Ayuda

Galo Leoz Ortín

Biografía

Leoz Ortín, Galo. Alcañiz (Teruel), 22.IV.1879 – Madrid, 23.I.1990. Médico, oftalmólogo.

Estudió la carrera de Medicina en la Facultad de Madrid, siendo alumno interno en la cátedra de Cirugía que regentaba José Ribera Sans y asistiendo al laboratorio de Santiago Ramón y Cajal. Al acabar sus estudios, comenzó su relación con la Oftalmología tras ingresar como médico interno en la Clínica Oftalmológica del Hospital General de Madrid, que dirigía Sinforiano García Mansilla. A partir de entonces, simultaneó su trabajo en el laboratorio de Cajal y en la clínica de García Mansilla. Completó su formación en el Hospital Lariboisière, centro de referencia mundial en ese momento en la especialidad, junto a Victor Morax. En 1907 accedió al grado de doctor con la tesis titulada Tratamiento general de la sífilis ocular.

Junto a Félix Fernández Balbuena, Manuel Márquez Rodríguez y Manuel López Enríquez, fue uno de los pioneros de una oftalmología distinta, en la que la formación neurohistológica tuvo gran relevancia.

Se distinguió por ser uno de neurooftalmólogos pertenecientes a la escuela de Cajal, trabajando junto a él y Jorge Francisco Tello y Muñoz en aspectos muy diversos y campos muy variados. Realizó brillantes contribuciones sobre los injertos del nervio ciático en el nervio óptico en conejos, observando en sus preparaciones cómo se ponía en marcha en estos casos un crecimiento axonal estimulado por las células de Schwann, las cuales experimentaban previamente, según sus observaciones, una degeneración waleriana.

Defendió que si se añadían sustancias tróficas, los retoños nacidos del cabo retiniano del nervio óptico recobrarían su capacidad embrionaria de crecer con cierta rapidez, y que la falta de regeneración del sistema nervioso central habría que buscarla en la falta de dichas sustancias y no en su propia capacidad.

De interés fueron igualmente sus estudios experimentales sobre queratoplastias, realizando trasplante de ojo a ojo y observando que la regeneración nerviosa en la córnea trasplantada tenía éxito o no en función de la capacidad técnica durante la intervención y en que la unión debía ser perfecta en los bordes, teniendo poco valor la unión de la superficie. Sus estudios sobre queratoplastias tuvieron continuidad en la obra de Ramón Castroviejo. Junto a Lorenzo Ruiz Arcaute, con el que trabajó en profundidad sobre las posibilidades de regeneración de la retina, propuso el término de pseudorretina para referirse a la intensidad con que aparecen los fenómenos regenerativos.

Junto a su hijo y discípulo Gustavo Leoz de la Fuente, continuó su obra hasta su fallecimiento, ocurrido a la edad de ciento diez años. Realizó numerosas publicaciones destacando entre otras las referidas al nervio óptico y la retina, sobre la queratoplastia, las hemoriderosis oculares así como su monografía sobre las Queratitis agudas más frecuentes y queratitis parasitarias.

Fue presidente de la Sociedad de Oftalmología Hispanoamericana (1932-1941) y de la Sección de Oftalmología del Congreso Nacional de Medicina (1918). En 1960 recibió el Premio de la Real Academia Nacional de Medicina.

 

Obras de ~: con L. Ruiz Arcaute, Procesos regenerativos del nervio óptico y retina con ocasión de injertos nerviosos, Madrid, Trabajos de Investigaciones Biológicas de la Universidad de Madrid, Hijos de Nicolás Moya, 1913; Queratitis agudas más frecuentes y queratitis parasitarias, Madrid, Editorial Saturnino Calleja, 1920; Degeneración pigmentaria de la retina, Madrid, Bermejo Impresor, 1945.

 

Bibl.: A. Bergua Aznar, Galo Leoz Ortín: ciencia y rebeldía, Alcañiz, Centro de Estudios Bajoaragoneses, 1988; J. L. Cotalo, E. Hernández, J. L. Munoa y G. Leoz, Historia de la Oftalmología Española, Madrid, Sociedad Española de Oftalmología, 1993, págs. 281-283; M. Díaz-Rubio, Médicos españoles del siglo xx. Segunda serie, Madrid, You & Us, 2003.

 

Manuel Díaz-Rubio García