Ayuda

Eusebio Molina Serrano

Biografía

Molina Serrano, Eusebio. Calzada de Calatrava (Ciudad Real), 14.VI.1853 – Madrid, 22.I.1924. Veterinario, militar.

Ingresó en la Escuela de Veterinaria de Córdoba en septiembre de 1870, y con brillante expediente terminó la carrera el 3 de febrero de 1874. Pocos meses después, aprobó las oposiciones al Cuerpo de Veterinaria Militar, en las que, por su sólida preparación, obtuvo el número uno, con fecha 1 de julio de 1874.

Después de varios destinos marchó voluntario a fin de 1877 al Tercio de la Guardia Civil de Puerto Rico, donde permaneció hasta 1887, año en que regresó a la Península, y entonces empezó ya su época de lucha activa y militante en defensa de la veterinaria, militar y civil, logrando conquistas importantes, que le erigieron en el líder indiscutible de la misma. Marcó un hito tan destacado en el discurrir de la veterinaria hispana que, con toda propiedad, puede hablarse de la veterinaria anterior a Molina y la posterior a él. En 1903 por destino militar fue a Valencia, y su Colegio profesional le recibió con entusiasmo, enviándole un telegrama de salutación como campeón entusiasta del reformismo veterinario, siendo elegido presidente del mismo, logrando bajo su mandato la publicación de la Real Orden de 30 de junio de 1904, que lo declaraba Corporación Oficial, siendo éste el primer Colegio Veterinario Oficial. Posteriormente organizó la celebración en la misma ciudad, de la I Asamblea Nacional de Veterinarios del país y fue secretario en la II Asamblea celebrada en Madrid en 1907.

El 15 de junio de 1917 se retiró por edad con el grado de coronel, teniendo la elegancia de cesar en igual fecha la publicación de su revista: La Gaceta de Ciencias Pecuarias, que tenía desde 1892, como propietario y director. A instancia de Molina nació en 1897, semejante a las Reales Corporaciones, la Academia Científico-Profesional Veterinaria, dentro de la Sociedad Madrileña Fomento de las Artes, de la que fue secretario en sus primeros años de actividad.

Eusebio Molina, como todas las figuras que se agigantan con el paso del tiempo, vivió tantos años por delante de la realidad que muchas de sus pretensiones para la veterinaria española les parecían, a la mayoría de los colegas, sueños quiméricos, propios de un alucinado, sobre todo en el siglo XIX. Su impulso renovador se hizo sentir en todos los estamentos y facetas de la veterinaria española, con reconocimiento y elogios de personalidades veterinarias y de otras profesiones, y de la sociedad de la época.

Su amor a la ciencia y profesión veterinarias quedó plasmado en los más de cinco mil trabajos, unos firmados con seudónimo y otros con su nombre, que los investigadores han catalogado. Formó parte de la Comisión Nacional de Sanidad constituida en 1902 que organizó los Colegios Oficiales de Sanidad, Farmacia y Veterinaria. Fue nombrado presidente de honor de numerosos colegios profesionales veterinarios.

Tuvo muchos premios por su labor, tanto en la Península, como en Puerto Rico, y condecoraciones logradas por su esfuerzo en duras competiciones. Su pueblo natal le dedicó una calle: “Coronel Molina”, en 1911. A los treinta y siete años de su muerte (1954) le fue tributado por la veterinaria española un homenaje en las antiguas dependencias del Laboratorio y Parque Central de Veterinaria Militar en Madrid.

Con fecha de 24 de enero de 1989 por Orden de la Capitanía General de la 1.ª Región Militar Centro n.º 12 con sede en Madrid, al Centro Militar de Veterinaria, ubicado en Campamento (Madrid) le fue comunicado que el acuartelamiento que ocupa dicho centro se denominaría a partir de la fecha señalada “Acuartelamiento Coronel Molina”.

En el año 2003 se celebró el 150 aniversario del nacimiento de Eusebio Molina, para recordar la obra de esta figura egregia de la ciencia veterinaria.

El Ayuntamiento de Calzada de Calatrava en 2005 le nombró Hijo Predilecto y, en su Centro Cultural Rafael Serrano, inauguró la exposición temporal los días 21 al 24 de marzo de 2006, sobre El tiempo y la obra de Molina, con gran éxito.

El Colegio Oficial de Veterinarios de Ciudad Real, con motivo de su centenario, constituyó el 30 de noviembre del año 2005 la Fundación Eusebio Molina Serrano, con fines científico-cultural y social. El famoso político veterinario Félix Gordón Ordás, con orgullo, proclamaba que se consideraba hijo espiritual de Molina.

Eusebio Molina forma parte de la historia de la ciencia y del pensamiento científico español. Su obra ha sido reconocida en el ámbito de las ciencias de la salud y de la zootecnia.

 

Obras de ~: Las razas bovinas que pueblan esta isla; descripción de las modificaciones que ha producido el clima, Ponce (Puerto Rico), 1882; La reforma veterinaria, Madrid, Imprenta R. Álvarez, 1884; Industria pecuaria hípica. Estudio de la raza caballar de Puerto Rico, Puerto Rico, 1887; De Rebus Militae. Racional y científica organización de todos los servicios que directa e indirectamente se refieren al ganado militar, Sevilla, Imprenta de J. Cano, 1889; Proyecto de ley de Policía sanitaria de los animales domésticos, Madrid, Imprenta R. Álvarez, 1898; Higiene y policía sanitaria de las habitaciones del ganado militar, Madrid, Imp. R. Álvarez, 1898; Cría Caballar y Remonta, Madrid, Imprenta R. Álvarez, 1899; Enfermedades del Aparato Digestivo en los Animales Domésticos, Madrid, Imprenta R. Álvarez, 1900; La Medicina Zoológica. Reformas que deben introducirse en la enseñanza y ejercicio de la veterinaria, Madrid, Imprenta H. de R. Álvarez, 1900: La Medicina Veterinaria y los Profesores Veterinarios, Madrid, Imprenta H. de R. Álvarez, 1900; Una visita a la Exposición Hípica de Vicennes, Madrid, Imprenta H. de R. Álvarez, 1901; Peligros de la Alimentación por las Carnes de Matadero y Medios de evitarlos, Madrid, Imprenta H. de R. Álvarez, 1902; La glosopeda y el zotal, Madrid, Imprenta H. de R. Álvarez, 1902; Policía sanitaria. Profilaxis y tratamiento de las enfermedades infecto-contagiosas de los animales, Madrid, Imprenta M. G. Hernández, 1902; Comunicaciones sobre policía pecuaria y cría caballar. Presentadas al Congreso Nacional de Ganaderos, Madrid, Imprenta H. de R. Álvarez; 1904; Pepitoria pecuaria. Estudios sobre el ganado caballar. Zootecnia. Higiene, etc., Madrid, Imprenta H. de R. Álvarez, 1910.

 

Bibl.: C. Sanz Egaña, Historia de la Veterinaria Española, Madrid, Espasa Calpe, 1941, passim; Homenaje de la Clase Veterinaria Española al Coronel Veterinario D. Eusebio Molina Serrano, Madrid, Onofre Alonso, 1955, pág. 119; V. Serrano Tomé, Historia del Cuerpo de Veterinaria militar, Madrid, Imprenta Fareso, 1971, passim; V. Serrano Tomé, “Eusebio Molina Serrano (1853-1924)”, en VV. AA., Semblanzas Veterinarias, t. I, León, Imprenta Valder, 1973, págs. 79-86; L. Saiz Moreno, “Ciudad Real Cuna de Ilustres Veterinarios: D. Eusebio Molina Serrano”, en Cuadernos de Estudios Manchegos, n.º 15 (diciembre de 1984), págs. 211-220; E. Castella Bertrán, G. González González, J. M. Pérez García, L. Saiz Moreno, V. Serrano Tomé y G. Suárez Fernández, Libro Conmemorativo del Bicentenario de la Facultad de Veterinaria, 1793-1993, Madrid, Editorial Complutense, 1993, págs. 79-89; J. M. Pérez García, El Cuerpo de Veterinaria Militar, 1845-1995. Efemérides de un largo recorrido, Madrid, Imprenta Ministerio de Defensa. Secretaría General Técnica, 1995, págs. 49, 62, 79-80, 82, 88, 153, 157 y 161; J. M. Etxaniz Makazaga, Félix Gordón Ordás y sus circunstancias. Apuntes para su biografía, León, Grana Artes Gráficas, 2003, págs. 9-10, 47, 51-52, 78, 95-98, 101 y 109; VV. AA., 150 Aniversario del Nacimiento de Eusebio Molina Serrano (1853-1924), Madrid, Centro Militar de Veterinaria de la Defensa, 2003, pág. 113; J. M. Etxaniz Macazaga, Aportación Vallisoletana a la Historia de la Veterinaria, Valladolid, de la Iglesia Impresores (Zamora), Colegio Oficial de Veterinarios 1905-2005, 2005, págs. 82-97, 106, 207, 404 y 501; M. Castaño Rosado, E. Castellá Bertrán, M. García Alonso, E. Jordá Trillo, L. A. Moreno Fernández Caparrós, J. M. Pérez García, J. Sánchez de Lollano Prieto y J. Zúñiga Jiménez, Cien Años de Historia del Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid (1905-2005). Libro Conmemorativo, Madrid, Colegio de Veterinarios, 2005, págs. 28, 44, 47, 58, 81 y 182.

 

José Manuel Pérez García