Ayuda

Ibn Jafaya

Biografía

IBN JAFĀŶA: Abū Ishāq Ibrāhīm b. Jafā’a. Alcira (Valencia), 1058 – 1138. Poeta árabe andalusí.

Ibn Jafā’a nació en Ŷazīrat žuqr (la isla del Júcar), o Alcira, una de las provincias orientales de al-Andalus, quizá la más próspera, llamada a desempeñar en la política y en la cultura un importante papel en la época del esplendor de los Reinos de Taifas.

Ibn Jafā’a nació en el seno de una familia de cierto rango, siendo su padre un pequeño terrateniente cuyas propiedades permitían llevar a su familia una vida acomodada y disfrutar de cierta holgura económica.

Sobre la infancia de este poeta no han quedado datos, pero debió de estudiar el Corán y la Tradición como era costumbre que hicieran los niños de la época. Su formación posterior la recibió en Murcia y Játiva, ciudades en las que residían importantes intelectuales. Fue allí donde accedió a una sólida educación en ciencias religiosas y también en lengua y literatura árabes. Ibn Jafā’a sintió mayor inclinación por los estudios literarios, en particular por la poesía. Siguió ampliando su formación literaria de forma autodidacta mediante la lectura de los divanes de los grandes poetas árabes orientales, cuyos poemas ya estaban ampliamente difundidos en al-Andalus.

Ibn Jafā’a apenas salió de Alcira y sus escasos viajes se limitaron la mayoría a la región levantina de al-Andalus, efectuando breves estadías en Valencia, Murcia y Játiva. En alguna ocasión se desplazó a las ciudades costeras de Tánger, Tetuán y Ceuta. Su delicada y precaria salud así como su buena posición económica fueron quizá los motivos por los que trató de llevar una vida tranquila e independiente en Alcira.

La producción poética de Ibn Jafā’a puede estructurarse en dos etapas marcadas por las circunstancias políticas y sociales del momento. Durante la primera mitad de su vida, en la que gozó de la estabilidad, cultivó una poesía independiente, pero cuando tenía unos cuarenta años dejó temporalmente la literatura. Este hecho coincidió con la toma de Valencia; sin embargo, cuando los almorávides llegaron al poder, vuelve a la poesía para convertirse en poeta áulico y escribe abundantes y extensos panegíricos dedicados a emires, gobernadores y amigos.

Para el estudio de su poesía se dispone de su diwan, compilado por el mismo Ibn Jafā’a, quien probablemente hacia el final de su vida lo revisó y lo retocó. Los poemas recogidos son unos doscientos.

Ibn Jafā’a fue un poeta de formación neoclásica, cuyos modelos literarios los buscó en los más célebres poetas árabes orientales. No obstante, en su poesía se transparenta el interés por la forma: figuras retóricas, ritmo y musicalidad del verso.

Los temas de su poesía son los siguientes: el laudatorio, de pura inspiración neoclásica; el elegíaco, dedicando por lo general los trenos a sus amigos; el ascético, de inspiración tradicional; el báquico, donde destacan las imágenes evocadoras de los sentidos del gusto y el olfato; y el tema erótico, siempre muy moderado y también enmarcado en los esquemas poéticos tradicionales.

Sin embargo, la inspiración en la naturaleza como motivo literario es el aspecto más destacable y original de su poesía. No en vano Ibn Jafā’a es conocido por al- Ŷannān, el jardinero o el poeta de los jardines de al-Andalus, pues consiguió como pocos evocar la naturaleza en múltiples imágenes, siendo uno de los primeros en expresar el sentimiento por el paisaje: los fenómenos atmosféricos, la noche, el firmamento, los ríos, los montes, los árboles, las flores, los frutos y los animales.

La variedad léxica utilizada en sus descripciones refleja su sólida formación neoclásica, pero su interés por la innovación de los procedimientos estilísticos de la comparación y la metáfora, unido a la inspiración poética en los paisajes de su tierra natal le otorgan a su obra poética una impronta particular, siendo uno de los poetas modernistas más importantes de la literatura árabe de al-Andalus.

Es por todo ello por lo que tanto en el Oriente como en el Occidente árabe será considerado el poeta andalusí de la naturaleza por antonomasia.

Obras de ~: Dīwān o colección de poesías, s. l., c. 1100 (ed. de M. an-Na’’ari, El Cairo, 1869; K. al-BUSTĀNI, Beirut, 1951 y 1961; M. GĀz•, Ibn Jafā’a. Dīwān, Alejandría, 1960).

Bibl.: H. Pérès, La poésie andalouse en arabe classique au XIème siècle, París, Maisonneuve, 1937 (trad. de M. García Arenal, Esplendor de al-Andalus, Madrid, Hiperión, 1983); E. García Gómez, Poemas arábigo-andaluces, Buenos Aires, Austral, 1942; Y. Rikab•, Fī-l-adab al-andalusī, El Cairo, 1960; J. T. Monroe, “Hispano-Arabic Poetry during the Almoravid Period: Theory and Practice”, en Viator, 4 (1973), págs. 65-98; M. Sobh, Ibn Jafā’a de Alcira. Antología Poética. Edición trilingüe (árabe, castellano, valenciano), Valencia, Ayuntamiento, 1986; H. HaŶŶaŶ•, Vida y obra de Ibn Jafā’a, poeta andalusí. (Traducción de María Paz Lecea), Madrid, Hiperión, 1992; M.ª J. Rubiera Mata, Literatura hispano-árabe, Madrid, Mapfre, 1992; T. Garulo, La literatura árabe de al-Andalus durante el siglo XI, Madrid, Hiperión, 1998.

Ingrid Bejarano Escanilla