Ayuda

Antonio Cano Manuel

Biografía

Cano Manuel, Antonio. Chinchilla (Albacete), 1722 – c. 1800. Magistrado, fiscal del Consejo Real de Navarra y del de Castilla, consejero del Consejo Real de Castilla y de la Cámara.

Fue colegial de San Fulgencio de Murcia, donde co­incidirá con su futuro protector José Moñino, conde de Floridablanca. En 1751 aprobó como abogado de la Chancillería de Granada y cuatro años más tarde se colegia en el Colegio de la Corte. Después de ejer­cer algunos años la abogacía, comenzó en la carrera de la toga ocupando una fiscalía del Consejo de Na­varra, para la que fue nombrado según resolución a una consulta de la Cámara del 20 de abril de 1774, en la que iba propuesto en segundo lugar. Como fis­cal de ese consejo despachó asuntos extraordinarios tales como la inundación del Ebro, la epidemia que afectó al ganado, dos quintas, el alistamiento y planos que levantó del reino navarro, cuatro indultos gene­rales y dos levas. Carlos IV, por influencia de su mi­nistro interino de Justicia, conde de Floridablanca, le nombra el 22 de abril de 1783 fiscal del Consejo de Castilla. Sucedía al conde de Campomanes, pro­movido al Consejo y Cámara. Por fallecimiento de Pedro José Valiente resultó vacante la plaza de nú­mero del Consejo Real que servía. Para ella propo­nía el 16 de diciembre de 1789 la Cámara, en primer lugar por mayoría a Felipe Díez de Quijada, a conti­nuación, y por unanimidad, a Benito Ramón de Her­mida, y en tercer lugar por mayoría a Juan Gabriel Tenreyro. Entre los propuestos no figuraba el albace­teño. Pero Carlos IV, merced al decidido apoyo del conde de Floridablanca, eligió consejero de Castilla a Cano Manuel. Al mismo tiempo ingresó también en el Consejo de la Cámara. La caída de Floridablanca conllevó la separación de éste de su cargo el 6 de octu­bre de 1792. Confinado a la ciudadela de Barcelona, al día siguiente el consejero Domingo Codina, acom­pañado de varios soldados, se encargó de ejecutar su salida. Cano Manuel permaneció preso en la Ciudad Condal hasta que una real orden despachada por el ministro de Justicia el 12 de abril de 1794 ordenó levantar su arresto, y se le concedieron doce mil rea­les anuales por vía de limosna. Cano Manuel fijó su residencia en su pueblo natal, donde falleció. Dos so­brinos suyos, Antonio y Vicente Cano-Manuel y Ra­mírez de Arellano, ambos liberales, fueron en la etapa constitucional ministros de Justicia y presidentes del Supremo Tribunal de Justicia.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General de Simancas, Dirección General del Tesoro, invent. 13, leg. 4; Archivo Histórico Na­cional, Consejos, leg. 11887; Estado, legs. 6380 y 6404.P. Molas Ribalta, “Los Fiscales de la Cámara de Castilla”, en Cuadernos de Historia Moderna, 14 (1993), págs. 11-28; R. Gómez Rivero, El Ministerio de Justicia en España (1714-1812), Madrid, Centro de Estudios Políticos y Constitucio­nales, 1999; P. Molas Ribalta, Los magistrados de la Ilustra­ción, Madrid, Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, 2000.

 

Ricardo mez Rivero