Ayuda

Antonio Marín de la Bárcena

Biografía

Marín de la Bárcena, Antonio. Granada, 20.VIII.1858 – 6.X.1930. Jurista, diputado en Cortes, magistrado, presidente del Tribunal Supremo.

Cursó en la Universidad de Granada las licenciaturas de Derecho y Filosofía y Letras, obteniendo en esta última Premio Extraordinario. En la Universidad Central de Madrid se doctoró en ambas Facultades y en el año 1881 obtuvo el número uno en las oposiciones al Cuerpo Jurídico Militar, por lo que desempeñó el cargo de teniente auditor en las Capitanías Generales de Granada y Navarra. Fue fiscal del Juzgado de Guerra de La Habana y auditor en la Comandancia General de las Villas en 1884. Llegó a desempeñar el cargo de abogado fiscal y teniente fiscal togado del Consejo Supremo de Guerra y Marina, representando a la Fiscalía Togada en el Congreso de Jurisconsultos Españoles de 1886. Marín de la Bárcena desempeñó también los cargos de auditor en las Capitanías Generales de Extremadura y Galicia y fue nombrado vocal de la Comisión Codificadora de Guerra y Marina.

Entre los años 1897 a 1904 ejerció la abogacía en Madrid. Y de vuelta a la Administración ocupó el cargo de director general de Administración Pública en el Ministerio de la Gobernación desde 1907 a 1909. Fruto de esta etapa en la Administración fue su libro Apuntes para el estudio y la organización en España de las Instituciones de Beneficencia y Previsión.

Por Real Decreto de 1 de octubre de 1909 fue nombrado magistrado de la Sala de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Supremo, en la vacante que había producido el señor Ciudad y Aurioles.

Por Real Decreto de 27 de mayo de 1916 Su Majestad el Rey lo nombró consejero del Real Consejo de Sanidad, y así apareció publicado en la Gaceta de Madrid del día 29 de mayo, refrendado por el entonces ministro de la Gobernación Antonio Goicoechea.

En virtud de la Real Orden de 22 de abril de 1926, y en cumplimiento de lo dispuesto en el Real Decreto de 9 de abril, reorganizando la Junta Superior de Beneficencia, el presidente del Consejo de Ministros, Miguel Primo de Rivera, le nombró vocal electivo de dicha Junta, siendo ya magistrado, presidente de Sala del Tribunal Supremo.

Por Real Decreto de 27 de abril de 1930, atendiendo a las circunstancias que concurren en el biografiado, y de acuerdo con el Consejo de Ministros, Su Majestad el Rey, con el refrendo del ministro de Justicia y Culto, el señor Estrada y Estrada, le nombró presidente del Tribunal Supremo, en la vacante que había producido Francisco García-Goyena.

 

Obras de ~: Apuntes para el estudio y la organización en España de las Instituciones de Beneficencia y Previsión, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1909.

 

Fuentes: Archivo Histórico del Senado, Expediente personal, HIS-0267-03.

 

José Manuel González Porras