Ayuda

Josep Berga Boix

Biografía

Berga Boix, Josep. La Pinya, Vall de Bas (Gerona), 25.X.1837 – Olot (Gerona), 8.X.1914. Pintor, maestro y escritor.

Nació en el seno de una humilde familia de campesinos, sin más opciones, prácticamente, que ser analfabeto como la mayoría de los jóvenes de la población rural española de mediados del siglo xix. Pero unos frailes exclaustrados por la desamortización de Mendizábal, retirados en su casa solariega del valle, instruían a los jóvenes de la zona, entre los cuales estaba Berga. Los frailes vieron en el joven unas dotes excepcionales y la única forma posible de cultivarlas eran los estudios eclesiásticos. Así, en 1852 entró en el Preceptorio de Olot, dependiente del obispado de Gerona, para iniciar el estudio de Humanidades, hasta 1855. Al mismo tiempo estaba matriculado en la Escuela Pública de Dibujo de Olot, dirigida por el maestro Narcís Pascual. De 1855 a 1864 permaneció en el Seminario Conciliar de Gerona, que abandonó al finalizar el sexto curso de Teología, el penúltimo curso de carrera. Los estudiantes no vivían en el seminario, sino en posadas o casas particulares, lo que les permitía continuar los contactos con el mundo artístico y de esta forma tener encargos. El de mayor envergadura fue decorar parte de la iglesia de Castellfollit de la Roca, en el verano de 1856. Los primeros dibujos a lápiz y aguadas que se conocen están fechados ese mismo año, en los que las figuras humanas están mucho mejor resueltas que los paisajes, lo que resulta normal, ya que la formación académica hacía hincapié en los estudios anatómicos y no se impartían conocimientos de paisaje. No obstante, éste era el principal interés del pintor y durante los últimos años de la década de los cincuenta y en la siguiente abundan las composiciones hechas del natural. Una vez abandonado el seminario, da clases de Dibujo en el Colegio de Gerona, una institución dependiente del obispado, y a la vez hace de delineante del arquitecto Martí Sureda.

Aprovecha todo el tiempo libre para pintar y participa por primera vez en la Sociedad para las Exposiciones de Bellas Artes de Barcelona en 1868. Este mismo año manifiesta su talante antirrevolucionario, con motivo de la Revolución de septiembre, al salvar un cuadro de Isabel II (a pesar de su ideología carlista) que estaba en el Ayuntamiento de Gerona. Este hecho, junto con algunos escritos que publicó en la prensa carlista gerundense, le aconsejaron exiliarse a Francia por temor a represalias; allí residió en Perpiñán, Ceret y otras poblaciones de la zona de habla catalana. Estuvo en contacto con pintores franceses que conocían el pleinarismo de Barbizon. A los pocos meses regresa a Gerona para participar en las oposiciones para cubrir la vacante de la Escuela de Dibujo de Olot, dado que su director había muerto en aquel año de 1869.

La renovación pedagógica que habría significado Berga no pudo ser y, como contrapunto, un grupo de notables crearon en Olot el Centro Artístico, una sociedad donde podían practicar las distintas formas artísticas a la manera de taller, en la cual se disponía de modelo y de una nutrida biblioteca especializada en libros franceses de tema artístico, así como de otras ramas del saber. En el centro también se impartían clases para niños, responsabilidad que encomendaron a Berga hasta el año 1877. La Tercera Guerra Carlista tuvo una especial virulencia en la zona de Olot, y Berga optó nuevamente por el exilio de 1873 a 1875, residiendo en la misma zona de la vez anterior. Sus paisajes cada vez estaban mejor resueltos, con una rica paleta de un sinfín de gamas cromáticas. Su producción es, mayormente, de pequeños formatos: los esbozos hechos a plein air, y en pocas ocasiones pudo pintar telas de mayores dimensiones dado el poco interés que despertaba su arte, en parte por el gran desconocimiento del mismo. Sus mejores telas están a caballo del cambio de siglo, y en ellas abundan las cimas de las montañas de la Garrotxa, su comarca, donde se representa una infinidad de cadenas montañosas, hasta las cimas de los Pirineos que cierran el horizonte. Fue el impulsor de la Escuela de Olot, una de las escuelas que, a partir de Barbizon, nacieron en distintas regiones del continente.

Desde 1879, Berga también cultivó la literatura en la prensa de Olot y publicó una serie de relatos y novelas costumbristas. Fue un dinamizador excelente de la vida cultural olotense, y el primer gerente de la industria de imaginería religiosa El Arte Cristiano, desde su fundación en 1880 hasta 1886. Desde 1877 dirigió la Escuela de Dibujo de Olot, donde fue un pedagogo excepcional, que supo entusiasmar a sus alumnos, y de sus aulas salió un conjunto de pintores y escultores que han conseguido una fama reconocida. Ejerció la docencia ininterrumpidamente desde 1864 hasta su muerte, ocurrida en 1914, a los setenta y siete años. Tuvo pocos reconocimientos en vida, el más importante fue ser nombrado académico de la Real Academia de San Fernando de Madrid, como tributo de reconocimiento de uno de sus alumnos: el escultor Miquel Blay.

 

Obras de ~: Retrat d’un captaire, óleo sobre cartón, 1868; Carles VII, 1870; Cette, 1874; Capella de Ntra. Sra. de la Guia.

Olot, 1877; Sometent a Catalunya, 1877; Vora riu, 1881; Aplec, 1886; Aplec a l’ermita, 1900; La vall d’Olot, 1901; Paisatge amb el Pirineu nevat, 1904; Paisatge nevat, 1907; El roure, 1909.

Escritos: L’estudiant de la Garrotxa, Barcelona, La Ilustració Catalana, 1895; Un retrato esborrat, Barcelona, La Renaixensa, 1897; “L’art a Olot en el segle xix”, en Revista Olotina, Olot, 1905; Mar de Brutícia, Barcelona, Biblioteca Catalonia, 1906; Llegendes de la comarca d’Olot, Olot, Imprenta Bonet, 1914; Narracions, Barcelona, Lectures Populars, 1915; Clareta, Olot, Imprenta Planadevall, 1917; Lo casal del roure (inéd.).

 

Bibl.: J. Saderra, “En Joseph Berga y Boix”, en El Deber, 28 de noviembre de 1914, págs. 755-763; J. M. Capdevila, “L’avi Berga”, en Amics i terra amiga (1932), págs. 31-33; J. Garganta, “El pintor Josep Berga i Boix”, en Revista de Catalunya, n.º 84 (15 de marzo de 1938), págs. 341-374; J. M. Mir Mas de Xexas, “Los directores de la Escuela de Bellas Artes de Olot. José Berga (1837-1914)”, en Revista de Gerona, n.º 29 (1964), págs. 75-77; R. Grabolosa, Olot, en les arts i en les lletres, Barcelona, Dirosa, 1974; J. Danés, Història d’Olot, vol. XXVIII, Olot, Ajuntament, 1977-2003; F. Fontbona, El paisatgisme a Catalunya, Barcelona, Destino, 1979; “Del neoclassicisme a la restauració 1808-1888”, en Història de l’art català, vol. VI, Barcelona, Edicions 62, 1983; VV. AA., L’escola d’Olot J. Berga J. Vayreda M. Vayreda, catálogo, Olot-Barcelona, Museu Comarcal de la Garrotxa y Fundació “La Caixa”, 1993 (con los siguientes artículos: J. Canal, “Història de dos Paisatges. L’Escola d’Olot i la recreació de la muntanya catalana”; J. Castellanos, “L’Escola d’Olot: entre l’acceptació i el rebuig”; F. Fontbona, “El paisatge en l’art europeu”, y J. Sala, “L’Escola d’Olot”); J. Sala Plana, Josep Berga i Boix (1837-1914) L’intèrpret d’una època, Olot, Llibres de Batet, 2000; M. A. Arnau y J. Sala “Josep Berga i Boix, 1837 1914”, en Història de la Garrotxa, Gerona, Diputación, 2008, págs. 608-612.

 

Joan Sala Plana