Ayuda

Juan Gaspar Roig y Jalpí

Biografía

Roig y Jalpí, Juan Gaspar. Blanes (Gerona), 1624 – Barcelona, 1691. Religioso mínimo (OM), teólogo, cronista real, historiador.

Hijo del marinero Gabriel Roig y de María Jalpí Borrell, fue bautizado en junio de 1624 en la iglesia parroquial de Santa María de Blanes.

Entró joven en la Orden de los Mínimos y, aunque suele indicarse que lo hizo en el Convento de Gerona, esto no aparece suficientemente avalado por la documentación, a tenor de la cual resulta más probable que lo hiciera en el más cercano Convento de Hostalric; sí se sabe que durante los hechos del “Corpus de Sangre” estuvo en Barcelona, donde profesó en el verano de 1641. Aparece en 1655, ya como predicador, ejerciendo en Barcelona el cargo de secretario de la comunidad mínima. Cuatro años más tarde, por muerte de fray Antonio Ferrer, pasó a gobernar la provincia mínima catalana como vicario. Participó en 1661, en calidad de comisionado por Cataluña, en el capítulo general de la Orden celebrado en Barcelona; aquel mismo año fue elegido corrector de la comunidad mínima barcelonesa. En 1667 era vicario corrector del Convento de Gerona. En 1670, todavía conventual de Gerona, se hallaba en la Corte, donde recababa ayuda al vicecanciller de Aragón para la reconstrucción de su convento. En el verano de 1672 se encontraba nuevamente en Barcelona, donde protocolizó un cuaderno por él escrito relativo al origen e historia de la Casa de Blanes. A sus títulos de examinador sinodal de los obispados de Barcelona y Gerona y del priorato de Meyá se añadió en 11 de julio de 1673 el de cronista de su Majestad para la Corona de Aragón. Se encontraba en Gerona cuando la ciudad fue asediada por los franceses en mayo de 1675.

En 1683, siendo nuevamente provincial y además vicario general, bendijo la iglesia del Convento de San Francisco de Paula de Manresa. Dos años después, nuevamente como comisionado de la provincia catalana, participó en el capítulo general minimita que se celebró en Marsella. Estando en Blanes, sufrió una apoplejía que le dejó paralizada la parte derecha del cuerpo; incapaz de abandonar su labor cronística, escribió con la mano izquierda varias obras, entre ellas la historia de Manresa, que vería la luz después de su muerte. En 1691 falleció en Barcelona; su cadáver fue enterrado en la bóveda sepulcral de la comunidad, debajo de la que fue capilla de la Tercera Orden.

Erudito incansable, desarrolló una importante actividad como historiador, investigando, no siempre con facilidades, en archivos y bibliotecas. A esta ansia de saber y de transmitir, reflejada también especialmente en su preocupación por la formación dentro de la provincia catalana de los Mínimos, de cuyo bajo nivel se lamentó explícitamente y para cuya solución no dudó en recabar la ayuda de sus contactos en la Corte, se unía un fervoroso amor a su patria catalana, a cuyo ensalzamiento orientó buena parte de su obra.

Tal apasionamiento le llevó hasta el campo de la atribución de antigüedades materiales a diversas localidades, en la línea de las tendencias de la época. Incurso en el contexto polémico-político de su tiempo, defensor de la peculiaridad catalana, pero al mismo tiempo alejado de toda francofilia y fiel súbdito de la Monarquía hispánica, el mínimo llegó incluso a la falsificación en orden a justificar algunas de sus aserciones.

Así, Coll i Alentorn le atribuyó con razones históricas de solidez bien fundamentada, que apenas suscitaron sino una leve y aislada oposición blandense, la redacción del Libre de feyts d’armes atribuido a mossén Bernat Boades (párroco de Blanes fallecido en 1444), cuyo carácter de falsa crónica medieval, ya apuntado en 1931 por Giménez Soler, fue también corroborado desde el punto de vista lingüístico por Martín de Riquer. Si con ello se reduce el prestigio de historiador del mínimo, especialmente cuando relata hechos pretéritos, en no menor proporción hay que reconocerle una cierta valía literaria en cuanto al intento de pergeñar un lenguaje arcaizante que consiguió engañar a los eruditos de su tiempo; el Pseudo-Boades ha sido calificado como el mejor libro escrito en prosa durante la decadencia de la literatura catalana en la Edad Moderna. Al parecer, Roig y Jalpí habría intervenido también en la redacción de los Cronicones de Liberato, de Huberto y de Bernat Rivera. Dejó a su muerte varias obras manuscritas, algunas de las cuales se han perdido.

 

Obras de ~: Blanda laletánica illustrada, Barcelona, 1661 (inéd.); Aliento en la adversidad, el Taumaturgo de Paula S. Francisco, Fundador de la Religión de los Mínimos, Barcelona, 1662; Modo per a cumplir ab la obligació del rezo del divinal offici y celebració del inefable sacrifici de la missa: tret de la Instrucció de sacerdots que compongué lo venerable pare D. Antonio de Molina, Barcelona, Imprenta Antonio Lacaballería, 1663; Sermó dels illustríssims màrtyrs y patrons de la antiga vila de Blanes, del bisbat de Girona, sant Bonoso y sant Maximiano, Barcelona, Imprenta Antonio Lacavalleria, 1664; Catálogo paralipómeno de los santos indígenas y advenas del Principado de Cathaluña y sus condados, s. l., 1664 (inéd.); Tratado de las excelencias y antiguedades del Priorato de Santa María de Meyá en el Principado de Cathaluña, Gerona, Imprenta Gerónimo Pallol, 1668 (ed. moderna Lérida, Academia Bibliográfica Mariana, 1881); Reales elogios de Cathaluña ilustrados y aumentados, s. l., 1673 (inéd.); Libro donde por ABCDARIO se van anotando varias cosas historiales, s. l., 1673 (inéd.); Crónica General de Cataluña, s. l., 1674 (inéd.); Libre de feyts d’armes de Catalunya (de Bernat Boades), s. l., 1675 (atrib.); Resumen historial de las grandezas y antigüedades de la ciudad de Gerona, y cosas memorables suyas Eclesiasticas y Seculares, assi de nuestros tiempos como de los passados. Vida, martyrio y patrocinio de San Narciso. Y defensa de la entrada de Carlos el Grande en Cataluña, Barcelona, Imprenta Jacinto Andreu, 1678; Vida de San Francisco de Sales, s. l., 1678 (inéd.); Verdad triunfante. Discurso histórico-apologético por el capítulo XXII de la Primera parte del Resumen Historial de las Grandezas y Antigüedades de la ciudad de Gerona, Barcelona, Imprenta Jacinto Andreu, 1680; Sermón históricopanegírico del Illustríssimo Mártyr S.Christóval, predicado en la muy Illustre y antiquíssima Parroquial de S.María del Mar de la Ciudad de Barcelona el año 1680 a 10 de julio, Barcelona, Imprenta Jacinto Andreu, 1683; Dulze desengaño histórico del año cierto en que se fundó la sagrada, inclyta, real, militar Orden de Nuestra Señora de la Merced, Barcelona, Imprenta Jacinto Andreu, 1684; Noticias de Cataluña, s. l., 1690 (inéd.); Epítome histórico de la muy ilustre Ciudad de Manresa, Barcelona, Imprenta Jaime Suriá, 1692; Vida de la gloriosa Santa Sotera en Palamós, s. l., s. f. (ed. en Barcelona, La Catalana, 1901).

 

Bibl.: A. Merino y J. de la Canal, España Sagrada, vol. XLIV, tratado LXXXII, Madrid, Imprenta José del Collado, 1826, págs. 244-249; F. Torres Amat, Memorias para ayudar a formar un Diccionario Crítico de los Escritores Catalanes, Barcelona, Imprenta J. Verdaguer, 1836, págs. 559-561; J. Corminas, Suplemento a las Memorias que publicó Félix Torres Amat, Burgos, Imprenta de Arnaiz, 1849, págs. 226- 227; G. M. Roberti, Disegno storico dell’Ordine de’Minimi dalla morte del Santo istitutore fino ai nostri tempi (1507- 1907), vol. II, Roma, Società tipografico-editrice Romana, 1908, págs. 657-658; F. Martí Albanell, “Fray Juan Gaspar Roig Jalpí”, en Almanaque de San Francisco de Paula, V (1926), págs. 117-130; M. Coll i Alentorn, “El problema de l’autenticitat del ‘Libre de feyts d’armes de Catalunya’”, en B. Boades, Libre de feyts d’armes de Catalunya, vol. IV, Barcelona, Barcino, 1948, págs. 11-89; M. de Riquer, “Examen lingüístico del ‘Llibre dels feyts d’armes de Catalunya’”, en Boletín de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona, 21 (1948), págs. 247-274; V. Coma Soley, ¿Quién escribió el “Llibre dels feyts d’armes de Catalunya”?, Blanes, La Estampa, 1948; Autenticidad de la crónica de Bernardo Boades, Blanes, Proa, 1949; Jaime Ferrer de Blanes y el descubrimiento de América. Fr. Roig Jalpí, víctima de los errores de unos eruditos. El cronista Bernat Boades y la filología, Barcelona, 1952; J. M. Madurell Marimón, “La Crónica de la Casa de Blanes de Fray Juan Gaspar Roig y Jalpí”, en Analecta Sacra Tarraconensia, 25 (1952), págs. 375-397; J. M. Pons Guri, “Roig y Jalpí y el Prior de Meyá”, en Anales del Instituto de Estudios Gerundenses, 14 (1960), págs. 39-81; M. de Riquer, Història de la literatura catalana, vol. III, Barcelona, Ariel, 1964, págs. 654-658; J. Vives, “Roig y Jalpí, Juan Gaspar”, en Q. Aldea Vaquero, T. Marín Martínez y J. Vives Gatell (dirs.), Diccionario de Historia Eclesiástica de España, vol. III, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Enrique Flórez, 1973, págs. 2106-2107; J. Marqués i Casanovas, “Tercer centenari del llibre de Roig i Jalpí sobre Girona”, en Revista de Girona, 24 (1978), págs. 437-440; L. Batlle i Prats, “Dos manuscrits inèdits del P.Joan Gaspar Roig i Jalpí”, en Annals de l’Institut d’Estudis Gironins, 26 (1982), págs. 209-214; P. Gerez i Alum, L’impenitent germà de Roig i Jalpí, Barcelona, Ediciones del Roig, 1990; J. Bada y G. Samper, Catalonia religiosa. Atles històric, dels origens als nostres dies, Barcelona, Claret, 1991, págs. 454-455; F. Rocafiguera García, “Roig i Jalpí, Joan Gaspar”, en R. Corts Blay, J. Galtés Pujol y A. Manent Segimon (dirs.), Diccionari d’història eclesiàstica de Catalunya, vol. III, Barcelona, Generalitat y Claret, 2001, pág. 280; J. M. Marqués i Planagumá, “Roig i Jalpí, Joan Gaspar”, en A. Simón i Tarrés (dir.), Diccionari d’Historiografia Catalana, Barcelona, Enciclopèdia Catalana, 2003, págs. 1023-1024.

 

José María Prunés Casterás, OM