Ayuda

Cristóbal Mesía Bocanegra

Biografía

Mesía Bocanegra, Cristobal. Villarta de San Juan (antes Villaharta) (Ciudad Real), 1568-1570 – s.m. s. XVII. Maestre de Campo, gobernador, caballero de la Orden de Santiago.

Nacío en el seno de una familia de hidalgos de privilegio, según hace constar expresamente su abuelo paterno, Pedro Mexía, en el proceso de petición ad perpetuam rei memoriam de la ejecutoria de hidalguía. Fueron sus padres Cristóbal Mexía Bocanegra y Elena Soria de Bocanegra, que reunieron en un mismo patrimonio las posesiones de las dos familias más acaudaladas de la villa.

El único cargo administrativo al que habían accedido hasta entonces (cualquier miembro de la familia) era el de alcalde por el estado de los hijosdalgo. Este cargo, dado el corto número de hidalgos de la población, recía con mucha frecuencia en las familias de los Messía Bocanegra y de los Soria, hasta tal punto, que él mismo fue elegido alcalde, por el citado estado, a la edad de dieciséis años.

Antes de cumplir el año en el desempeño de las funciones de alcalde “se alistó por soldado y se fue a la guerra con muy gran sentimiento de su madre que entonces era viuda” (declaración de uno de los testigos, Magdalena González, en el interrogatorio de las pruebas de caballero de la Orden de Santiago [Archivo Histórico Nacional (AHN), Órdenes militares. Santiago. Pruebas de Caballero. Exp. 5260].

Después de muchos años al servicio del rey, en las guerras de Flandes, fue nombrado capitán por el Archiduque Alberto en 1615. En el año 1618 fue designado por el Consejo de Guerra del rey para hacer un informe sobre las torres de costa de Andalucía, desde el límite con Portugal hasta las costas de Murcia, como primera medida para una mejor defensa ante los ataques de berberiscos y de las flotas enemigas europeas. Las observaciones sobre el estado de las defensas las recogió en un escrito titulado Relación del estado en que se hallaban las torres de la costa de Andalucía y lo que es menester para su defensa. El informe está fechado en Madrid, el 25 de mayo de 1618. La importancia de este informe dio lugar a una serie de actuaciones que fue recordada muchos años después: “[…] determinaronse pues a edificar en toda la costa desde el extremo occidental del reino de Granada, que corre hasta cerca del Guadiaro a tres leguas i cuarto de Gibraltar, hasta los límites del reino de Portugal distrito que se extiende sesenta i tres leguas. Levantaronse cuarenta y cuatro torres y castillos con proporcionadas distancia i situación para que de una a otra se pudiese descubrir los hachos que las escuadras levantaban de noche i las ahumadas que daban las atalayas de día para poner en armas mui breve tiempo toda la marina” (Ignacio López de Ayala,  Historia de Gibraltar, Madrid, 1782, págs. 265-266).

El 25 de agosto de 1621 fue designado, por el Conde Duque de Olivares, para el “corregimiento de Jibraltar”, en cuyo cargo permanecerá, al menos, hasta 1627 fecha en que el ingeniero militar Luis Bravo de Acuña se presentó en Cádiz con una Cédula de orden del rey por la cual “rogaba a D. Cristobal Messía Bocanegra, Corregidor y Capitan a Guerra de Gibraltar y demás justicias de ella para que en todo y por todo guarden y cumplan las órdenes que diéredes.”.

Un hidalgo alistado en el ejército podría ascender hasta el grado de capitán o maestre de campo y, si hubiese sido mencionado en alguno de los despachos, era posible obtener un hábito o una encomienda en una de las órdenes militares de España. El rey ordenó, el 24 de marzo de 1625, que se iniciaran los trámites para la concesión del hábito de la Orden de Santiago que Cristóbal Messía Bocanegra le tenía solicitado. En este momento ostentaba ya el grado de maestre de campo; así lo declara Juan Carrillo de Albornoz, otro de los testigos que declara en el proceso. El 21 de abril de 1625 en una nota breve se dice: “[...] despachese el habito de Santiago que su magd a hecho md a don xhoval messia bocanegra natural de Villaharta en la mancha dad e el conjo a 21 de abril de 1625” [AHN. Órdenes militares. Santiago. Pruebas de Caballeros. Exp. 5260].

Ejerció como sargento mayor (comandante) de las fuerzas de las plazas de Pamplona y Burgos. El 7 de noviembre de 1630 fue designado “como gobernador y Capitán General de la Isla de San Juan de Puerto Rico [Archivo General de Indias (AGI), Legajo Santo Domingo, 2294, citado por E. Vila Vilar en su obra Historia de Puerto Rico], aunque no llegó a ejercerlo pues fue nombrado maestre de campo general de la gente de guerra de la ciudad de Lima. Participó en la guerra contra los holandeses (“La guerra del azúcar”). “A consulta do Conselho de Portugal de 9 de junho de 1633 dava avisos sobre a falta de gente para defender Pernambuco dos inimigos […] Esta continha instruçoes sobre a carta a ser escrita ao governador   geral do Brasil, Diogo Luis de Oliveira para que do terço de Mexia Boca Negra, mestre de campo que asistía na bahía, fossem enviados logo a Pernambuco duzentos soldados castellanos esclhidos entre os melhores […]” [Roselli Santaella Stella, Instituçoes e gobernó español no Brasil (1580-1649)]. Desde allí, solicitó el desempeño del cargo de “maestre general general del Perú para ir a servirlo”. Posteriormente, por nombramiento del 17 de marzo de 1636, pasó a desempeñar la gobernación del Presidio de Callao.

De vuelta a España, en 1638, estuvo presente en las jornadas de Fuenterrabía de la que había sido nombrado gobernador. En 1639 el rey Felipe IV ordenaba a D. Joao [de Braganza], que partisse logo para Montemor por se o ponto mais adecuado para a boa organisaçao dos apercibimientos militares, e que, apenas chegado, avisasse a duquesa de Mantua, a fin de inmediatamente pasarme aquella villa o mestre de campo general D. Diogo de Cárdenas, e os Mestres de campo Sebatiao Granero [junto al que Mexia había participado en la campaña de Guipuzcoa], D. Christovao Mexia Bocanegra, e Diogo Luiz de Oliveira […]” [Luiz Augusto Rebello da Silva, Historia de Portuga nos seculos XVII e XVIII]. Formando parte de la Junta de Portugal, presidida por el Duque de Braganza, continuó en Lisboa en los acontecimientos previos a la restauración. Después de unos días accidentados, los miembros de la Junta de defensa fueron enviados a distintas partes, “[…] solo al Maese de Campo Don Cristóbal Boca-Negra, del Consejo de Guerra, del Orden de Santiago, le retuvieron en la prisión que siempre estuvo y habiéndole mandado apercibir para llevarle preso fuera de Lisboa, dixeron que por falta de dinero le habían dejado.” [Seyner, Fr. Antonio, Historia del levantamiento de Portugal, por Pedro Lanaja y Lamarca]. Quizás fuese este el destino del valeroso hidalgo Cristobal Mesía Bocanegra.

 

Fuentes y bibl.: AHN, Sección Ordenes. Santiago. Exp. 5260. Pruebas de Caballero de Cristobal Mesía Bocanegra; AGI, Legajo Santo Domingo, 2294; Archivo Diocesano de Ciudad Real, Parroquia de San Juan Bautista, Libro 1º de matrimonios (1603-1661).

F. de Montemayor, Historia General de Francia, t. IV, Madrid, Vda. de Juan Muñoz,1760, pág. 213; I. López de Ayala. Historia de Gibraltar. Madrid, 1782; J. de Palafox y Mendoza, Sitio y socorro de Fuenterrabía y sucesos del año 1638, Madrid, Imprenta de Jerónimo Ortega y Herederos, 1793, págs. 108 y 144; C. Gil Roldan, Glorias de los hijos de San Juan de Dios N.P., Madrid, Vda. de Juan de Ibarra, 1796, pág. 37; I. da Costa Quintella, Annaes da marinha portuguesa, t. II Lisboa, Typografía da Academia Real das Sciencias, 1840; L. A. Rebello da Silva, Historia de Portugal nos seculos XVII e XVIII, Lisboa, Imprenta nacional, 1869, pág. 40-41; E. Vila Vilar, Historia de Puerto Rico (1600-1650), Sevilla, Escuela de Estudios Hispano-Americanos, 1974; J. F. Schaub, La visita de Diogo Soares: un próces politique en Castille au 17e siecle. Franfurt, Johannes-Michael Sholz, ed. 1994, pág. 27; Le Portugal au temps du Comte-Duc D’Olivares (1621-1640) Le conflit de juridictions comme exercice du la politique. Madrid, Casa de Velazquez, 2001, pág. 237; J. Muñoz Torres, Don Cristóbal Mesía Bocanegra. Un hidalgo de Villarta de San Juan e ilustre militar en la convulsa España del XVII (Premio “Villarta de San Juan”), Puertollano, Ediciones C&G, 2012; A. J. Sáez Rodríguez, “Las Costas de Tarifa en la descripción de Mesía Bocanegra de 1618”, en Aljaranda n.º 54 (noviembre de 2014), págs. 20-23.

 

José Muñoz Torres