Ayuda

Pedro Muñagorri Obineta

Biografía

Muñagorri Obineta, Pedro. Berástegui (Guipúzcoa), 28.VI.1865 – Bui-chu (Vietnam), 17.VI.1936. Dominico (OP), misionero, obispo.

Tomó el hábito en el Convento de Santo Domingo de Ocaña el 12 de septiembre de 1880. Hizo la profesión religiosa el año siguiente. Cursó allí tres años de Filosofía y tres de Teología en el Convento de Santo Tomás de Ávila. En 1887 se embarcó para Manila.

Allí se ordenó de diácono y terminó los estudios de Teología. Destinado a las misiones de Tonking, llegó allí a primeros de julio de 1885. Se ordenó de sacerdote en Phu-Nhai el 21 de julio de 1888. Ejerció el ministerio en los distritos de Kuan-anh, Ngog- Duong, Hung-yen, Tien-chu y Thai-Bing. En todas partes construyó o mejoró iglesias y capillas. En 1907 fue preconizado vicario apostólico de Vietnam Central.

Recibió la consagración episcopal en Bui-chu el 6 de enero de 1908.

Siendo obispo, siguió con la tarea de construir locales de tipo social y religioso. Entre los primeros sobresale un Colegio de Santa Infancia, una leprosería para cristianos e infieles, un asilo de ancianos y hospital en Bui-chu que encomendó a las religiosas de Saint Paul de Chartres, dos colegios para huérfanos y abandonados, y una escuela para sordomudos dirigida por las Hermanas de la Caridad. Entre los segundos cabe destacar los dos seminarios, el colegio de catequistas, el monasterio de las madres carmelitas de Bui-chu y la iglesia de los Mártires en Koai-dong. A ellos hay que añadir su gran obra, la que colmó su espíritu misionero y dominicano: la fundación del primer Convento de la Orden para jóvenes vietnamitas, que había construido con limosnas de amigos y dejó una fundación para ayudar a los gastos de los alumnos.

Se entregó a la conversión de los infieles y a solucionar los problemas y las necesidades de la misión. Dedicó especial atención a la formación del clero indígena.

Cuando en su vicariato se celebró el veinticinco aniversario de su consagración episcopal le ofrecieron una estadística de lo que se había logrado. Se habían construido doscientas cincuenta iglesias, se habían ordenado ciento ochenta sacerdotes de su vicariato, se habían convertido cincuenta mil paganos, se habían erigido setenta y tres nuevas parroquias, se habían acogido en las guarderías ciento treinta mil niños y había quince mil catecúmenos preparándose para recibir el bautismo. Debido al gran florecimiento de su vicariato, poco antes de su muerte, la Santa Sede decidió dividirlo en dos, creando el nuevo de Thaibinh, pasando el de Bui-chu al cuidado del clero secular con doscientos treinta y ocho mil católicos. En 1928, el Gobierno francés le concedió la Medalla de la Legión de Honor. También recibió condecoraciones del Gobierno vietnamita.

 

BIBL.: E. Andrés, “Consagración del Ilmo Sr. Muñagorri”, en El Correo Sino Annamita (Manila), 36 (1908), págs. 334- 350; M. Gispert, Historia de las Misiones Dominicanas en Tonking, Ávila, 1928, págs. 701, 712-719 y 727; La Redacción, “El Exc. y Rvmo. Sr. D. Pedro Muñagorri O.P.”, en Misiones Dominicanas, 20 (1937), págs. 2-7; P. Fernández, Dominicos donde nace el sol, Barcelona, Yuste, 1952, págs. 600-613; J. J. Puncilla, “Muñagorri, Pedro”, en Q. Aldea Vaquero, T. Marín Martínez y J. Vives Gatell (dirs.), Diccionario de Historia Eclesiástica de España, vol. III, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Enrique Flórez, 1973, págs. 1748-1749; F. Zurdo, Los dominicos españoles en Vietnam, Madrid, Secretariado de Misiones Dominicanas, 1988, págs. 69-73; H. Ocio y E. Neira, Dominicos españoles en el Extremo Oriente, vol. II, Manila, Life Today Publications, 2000, págs. 244-245.

 

Teodoro González García, OP