Ayuda

Salvador Echeandía Gal

Biografía

Echeandía Gal, Salvador. Irún (Guipúzcoa), 1867 – Madrid, III.1949. Empresario perfumista.

Salvador Echeandía fundó en 1901 Perfumería Gal. Moderna y modernizadora, Perfumería Gal contribuyó a la popularización de la higiene, a la difusión de la publicidad científica y educativa y al progreso de las marcas en España. El jabón Heno de Pravia —durante más de medio siglo el producto más conocido de Perfumería Gal— ocupa un lugar destacado en la historia de la clase media española.

Echeandía nació en 1867, en el seno de una familia de comerciantes de Irún. Su padre, Genaro Echeandía Balzola, fue alcalde de su ciudad durante la Restauración.

Luisa Gal Garayalde, su madre, al frente de los negocios familiares de ferretería y aduanas, se ocupó de que sus doce hijos recibieran una educación liberal y cosmopolita.

Salvador, el mayor, estudió comercio en Irún y en Zúrich. En 1898 abrió en Madrid una droguería, donde se preparaba y vendía un producto capilar, el petróleo Gal. Este primer éxito le llevó a buscar el apoyo de Lesmes Sáinz de Vicuña y de otros financieros guipuzcoanos con el fin de crear la primera industria moderna de perfumería en España.

La influencia de la jabonería alemana, que Echeandía conocía bien, era clara. También la de las últimas tendencias de las tiendas de lujo en las capitales europeas. Echeandía fue el alma de este nuevo negocio hasta su muerte en 1949. En la marca Heno de Pravia, lanzada en 1905, se materializó el principal objetivo del empresario irunés: ofrecer un producto sencillo, pero bien presentado y de excelente calidad, al segmento más elevado del mercado popular.

El escritor Ramón Pérez de Ayala le dedicaría el texto “Consideraciones sobre una pastilla de jabón”.

Echeandía compartió, de hecho, muchos de los principios del regeneracionismo español de la época de entreguerras. Su interés por el higienismo y por la publicidad científica le llevó a asociarse en los años veinte y treinta con Pedro Prat Gaballí. La colaboración dio lugar a una agencia publicitaria innovadora, Veritas, y a una campaña de higiene infantil que el propio Prat describiría años más tarde en El poder de la publicidad. Bajo la dirección artística de Federico Ribas, Veritas fue la responsable del diseño y las campañas publicitarias de Perfumería Gal hasta el estallido de la Guerra Civil. Hasta entonces, esta empresa madrileña experimentó un importante proceso de crecimiento, integración vertical e internacionalización.

Echeandía también se dejó influir por los principios de la organización científica del trabajo y por el capitalismo social germano. Así, la fábrica de Gal en el distrito madrileño de Moncloa, que mereció los honores del rey Alfonso XIII y del Ayuntamiento de Madrid, ofrecía prestaciones sociales inéditas a sus setecientos cincuenta trabajadores. Salvador Echeandía fue un empresario tradicional y paternalista. Casado con María Marín y Sáenz, que le dio cuatro hijas, vivía con su familia en el recinto de la fábrica y le agradaba el trato con sus empleados. Defendía la independencia financiera y las relaciones de confianza. Compartió sus ideales mesocráticos con empresarios como Casimiro Mahou, y como él desempeñó un papel importante en la Cámara de Comercio de Madrid.

Mantuvo los vínculos con su ciudad natal, donde pasaba los veranos, durante toda su vida. Allí creó una empresa de primeras materias de perfumería, Lorebat, y patrocinó la construcción del estadio del Real Unión Club.

Muy interesado por las transformaciones de la industria de la perfumería, siguió viajando por Europa y América. La Guerra Civil le sorprendió en París.

Uno de sus hermanos, Tirso, dirigió la empresa hasta el final de la contienda. De vuelta en España, Salvador Echeandía tuvo que reconstruir la fábrica y hacer frente a un mercado empobrecido y distorsionado.

La recuperación de Gal, como la del conjunto de la perfumería española, sería lenta. Cuando murió, en 1949, la empresa volvía a funcionar con normalidad, apoyada en marcas consolidadas en el mercado nacional, como Heno de Pravia, Añeja y Dens. Privados del impulso creador de Echeandía, sus herederos guiaron la otrora empresa líder de la perfumería española durante la segunda mitad del siglo XX. Desde 1990, Perfumería Gal forma parte del grupo Puig Beauty & Fashion.

 

Bibl.: Pomp as de Jabón, revista mensual, Madrid, Perfumería Gal, 1927-1928; P. Prat Gaballí, Historia documentada de una campaña educativa, Madrid, Agencia de Publicidad Veritas, 1933; El poder de la publicidad, Barcelona, Editorial Juventud, 1939; R. Pérez de Ayala, “Consideraciones sobre una pastilla de jabón”, en VV. AA., Historia de Perfumería Gal, Madrid, Perfumería Gal, 1939; Redacción, “Necrológicas. funerales por D. Salvador Echeandia Gal” en ABC, 22 de marzo de 1949, pág 27 (http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1949/03/22/027.html) ; VV. AA., Memoria del cincuentenario de su fundación 1901-1951, Madrid, Perfumería Gal, 1951; N. Puig, “The Search for Identity: Spanish Perfume in the International Market”, en Business History, 45/3 (2003), págs. 90-118; Bayer, Cepsa, Repsol, Puig, Schering y La Seda. Constructores de la química española, Madrid, LID Editorial Empresarial, 2003, págs. 157-180.

http://www.geni.com/people/Luisa-Gal-Garayalde/6000000017737072305

http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1935/05/07/056.html

 

Nuria Puig Raposo