madrid, 1920. Arquitecto y explorador.

Poco se sabe de la vida de este explorador antes de sus viajes por África. Se sitúa su nacimiento en Valencia en 1845, aunque también hay quien lo sitúa en el continente africano un año más tarde.

Después de cursar estudios de arquitectura, se trasladó a África Central, desde donde viajará hacia Egipto. En 1876, es encargado por el rey Alfonso XII para adquirir animales del Nilo que pudiesen engrosar los jardines de la Casa Real. También se le nombra corresponsal en Egipto del Museo Arqueológico Nacional, encargado de la recolección de piezas para las colecciones del Museo, y también en ese mismo año Abargues solicita su nombramiento de algún cargo consular, pero la falta de respuesta le obliga a regresar a España.

A su vuelta, es nombrado académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en marzo de 1877, nombramiento que le abrirá las puertas para que la Asociación española para la Exploración de África, con el apoyo del marqués de Urquijo y de la Sociedad Geográfica de Madrid, le encargara la expedición al mar Rojo, Abisinia y África Oriental.

Su viaje comienza en 1880, llegando a Suez un año más tarde. En su Resumen sobre los intereses comerciales de España en el mar Rojo y la necesidad de consulados y factorías para el desarrollo de nuestro comercio y como apoyo de nuestras comunicaciones con Filipinas, presentado ante la Sociedad Geográfica de Madrid en 1883, Abargues hace una exhaustiva descripción de la geografía, los pueblos, la fauna y la cultura, aunque siempre haciendo hincapié en los aspectos económicos y comerciales beneficiosos para España. Con este informe conseguirá que sea nombrado socio corresponsal de la Sociedad Geográfica de Madrid y, como él quería desde sus tiempos de Egipto, cónsul honorario en Yedda, desde donde comenzaría a estudiar posibles ubicaciones para puertos comerciales españoles.

A partir de aquí se vuelven a tener pocas noticias de su vida. Seguiría con su misión, esta vez desde Egipto, de búsqueda de enclaves propicios en el mar Rojo. El resto de su tiempo lo dedicaría a estudios antropológicos y arqueológicos, como años atrás, así como a la literatura, escribiendo una novela histórica publicada en Egipto en 1895.

Sus últimos años los pasará en Madrid, buscando, sin éxito, financiación y apoyo para sus proyectos de expedición por Egipto y Oriente Medio. No será hasta 1917, en medio de una precaria situación económica, cuando reciba un nuevo destino, esta vez por encargo de la Compañía Española de Colonización, en Larache, Marruecos, pero por un breve espacio de tiempo, hasta que los sucesores de su benefactor en la Compañía, Rafael de Roda, deciden prescindir de él. Sus dos últimos años de vida los volverá a pasar en un deplorable estado de miseria, no sin cejar en su empeño de apoyo para llevar a cabo sus planes expedicionarios.

Rendido al fin, morirá retirado en un asilo en 1920.

 

Obras de~: “Noticias acerca de la expedición científica, geográfica y comercial realizada en el África Oriental. Conferencia pronunciada el 20 de febrero de 1883 por D. Juan Víctor Abargués de Sostén”, en Boletín de la Sociedad Geográfica de Madrid, XV (1883), págs. 233-325.

 

Bibl.: F. Barras y de Aragón, “Viajeros españoles de los siglos XIX y XX. Estudios bio-bibliográficos”, en Boletín de la Real Sociedad Geográfica, LXXXVIII (1952), págs. 7-109; V. García Figueras, “Don Juan Víctor Abargues de Sostén, explorador de Abisinia. Una figura poco conocida de los exploradores españoles en África en el siglo XIX”, en Archivos del Instituto de Estudios Africanos, año 1, n.º 2 (1947), págs. 91-107; M. Gómez de Valenzuela, “Juan Víctor Abargues, un viajero del XIX por el Nilo”, en Sociedad Geográfica Española, 11 (2002), págs. 108-111; M. Mañé Rodríguez, “Don Juan Víctor Abargues de Sostén y la presencia española en el Mar Rojo y Abisinia a finales del siglo xix”, en Revista Arbor, CLXXX (2005), págs. 825-842.

 

Rodrigo Lucía Castejón