Ayuda

Juan Antonio Ripa Blanque

Biografía

Ripa Blanque, Juan Antonio. Tarazona (Zaragoza), 27.XII.1721 baut. – Sevilla, 3.XI.1795. Maestro de capilla y compositor.

El acta de su bautismo, que, fechada en el 27 de diciembre de 1721, se ha encontrado en la parroquia de San Andrés de la Catedral de Tarazona (Zaragoza), es el primer documento que habla de él. El 15 de enero de 1733 fue admitido como infante de coro de esa misma Catedral y hasta que el 23 de julio de 1740 el Cabildo le concedió una licencia para ir a Estella (Navarra), las actas capitulares de la mencionada Catedral no vuelven a hablar de él. Como todo joven, tuvo su época de rebeldía y una pequeña aventura le mantuvo alejado del servicio a la Catedral durante algunos meses de 1741. Pero la gran estima que el Cabildo le profesaba hizo que, no sólo le perdonase, sino que, incluso, tras estudiar en el Seminario de esa ciudad, fuese enviado a Zaragoza a estudiar Órgano (Actas Capitulares, AC, de 8 de enero de 1745 y de 6 de marzo de 1745) hasta que el 30 de diciembre de 1745 fue llamado a Tarazona para encargarse del magisterio de capilla (4 de febrero de 1746) con un aumento de 15 escudos sobre los que ya gozaba como infante.

Dada su juventud, y por tanto su poca experiencia, fueron varias las ocasiones en las que Ripa tuvo enfrentamientos con los músicos de la Capilla (AC de 2 de marzo de 1746 y de 4 de febrero de 1747). Dado el corto salario que gozaba, el 30 de marzo de 1749 solicitó un aumento del mismo o que, en su defecto, se le autorizase a ir a oponerse a una plaza de tenor en la Catedral de Pamplona. A pesar de conseguir el aumento pedido, el 30 de junio de 1752 solicitó licencia para oponerse al magisterio de capilla de Valladolid.

Ripa continuó en Tarazona hasta que el 21 de agosto de 1753 se despidió de la Catedral de Tarazona por haber ganado, en oposición a la que también se presentaron Francisco Antonio Fuentes y Pascual de Fuentes, las plazas de maestro de capilla y de rector del Colegio San José de infantes de coro de la Catedral de Cuenca por promoción de su anterior titular, Juan Manuel del Barrio, a la organistía mayor de la misma Catedral (Actas Capitulares de la Catedral de Cuenca, ACCU, de 3 de abril de 1753). Ripa permaneció en Cuenca hasta que el 11 de marzo de 1758 se despidió sin informar claramente de las razones de su marcha. Lo cierto es que había obtenido la plaza de maestro de capilla del Convento de las Descalzas Reales de Durante su estancia en Madrid, Ripa, a petición de Soler, accedió a realizar la censura de la Llave de la modulación [...] (1762). Ripa permaneció en Madrid hasta el momento de ser nombrado maestro de capilla de la Catedral de Sevilla (22 de junio de 1768), cargo éste que ya había pretendido sin éxito en 1757 y que desempeñaría ininterrumpidamente hasta el momento de su muerte. En esta época la valía de Ripa empezó a ser reconocida incluso fuera de nuestras fronteras siendo numerosas las catedrales, colegiatas, etc., que solicitaban sus obras para formar parte de su repertorio. Asimismo, recorrió España formando parte de los tribunales de oposición a las plazas de maestros de capilla. Durante su estancia en Sevilla debió de ser profesor del Colegio de San Isidoro de Sevilla. Desternes-Chandet informa de que Ripa estuvo en Nápoles estudiando Canto en las famosas escuelas napolitanas. Lo cierto es que el 26 de octubre de 1787, Ripa ingresó en la Academia Filarmónica de Bolonia (Italia) enviando para ello los Responsorios a due cori con instrumenti. En atención a su lamentable estado de salud, el Cabildo sevillano le concedió, el 13 de junio de 1789, la jubilación “con todos sus sueldos y preeminencias”. Para sucederle fue elegido Domingo Arquimbau, quien tomó posesión de su puesto el 6 de noviembre de 1795.

El 3 de noviembre de 1797, la Gazeta de Madrid publicaba un anuncio de la Catedral de Sevilla por el que se ponían a la venta todas sus obras. El 21 de febrero de 1798 era el Diario de Madrid el que editaba otro anuncio en la misma línea. Estas ventas pudieron ser el origen de la gran dispersión en la que se encuentra su producción, ya que son casi una treintena los archivos en los que se conserva su producción musical. Al margen de las a continuación relacionadas, el archivo de Música de la Catedral de Sevilla conserva unas ciento cincuenta obras de Ripa. Es de señalar, asimismo, el extraño hecho de que en Tarazona, ciudad natal y lugar donde estuvo de maestro de capilla durante algunos años, no se conserve obra alguna. Toda la producción conservada es religiosa y, en una abrumadora mayoría, villancicos en lengua castellana. Eslava publicó un Stabat Mater y una Misa (incompleta y con numerosas variantes con respecto al original), que Fernando J. Cabañas publicó en 1991, completa y con un estudio comparativo. Además, Samuel Claro publicó un Magnificat. El resto de su producción se encuentra sin publicar, aunque parece ser que los seises de la Catedral de Sevilla cantaban, hasta hace poco, obras de Ripa.

 

Obras de ~: (selección) Al mar de las desgracias, Vill, 1768, E:Mn; Alégrate oh mortal, Recitado y Aria al Nacimiento, S, vns, fls y ac, 1768, E:OV; Alégrate, oh mortal naturaleza, Vill de calenda, 1769, E:Mn; Ah, zagalejos, Vill para la Epifanía, 1769, PE:Archivo Arzobispal de Lima; A Belén zagales, Vill de calenda, 1769, E:Mn; Adorad, mortales, Vill, 1769, E:Mn; Adorad, pastores, Vill de calenda, 1770, E:Mn; Al Niño, que grande, Vill de Adoración, 1771, E:Mn; Ah, pastor de los felices, Vill de calenda, 1772, E:Mn; Al bosque, al valle, al llano, a la montaña, Vill de calenda, 1773, E:Mn; Ah! monstruo turbulento, Vill, Recitado y Aria, S, vns, tps y ac, 1773, E:Mn y OV; Al son de la tonadilla, Vill para los seises, 1774, E:Mn; Al son de una sordina pavorosa, Vill de calenda, 1775, E:Mn; Alegre un pastor se viene, Vill de calenda, 1775, E:Mn; A la mejor Sunamitis, Vill de calenda, 1776, E:Mn; Al portal en esta noche, Vill y Pastorela a los Reyes, 8 VV, vns, tps y ac, 1776, E:CU y Mn; Ah! del monte, Consonancia de los Santos Reyes, 1776, E:Mn; Albricias, gran Dios, Vill de calenda, 1777, E:Mn; Ah! tirano cruel, Vill de calenda, 1777, E:Mn; Ahora si que muestras tus hazañas, Vill, 1778, E:Mn; A marchar tocan los reyes, Vill, 1778, E:Mn; A Belén los pastorcillos, Vill, 1779, E:Mn; Afectos sabios, Vill, 1780, E:Mn; Ah! de la oscura noche de la pena, Vill, 1780, E:Mn; ¡Ah! de la noche oscura, Aria, S, vns, obs, tps y ac, E:OV; Al horno, zagales que siendo el trabajo de gusto y solaz, Vill de Navidad, 8 VV, vns, obs, tps y ac, E:SA; Aleph. Cogitavit Dominus, Lam 3.ª del Jueves, S, vns, fls y ac, E:catedral de Jerez de la Frontera; A combatir, PE: catedral de Lima.

 

Bibl.: H. Eslava, Lira Sacro Hispana. Siglo XVIII, t. I, secc. 2.ª, Madrid, 1852-1860; F. Muelas, Los villancicos de mi catedral, Cuenca, Diputación Provincial, 1967; F. J. Cabañas Alamán y G. Martínez, El Villancico y la Navidad en la catedral de Cuenca, Cuenca, Caja Provincial de Ahorros, 1971; R. Navarro Gonzalo, Los Maestros de Capilla de la catedral de Cuenca desde el siglo XVI hasta hoy, Cuenca, CUI, 1974; A. Martín Moreno, Historia de la música española. 4. Siglo XVIII, Madrid, Alianza Editorial, 1985; M. Martínez Millán, Historia musical de la catedral de Cuenca, Cuenca, Diputación Provincial, 1988; F. J. Cabañas Alamán, Misa a cuatro y a ocho, con violines y trompas ad libitum, de Juan Antonio Ripa Blanque, Cuenca, Ayuntamiento, 1991; El Maestro de Capilla Juan Antonio Ripa Blanque (1721- 1795), Cuenca, Diputación Provincial, 1998; “Ripa Blanque, Juan Antonio”, en E. Casares Rodicio (dir. y coord.), Diccionario de la música española e hispanoamericana, vol. IX, Madrid, Sociedad General de Autores y Editores, 1999, págs. 203-206; Los infantes de coro del “Colegio San José” de la catedral de Cuenca, Cuenca, Diputación Provincial, 2003.

 

Fernando J. Cabañas Alamán