Ayuda

Antonio López Ferreiro

Biografía

López Ferreiro, Antonio. Santiago de Compostela (La Coruña), 9.XI.1837 – Vedra (La Coruña), 20.III.1910. Sacerdote, canónigo, arqueólogo e historiador.

Estudió en su ciudad natal la carrera eclesiástica, licenciándose en la Facultad de Teología en Madrid y ordenándose de presbítero en 1863. En la capital de España hizo estudios en la Escuela Diplomática, comenzando allí su orientación en la investigación histórica.

Fue sacristán mayor de San Antonio de los Alemanes en 1860, y en el mismo año se presentó al concurso de curatos vacantes en la archidiócesis compostelana, obteniendo la máxima nota y la parroquia de Santa Eulalia de Vedra, del arciprestazgo de Santa Cruz de Rivadulla. Fue nombrado canónigo de Santiago por el cardenal Miguel García Cuesta en 1871 como reconocimiento por los trabajos que ya había publicado en el boletín de la diócesis, refutando a Masdeu y acerca de los concilios del siglo xi; cabe destacar asimismo su estudio del Pórtico de la Gloria y varios artículos de carácter histórico que vieron la luz en El Eco de la Verdad, además del folleto acerca del matrimonio en el que rebate conceptos emitidos por otro ilustre santiagués, el catedrático Eugenio Montero Ríos, publicado en 1871. En estos trabajos se reveló ya como investigador, arqueólogo y polemista, faceta esta última que destacó en la réplica al abate Duchesne. Ya no salió de Santiago, salvo algún viaje extraordinario fuera de la región y los que hacía dentro de ésta movido por sus investigaciones.

En Santiago recogió datos para sus trabajos de investigación, que dieron por fruto el descubrimiento de los restos del Apóstol en 1879, suceso de gran trascendencia histórica y religiosa, acontecimiento que pasa inadvertido para muchos, y la publicación de su gran obra sobre la historia de la catedral de Santiago (1898-1909). Durante más de cuarenta años investigó sobre códices, cronicones, diplomas y monumentos arqueológicos, cuya lista sería interminable. Fue el arqueólogo más notable que tuvo Galicia; paleógrafo y epigrafista de gran sagacidad y tenacidad, aportó datos para la historia general de la región, reunidos en su Arqueología Sagrada —obra escrita para texto de la cátedra del seminario central compostelano, que desempeñó varios años y en la que formó a aventajados discípulos—, en Galicia en el último tercio del siglo xv, en Fueros municipales de Santiago, en las revistas Galicia Diplomática y Galicia Histórica, y sobre todo, en su monumental Historia de la Catedral de Santiago.

Su obra histórica destacó por su profundidad, sereno juicio y aporte documental. Tuvo inteligencia clara, extraordinaria memoria y una formidable capacidad para el trabajo, pues simultaneó, con los trabajos de investigación, escarceos literarios de fondo histórico, escribiendo novelas de este carácter en la lengua vernácula, que dominaba a la perfección y que usaba habitualmente en el trato familiar. Desde 1871 fue académico correspondiente de la Real Academia de la Historia; perteneció también a la Academia de Buenas Letras de Barcelona y a la Asociación Artístico- Arqueológica Barcelonesa.

Junto con otros treinta y nueve ilustres personajes, nombrados en septiembre de 1905 por una Comisión Gestora auspiciada por la Asociación Iniciadora y Protectora de la Academia Gallega, fue uno de los miembros fundadores de esa institución, de la que formó parte como académico numerario hasta su fallecimiento.

Fue modelo de sacerdotes, que a todos edificó con sus virtudes, especialmente con su humildad y su piadoso fervor. Fundó y dirigió la revista Galicia Histórica, en la que escribió una buena parte de sus artículos, sin duda los mejores y más interesantes, y que además sostuvo con sus propios recursos, si bien solamente se publicó dos años, entre 1901 y 1903. Murió en su casa de campo de San Pedro de Vilanova, distante de Santiago unas tres leguas, cuando redactaba el capítulo IX del tomo once de la Historia de la Iglesia de Santiago, sobre La Iglesia Compostelana durante el segundo período del régimen liberal. Dejó varios trabajos inéditos. Su cadáver fue trasladado a Santiago y enterrado en el claustro de la catedral. En Madrid, la Real Academia de la Historia le dedicó sesión necrológica, en la que intervinieron los académicos Fita, Menéndez Pelayo, Hinojosa y Sánchez Moguel. En el aniversario de su muerte el Ayuntamiento de Santiago descubrió una lápida en la fachada de la casa donde había nacido.

 

Obras de ~: Entretenimientos críticos sobre la traslación del cuerpo de Santiago a España, Santiago de Compostela, 1878; Estudios histórico-críticos sobre el priscilianismo, Santiago de Compostela, 1878; con F. Fita, Monumentos antiguos de la iglesia compostelana, Madrid, F. Maroto e Hijos, 1882; Las tradiciones populares acerca del sepulcro del Apóstol Santiago, Santiago de Compostela, 1883; Galicia en el último tercio del siglo xv, Santiago de Compostela, Imprenta de la Gaceta, F. de la Torre y Cía., 1883-1897, 3 vols.; D. Alfonso VII, rey de Galicia y su ayo el conde de Traba, Santiago de Compostela, 1885; Lecciones de Arqueología Sagrada, Santiago de Compostela, Imprenta del Seminario, 1889; Altar y cripta del apóstol Santiago. Reseña histórica desde su origen hasta nuestros días, Santiago de Compostela, 1891; El Pórtico de la Gloria, Santiago de Compostela, Imprenta y Encuadernación del Seminario Conciliar Central, 1893 (2.ª ed.); “A tecedeira de Bonaval: episodio da hestorea de Compostela no sigro xvi”, en El Pensamiento Gallego (EPG), 5 de julio-21 de diciembre de 1894 (2.ª ed., La Coruña, Andrés Martínez Salazar, 1895; ed. de P. Casado, Santiago de Compostela, Seminario Conciliar, 1953, col. Bibliófilos Gallegos, Biblioteca de Galicia, VII; ed., introd. y notas de X. A. Palacio y B.-A. Roig, est. liter.

de A. Tarrío, Vigo, Xerais, 1985); “O castelo de Pambre”, en EPG, 13-28 de octubre de 1895 (ed. de P. Casado, Santiago de Compostela, Seminario Conciliar, 1953, col. Bibliófilos Gallegos, Biblioteca de Galicia, VII; ed., introd. y notas de A. Marco, pról. de R. Carballo Calero, Sada [La Coruña], Edicions Do Castro, 1981); Fueros municipales de Santiago y de su tierra, Santiago de Compostela, Imprenta y Encuadernación del Seminario Conciliar Central, 1895-1896, 2 vols.; Historia de la Santa A. M. Iglesia de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela, Imprenta y Encuadernación del Seminario Conciliar Central, 1898-1911, 11 vols.; “O niño de pombas”, en El Correo de Galicia, 1905 (ed. de P. Casado, Santiago de Compostela, Seminario Conciliar, 1953, col. Bibliófilos Gallegos, Biblioteca de Galicia, VII; Santiago, Secretariado de Publicaciones de la Universidad, Departamento de Filoloxia Galega, 1978); Biografía de San Rosendo, Mondoñedo (Lugo), 1907.

 

Bibl.: “[noticia biográfica]”, en A. López Ferreiro, Historia de la Santa A. M. Iglesia de Santiago de Compostela, vol. XI, Santiago de Compostela, Imprenta y Encuadernación del Seminario Conciliar Central, 1898-1911, págs. 5-10; A. López Carballeira, Esbozo biográfico de Antonio López Ferreiro, Santiago de Compostela, 1911; M. P. Sánchez-Cantón Lenard, “Apuntes para la biografía de don Antonio López Ferreiro”, en Cuadernos de Estudios Gallegos, t. XV, n.º 47 (1960); T. Marín, “López Ferreiro, Antonio”, en Q. Aldea Vaquero, T. Marín Martínez y J. Vives Gatell (dirs.), Diccionario de Historia Eclesiástica de España, vol. II, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Enrique Flórez, 1972, págs. 1339-1340; A. Magariños, “Biografía e Bibliografía de Antonio López Ferreiro”, en Encrucillada, 8 (mayo-julio de 1978); A. Tarrío Varela, “Estudio literario”, en A. López Ferreiro, A tecedeira de Bonaval, Vigo, Xerais, 1985; D. Vilavedra (coord.), Diccionario da literatura galega, t. I (Autores), Vigo, Galaxia, 1995, págs. 336-339.

 

Vicente Cárcel Ortí