Ayuda

Antonio Ronquillo Briceño

Biografía

Ronquillo Briceño, Antonio. Conde de Gramedo (III). Madrid, 19.X.1633 baut. – ?, 12.X.1710. Consejero de Inquisición, gobernador de la Sala de alcaldes de Casa y Corte.

Fue bautizado en la parroquia de Santiago de Madrid el día 19 de octubre de 1633. Hijo de Antonio Ronquillo Cuevas, natural de Arévalo (Ávila), comendador de la Orden de Alcántara, del Consejo de Castilla, gran canciller de Milán, embajador en Roma y virrey de Sicilia; y de María Jacinta Briceño Osorio de Duero, señora de las villas de Granero, Piquillos y Villaquisida y dueña de honor de la Reina.

Fue colegial del Mayor de Oviedo en Salamanca. Se graduó como licenciado. Nombrado oidor y fiscal de la Chancillería de Valladolid. Durante su estancia en esta Chancillería se casó con Ana Antonia Ramos del Manzano y del Portillo, quinta y última hija de Francisco Ramos del Manzano y Portillo, I conde de Francos, maestro de Carlos II, del Consejo de Castilla y de la Cámara, presidente del Consejo de Indias. Su suegro le facilitó la entrada en el Consejo de Indias, siendo nombrado consejero el día 18 de octubre de 1674. El 26 de junio de 1683 el rey Carlos II le hizo merced de la Encomienda de Palomas, en la Orden de Santiago, cuyo título le fue otorgado el 27 de septiembre, habiéndosele concedido el hábito el día 23 de dicho mes.

Comendador de Laguna Rota. Miembro del Consejo Real. Elegido consejero de Inquisición el 14 de enero de 1685 y designado, en este mismo año, gobernador de la Sala de alcaldes de Casa y Corte.

Al fallecimiento de su suegro en febrero de 1683 y habiéndole premuerto sus cuatro hijos mayores, sucedió en la merced de conde de Francos la única hija que restaba, Ana Antonia Ramos del Manzano, esposa de Antonio Ronquillo Briceño, que usara este título hasta que en 1693, después de pagar aplazadamente la media annata, sucedió en la merced de conde de Gramedo a su hermano Pedro Ronquillo Briceño, que había fallecido sin descendencia en agosto de 1691 en Londres, donde ejercía las funciones de embajador. También por designación de primer dignatario, sucedió a su cuñado Carlos Briceño y Coloma, I marqués de Villanueva de las Torres, que había casado con su hermana María Teresa, de cuya unión no obtuvieron descendencia.

El día 1 de septiembre de 1700, Antonio Ronquillo asistió como juez a la apertura del testamento de Carlos II y al año siguiente estuvo en el reconocimiento de los poderes de los comisarios de las ciudades para el juramento del rey Felipe V. Después, se retiró de la vida pública, pues, en 1705, ya aparecía su hermano Francisco Ronquillo Briceño, entonces presidente del Consejo de Castilla, usando los títulos de conde de Gramedo y marqués de Villanueva de las Torres, sucediendo en dichas mercedes, posiblemente, a sabiendas Antonio Ronquillo Briceño de que moriría sin descendencia de su matrimonio con la II condesa de Francos, por haberle premuerto su única hija, Ángela.

 

Fuentes y bibl.: Archivo Histórico Nacional, Inquisición, lib. 300, fol. 347r.; lib. 1340, fol. 86r.; leg. 3547, exp. 1; Microfilm, caja 1579, rollo 10211-10215; Órdenes Militares, Santiago, expedientillo 4967; Archivo Histórico Provincial, Protocolos, 14485, fol. 513.

J. A. Álvarez y Baena, Hijos de Madrid ilustres en santidad, dignidades, armas, ciencias y artes: Diccionario histórico por el orden alfabético de sus nombres [...], t. I, Madrid, Benito Cano, 1789-1791, págs. 169-170; E. Schäfer, El Consejo Real y Supremo de las Indias, t. I, Sevilla, Imprenta Carmona, 1935, pág. 363; G. Maura Gamazo, duque de Maura, Correspondencia entre dos embajadores 1689-1691 Pedro Ronquillo y el Marqués de Cogolludo, Madrid, Real Academia de la Historia, 1951, págs. 18-19; J. Fayard, Los ministros del Consejo Real de Castilla (1621-1788). Informes biográficos, Madrid, Hidalguía- Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Salazar y Castro, 1982, pág. 79.

 

Isabel Mendoza García y Teresa Sánchez Rivilla