Ayuda

Cándido Pieltain Jove-Huergo

Biografía

Pieltain Jove-Huergo, Cándido. Gijón (Asturias), 2.XII.1822 – Madrid, 21.VIII.1888. Militar y político.

Hijo de Luis Pieltain, ayudante del 2.º batallón del Regimiento de Infantería de la Victoria, y de Inocencia Jove Huergo, ingresó como cadete de Infantería en el Regimiento Zamora n.º 8 de guarnición en Barcelona el 2 de octubre de 1834.

En abril de 1839, durante la Primera Guerra Carlista (1833-1840), se incorporó a la División de Vanguardia, asistiendo en noviembre a las acciones de Peracamps y Campos de Solsona, siendo premiado en el campo de batalla con el grado de capitán.

En las acciones sobre la Casa de Llorena y Torre de Nargó, en abril de 1840, fue recompensado con la Cruz de San Fernando de 1.ª Clase.

Guarneciendo Barcelona, en noviembre de 1842, se encuentra en los hechos que tuvieron lugar en sus calles. A pesar de resultar herido de bala de fusil, continuó en su puesto hasta la ocupación del general Espartero, siendo recompensado por su comportamiento con el empleo de capitán.

En junio de 1843, durante la defensa de la plaza de Vic, sostuvo a toda costa un puesto avanzado con cinco oficiales y doscientos hombres hasta la capitulación de la villa, a pesar de estar herido de bala y haber perdido más de la mitad de su fuerza, por lo que se le confirió el grado de comandante.

En septiembre de ese mismo año, fue nombrado jefe de Estado Mayor de la 1.ª brigada de la División Prim, organizada para combatir la sublevación centralista, encontrándose con ella en las acciones del río Besós, San Andrés y en la toma por asalto de Mataró, mereciendo por las mismas el ascenso a primer comandante. Poco después, en octubre, pasó a sitiar las plazas de Gerona y Figueras, encontrándose en la toma de sus arrabales y el asalto a sus castillos.

Cuando se hallaba en Sevilla al mando del 3.er batallón de Zaragoza, el 13 de mayo de 1848, durante la Segunda Guerra Carlista (1846-1849), se sublevó la mayoría de su guarnición. La combatió con su batallón, único disponible y obediente a la autoridad, actuando también en el barrio de Triana, cuyo puente tomó con dos compañías, y en Sanlúcar la Mayor, desalojando a los sublevados de sus posiciones. Por este hecho, se le promovió al empleo de teniente coronel.

Asciendió a coronel el 17 de septiembre de 1854, y en mayo de 1855 operó con su batallón en el bajo Aragón, concediéndosele por los servicios prestados la Cruz de Comendador de la Orden de Carlos III.

En febrero de 1858 fue destinado al Regimiento de Infantería del Príncipe n.º 3. Se incorporó en La Coruña, embarcándose en noviembre con el 1.er batallón con destino a Ceuta para participar en la Guerra de África.

Combatió el 1 de enero de 1860 en Castillejos, donde al mando de la vanguardia se le encomendó la toma a todo trance de una posición clave para el paso del Ejército por el valle. Cumplió la orden atacando dicha posición a la bayoneta, apoderándose de ella a pesar del intenso fuego del enemigo, que le hirió gravemente en el brazo izquierdo de bala de espingarda. No obstante, permaneció al frente de sus soldados dándoles ánimos. Por este hecho, fue promovido al empleo de brigadier. Volvió a campaña a los dos meses, encargándose de su brigada y tomando parte en las acciones de Samsa y Wad-Ras. Ese mismo año, contrajo matrimonio con Antonia Josefa Bartolí y Lista.

El 10 de octubre de 1868 ascendió a mariscal de campo, y fue nombrado con este empleo primero capitán general de Aragón y después de Galicia, recibiendo la Gran Cruz de Isabel la Católica por los servicios prestados combatiendo las facciones republicanas y carlistas que se levantaron en el distrito de Galicia.

Entre 1870 y 1886 ocupó sucesivamente los cargos de capitán general de Valencia, subsecretario del Ministerio de la Guerra —fue ministro interino de Guerra durante la ausencia del titular del 13 al 19 de marzo de 1871—, director general de Infantería, capitán general de Castilla la Nueva y director general de la Guardia Civil.

El 28 de febrero de 1871 ascendió a teniente general; en 1873 se le nombró capitán general, gobernador civil y general en jefe del Ejército de la isla de Cuba, sucediendo a Ceballos. Sostuvo durante su mando en la isla la guerra con vigor, en la que perdió la vida el generalísimo rebelde Ignacio Agramante y en la que consiguió apresar el vapor Virginius, que conducía generales, jefes y municiones para el enemigo.

A los pocos meses, presentó su dimisión, publicando una obra en la que justifica los motivos de ella.

Hasta 1886 fue responsable de la Capitanía General de las provincias Vascongadas y del 2.º Cuerpo de Ejército del Norte, director general del Cuerpo de Ingenieros del Ejército y presidente del Consejo Supremo de Guerra y Marina.

Pieltain Jove-Huergo fue diputado por Madrid (elecciones de marzo de 1871), senador por La Coruña en varias legislaturas y en política figuró en el Partido Liberal. Estaba también en posesión de la Cruz de la Batalla de Peracamps; Escudo de Distinción concedido a los que asistieron a la defensa de Reus; Gran Cruz y Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo; Medalla Conmemorativa de la Guerra de África y Gran Cruz del Mérito Militar roja en recompensa de sus servicios prestados en Cuba.

Falleció en Madrid el 21 de agosto de 1888.

Obras de ~: La isla de Cuba desde mediados de abril a fines de octubre de 1873, Madrid, Imprenta La Universal, 1879.

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), Exp. personal; Archivo del Senado, Expediente personal del Senador D. Cándido Pieltain, por la provincia de La Coruña, HIS-0347-04; Archivo del Congreso de los Diputados, Serie documentación electoral, 64 n.º 6.

J. M. Cuenca Toribio y S. Miranda García, El poder y sus hombres. ¿Por quiénes hemos sido gobernados los españoles? (1705-1998), Madrid, Editorial Actas, 1998, págs. 730-733.

Emilio Montero Herrero