Ayuda

Gregorio de Argaiz

Biografía

Argáiz, Gregorio de. Arnedo (La Rioja), III.1602 – Madrid, 3.VIII.1678. Benedictino (OSB), historiador y cronista.

Fue bautizado el 17 de marzo de 1602 y aunque se perdieron los documentos de limpieza de sangre, obligatorios antes de profesar y aun de vestir el hábito, se sabe que, tras estudiar gramática latina en Logroño, tomó el hábito benedictino en el célebre monasterio burgalés de San Salvador de Oña el 11 de marzo de 1618. Emitió su profesión en 1619 y pasó a estudiar al colegio de Teología y Filosofía de Samos, donde tuvo como lector a fray Benito de la Serna, profeso de San Benito de Sevilla —que luego sería abad de su monasterio de profesión y del de Eslonza y también abad general de la Congregación (1637-1641)—, por maestro de estudiantes a fray Jerónimo de Arroyo, y por pasante al burgalés fray Martín de Riaño, burgalés, profeso de San Juan de Burgos, de donde fue abad, que más tarde sería abad general de la Congregación (1649). Después pasó a estudiar Teología al colegio máximo de San Vicente de Salamanca, donde fue también archivero, y posteriormente regresó a su monasterio de Oña, donde registró su rico archivo.

También estuvo algunas temporadas en San Pedro del Romeral y en el monasterio de Santa María la Real de Nájera, y diez años (1649-1659) entre Guinicio y el monasterio de Nuestra Señora del Espino (Burgos), lugares todos muy a propósito para dedicarse a escribir sus obras, todas de tema histórico. Poco antes de morir, el venerable Juan de Palafox, obispo de Osma, le llamó para catalogar el archivo de la catedral del Burgo de Osma y escribir la historia de la diócesis (1659-1665), hallándose en 1659 a la muerte de este venerable prelado, de quien escribió la primera biografía.

Desde 1667 se trasladó al monasterio de San Martín de Madrid, para estar al cuidado de la impresión de los diecisiete volúmenes suyos que han llegado hasta nosotros, y allí murió a los setenta y seis años de edad, siendo cronista general de la Congregación de San Benito de Valladolid desde el Capítulo General de 1665.

Publicó diversas obras de tema histórico, como Corona real de España por España (Madrid, 1668), que fue combatida por el marqués de Mondéjar; Instrucción histórica y apologética para religiosos, eclesiásticos y seglares (Madrid, 1675), para responder a Pedro Fernández del Pulgar y al jerónimo fray Hermenegildo de San Pablo —“fanático” defensor de su Orden, como le llama el también jerónimo moderno, fray Ignacio de Madrid—; La verdad en su punto (Madrid, 1676), en respuesta a su enemigo literario número uno, José Pellicer, a quien había dirigido también el escrito anterior, pues los tres le acusaban de falsario y fabuloso, y Población eclesiástica de España, en cuatro volúmenes (Madrid, 1667-1669). Todas estas obras están basadas en las noticias sacadas de los falsos cronicones descubiertos en su tiempo y en defensa de los mismos y de sus descubridores y divulgadores. Fue víctima de su amigo Antonio de Nobis, conocido por el seudónimo de Antonio Lupián de Zapata, archivero de la catedral de Burgos y en mala hora inventor del falso cronicón de Humberto, que Argaiz defendió a capa y espada llevado de su simplicidad, contra el parecer del cardenal Sfondrati y otros estudiosos, en especial los mencionados José Pellicer y fray Hermenegildo de San Pablo, lo que dio lugar a una polémica larga y virulenta que le desacreditó para siempre. No obstante, se debe decir que en general es un autor fiable, como ya indicó el padre Enrique Flórez, en lo que escribe desde el siglo x hasta su tiempo, porque registró muchos archivos y documentos. A partir de la década de 1670 su investigación se apoya más en las fuentes documentales archivísticas, más que en los cronicones, y así son las biografías: La soledad y el campo laureados por el solitario de Roma y el labrador de Madrid, San Benito y San Isidro (Madrid, 1671); La soledad laureada por San Benito y sus hijos en las Iglesias de España, en siete volúmenes (Madrid, 1675), donde, provincia tras provincia eclesiástica, trata de demostrar que en el origen de todas las sedes españolas estaba presente el elemento monástico y benedictino; La Perla de Cataluña. Historia de Nuestra Señora de Monserrate (Madrid, 1677), que trata de la historia de aquel monasterio-santuario célebre en toda Europa y aun en Centroeuropa, México y Lima, donde incluye muchos escritores benedictinos españoles y los abadologios de los monasterios que no incluyó el padre Yepes en su Corónica, especialmente catalanes, o los completa a partir de donde los dejó el padre Yepes hasta su tiempo, por lo que es de fiar cuanto refiere acerca de hechos y personas contemporáneos suyos; y, por último, Vida y escritos del V. Varón Gregorio López (Madrid, 1678 y 1679), que contiene la biografía de este venerable y su tratado sobre el Apocalipsis.

Dejó manuscritas algunas obras, entre ellas una Respuesta a un basilio sobre precedencias de las Órdenes de San Benito y San Basilio; Memorias ilustres de la Santa Iglesia y Obispado de Osma (1661), que luego utilizó Loperráez; Vida del venerable Juan de Palafox y Mendoza, obispo de Osma; Historia de los abades de San Millán de la Cogolla; Genealogía de los Condes de Salinas y Ribadeo, Pastrana e Híjar, Cifuentes y de los Marqueses de Montemayor, y Vida y milagros de Santo Toribio, obispo de Palencia. Sus obras son un arsenal o selva, donde se hallan preciosas noticias que hay que saber escoger dejando de lado las que extrae de los falsos cronicones. El valor, pues, de sus aportaciones históricas, depende en último término de las fuentes de donde las toma. El cardenal benedictino José Sáenz de Aguirre dice que a fray Gregorio de Argaiz le jugó una mala pasada su gran simplicidad en admitir como verdaderos los falsos cronicones, mientras que otros opinan, en cambio, que si los defendió tan acérrimamente fue cual otro Don Quijote, para desacreditarlos en su totalidad. Sea lo que fuere, lo cierto es que logró esto último sobradamente. En todo caso, no cabe negarle los elogios de rebuscador de archivos y fecundo escritor, de gran viveza en el relato y claridad en la exposición. Fue elogiado por Scarmali, el cardenal Aguirre y otros.

 

Obras de ~: Memorias ilustres de la Santa Iglesia y Obispado de Osma, 1661 (Archivo de la Catedral de Burgo de Osma, ms. inéd.); Corona real de España por España, fundada en el crédito de los muertos y vida de san Hyeroteo, obispo de Atenas y Segovia, Madrid, Melchor Alegre, 1668; Población eclesiástica de España y noticia de sus primeros honores, hallada en los escritos de S. Gregorio, obispo de Granada y en el Chronicón de Humberto Hispalense, monge de San Benito, vol. I, Madrid, Melchor Sánchez, 1668; Población eclesiástica de España y noticia de sus primeros honores, hallada en los escritos de S. Gregorio, obispo de Granada y en el Chronicón de Humberto Hispalense y su varia historia, vol. II, Madrid, Imprenta Real, 1668; Población eclesiástica de España [...] continuada en el Chronicón de Flavio Lucio Dextro y su varia historia, vol. III, Madrid, Lucas de Vedmar, 1669; Población eclesiástica de España y noticia de sus primeras honras, con mayor crédito de los muertos, continuada en los escritos de Marco Máximo, obispo de Zaragoza [...] con el Chronicón de Liberato Abad, ni impreso antes ni descubierto, vol. IV, Madrid, Francisco Nieto, 1669; La soledad y el campo laureados por el solitario de Roma y el labrador de Madrid, San Benito y San Isidro, Madrid, 1671; La soledad laureada por San Benito y sus hijos en las Iglesias de España y theatro monástico de la Provincia Cartaginense, vol. I, Madrid, Bernardo Herbada, 1675; La soledad laureada por San Benito y sus hijos en las Iglesias de España y theatro monástico de la Provincia Tarraconense, vol. II, Madrid, Bernardo Herbada, 1675; La soledad laureada por San Benito y sus hijos en las Iglesias de España y theatro monástico de la Provincia Bracarense, vol. III, Alcalá de Henares, Francisco García Fernández, 1675; La soledad laureada por San Benito y sus hijos en las Iglesias de España y theatro monástico de la Provincia Bética, vol. IV, Madrid, José Fernández de Buendía, 1675; La soledad laureada por San Benito y sus hijos en las Iglesias de España y theatro monástico de la Provincia Lvsitana, V, Madrid, José Fernández de Buendía, 1675; La soledad laureada por San Benito y sus hijos en las Iglesias de España y theatro monástico de la Provincia de Asturias y Cantabria, vol. VI, Madrid, Antonio de Zafra, 1675; La soledad laureada por San Benito y sus hijos en las Iglesias de España y theatro monástico de la Santa Iglesia, ciudad y obispado de Tarazona, vol. VI, Madrid, Antonio de Zafra, 1675; Instrucción histórica y apologética para religiosos, eclesiásticos y seglares, Madrid, Antonio de Zafra, 1675; La verdad en su punto, Madrid, Melchor Álvarez, 1676; La Perla de Cataluña. Historia de Ntra. Sra. de Monserrate, Madrid, Andrés García de la Iglesia, 1677; Vida y escritos del V. Varón Gregorio López, Madrid, Antonio de Zafra, 1678 y 1679, y [sólo el tratado del Apocalipsis], Madrid, 1789; Respuesta a un basilio sobre precedencias de las Ordenes de San Benito y San Basilio, Archivo de la Congregación de Valladolid, Silos, ms., Documentación varia, vol. XXXV, fols. 521-533 (autógrafo); Vida del venerable Juan de Palafox y Mendoza, obispo de Osma, s. f. (Archivo de la Catedral de Burgo de Osma, ms. inéd.); Historia de los abades de San Millán de la Cogolla, monasterio de San Millán, ms. (inéd.); Genealogía de los Condes de Salinas y Ribadeo, con los de los Duques de Pastrana y Híjar, y Condes de Cifuentes y Marqueses de Montemayor, s. f. (Biblioteca de la Real Academia de la Historia, col. Salazar y Castro, B-94, ms. inéd.); Vida y milagros de Santo Toribio, obispo de Palencia, s. f. (ms. perdido).

 

Fuentes y bibl.: Archivo del Monasterio de Samos [Lugo], Historia de diversos monasterios, 1723 (fol. 181r., ms. 43).

G. de Argaiz, La Soledad laureada por San Benito y sus hijos en las iglesias de España, vol. VI, Madrid, Antonio de Zafra, 1675, pág. 523; N. Antonio, Bibliotheca Hispana Nova, vol. I, Madrid, Joaquín Ibarra, 1783, pág. 542 (trad. cast. de G. de Andrés y M. Matilla, Biblioteca Hispana, Madrid, Fundación Universitaria Española, 1998); M. de San José, Bibliographia sacra et prophana, Madrid, 1740, págs. 353-359; G. Mayans y Sicar, Censura de historias fabulosas, Valencia, Ant. Bordazar de Axtazu, 1742; J. Godoy y Alcántara, Historia crítica de los falsos cronicones, Madrid, 1768 (ed. facs. de O. Rey Castelao, Granada, Universidad, 1999); M. del Álamo, “Valladolid, Congregación de San Benito de”, en Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, vol. 66, Madrid, Espasa Calpe, 1929, pág. 955; A. Lambert, “Argaiz, Gregorio de”, en A. Baudrillart, A. de Meyer y R. Aubert, Dictionaire d’Histoire et de Géographie Ecclésiastiques, vol. IV, Paris, Letouzey et Ané, 1930, cols. 1-14; A. Goy, El Espino y su comarca a la luz de sus archivos, Madrid, El Perpetuo Socorro, 1940, pág. 215; J. Pérez de Úrbel, Varones insignes de la Congregación de Valladolid, Pontevedra, Museo Provincial, 1967, págs. 59-62; T. Moral, “Argaiz, Gregorio de”, en Q. Aldea Vaquero, T. Marín Martínez y J. Vives Gatell (dirs.), Diccionario de Historia Eclesiástica de España (DHEE), vol. I, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Enrique Flórez, 1972, págs. 86-87; I. de Madrid, “San Pablo, Hermenegildo de”, en DHEE, vol. IV, Madrid, 1975, pág. 2162; A. Linage Conde, “De Antonio de Yepes a Gregorio de Argaiz”, en Nova et Vetera, 13 (Zamora, 1982), págs. 149-157; E. Zaragoza Pascual, Los Generales de la Congregación de San Benito de Valladolid, vol. IV, Burgos, Aldecoa, 1982, págs. 409-410; “Necrologio del monasterio de Oña”, en Hispania Sacra, XXXVI (1984), pág. 632; “Cronistas generales de la Congregación de San Benito de Valladolid”, en Boletín de la Real Academia de la Historia, t. CLXXXIX (1992), págs. 112-115.

Ernesto Zaragoza Pascual