Ayuda

Francisco Enriquez Ferrer

Biografía

Enríquez Ferrer, Francisco. Granada, 30.VI.1811 – Lérida, 20.IX.1870. Arquitecto y pintor.

Su formación transcurrió al principio en el terreno de la pintura más que en el de la arquitectura, posiblemente al ser su padre director de la sección de pintura en la Academia de Dibujo de Granada. En 1835 obtuvo, como pintor, el primer premio y medalla de oro en un certamen convocado por la Sociedad Económica de Granada y en 1837 se presenta al concurso General de Premios por la sección de Arquitectura, en la Academia de San Carlos de Valencia. El 7 de febrero de 1841 fue nombrado teniente director honorario de dicha Academia, cargo que ejercería hasta 1845. Obtuvo el título de arquitecto por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en la Junta Ordinaria del 13 de abril de 1845, a los treinta y dos años de edad, y se le revalidó el título por la de San Carlos, grado que ostentaba desde el 1 de diciembre de 1838. Había presentado para ello como pruebas prácticas los proyectos de un cementerio, realizado en 1830, una catedral, el Palacio de Carlos V en la Alhambra, un museo de ciencias y artes, y dos edificios públicos, sin tener que hacer los demás ejercicios por su reconocida experiencia en el campo de la arquitectura. Su intención no sólo era revalidar el título de arquitecto, sino ser admitido a los ejercicios para el grado de académico de mérito, graduación que le sería concedida el 3 de agosto de 1845.

El 7 de diciembre de 1851 fueron aprobados sus planos para la construcción de una cárcel de partido en el edificio que había sido convento de Santo Domingo (Alcalá de Henares) y en abril de 1852 los correspondientes a la ampliación del cementerio de la Real Archicofradía Sacramental de San Isidro (Madrid). A finales de este año, se le nombrará profesor agregado de Geometría Descriptiva y sus Aplicaciones en la Escuela Especial de Arquitectura para la enseñanza de maestros de obras, directores de caminos vecinales y agrimensores dependientes de la Academia de San Fernando.

En la Junta General del 6 de marzo de 1853 obtuvo, por 16 votos, el primer premio en el concurso-oposición para la realización del tabernáculo de la iglesia- catedral de Málaga. En octubre de 1857 fueron aprobados sus planos para la reparación del templo parroquial de la Calzada de Calatrava y dos años más tarde (febrero de 1859) fue propuesto para cubrir una vacante de académico de número en la Academia de San Fernando, plaza que le sería concedida en la Junta General del 13 de diciembre de 1853. Le había tocado como programa en su disertación la Originalidad de la Arquitectura árabe y “Sobre la historia de la Arquitectura, demostrar su utilidad, la necesidad que hay en toda la república bien ordenada de edificios correctos, cuáles sean indispensables, y que carácter y orden requieren”. Murió en Lérida en 1870 cuando regresaba a Madrid de vuelta de los baños de Montserrat y, al no existir ningún académico supernumerario de esta clase residente en Madrid, se previno su plaza por antigüedad, con arreglo a la disposición 2.ª del artículo 166 del Reglamento.

 

Obras de ~: cárcel de partido en el antiguo convento de Santo Domingo, Alcalá de Henares (Madrid), 1851; ampliación del cementerio de San Isidro, Madrid, 1852; tabernáculo, catedral, Málaga, 1853; reparación de la iglesia parroquial, Calzada de Calatrava (Ciudad Real), 1857.

 

Fuentes y bibl.: Archivo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Académicos de mérito, sign. 44-2/1; Actas de la Sección de Arquitectura, desde 1846 hasta 1852, sign. 144/3; Juntas ordinarias, generales y públicas, desde 1839 hasta 1848, sign. 90/3; desde 1848 hasta 1854, sign. 91/3; desde 1855 hasta 1861, sign. 92/3; desde 1869 hasta 1873, sign. 95/3; Libro de académicos de mérito, 1753-1845, sign. 18/3; Manuscritos, 311-22/3; Registro de Maestros Arquitectos aprobados por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, desde 1818 hasta 1900, sign. 154/3.

M. Ossorio y Bernard, Galería biográfica de artistas españoles del siglo xix, Madrid, Moreno y Rojas, 1883-1884 (Madrid, Giner, 1975), pág. 197; A. González Díaz, “El cementerio español en los siglos xviii y xix”, en Archivo Español de Arte, 171 (1970), págs. 302-304; C. Saguar Quer, “El cementerio de la Sacramental de San Isidro: un elíseo romántico en Madrid”, en Goya, 202 (1988), págs. 227-232; Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Hacia una nueva idea de la Arquitectura. Premios Generales de Arquitectura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1753-1831), Madrid, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando-Comunidad Autónoma de Madrid, Dirección General de Patrimonio Cultural, 1992; N. Panadero Peropadre, Los estilos medievales en la arquitectura madrileña del siglo xix (1780-1868), Madrid, Universidad Complutense, 1992, págs. 364-407 y 773-775; C. Saguar Quer, “Ciudades de la memoria. Proyectos de arquitectura funeraria de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando”, en Academia, 81 (1995), págs. 468-469; S. Arbaiza y C. Heras, “Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos xviii y xix) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (II)”, en Academia, 92 y 93 (primer y segundo semestre de 2001), pág. 207.

 

Silvia Arbaiza Blanco-Soler