Ayuda

Joviano

Biografía

Joviano. Flavius Iovianus. Belgrado (antes Singidunum) (Serbia), 331 – Dadastana (Turquía), 17.II.364. Emperador de Roma (363-364).

Nacido en Singidunum (Epítome sobre los Césares, 44, 1), por Ammiano Marcelino (Historia, 25, 10, 13) y Eutropio (Breviario, 18, 2) se sabe que murió el 17 de febrero del 364 a los treinta y tres años de edad, lo que sitúa su nacimiento en el año 331. Fue hijo de Varronianus, un conocido general de Constancio II, que antes de la muerte de Juliano el año 363 ya había abandonado el servicio activo y se había retirado (Ammiano, 25, 5, 4; Epítome sobre los Césares, 44, 1; Zonaras, 13, 14). Contrajo matrimonio con Charito (Zonaras, 13, 14) y del matrimonio nació un hijo llamado Varronianus, como su abuelo (Ammiano, 25, 10, 11), y otro de nombre desconocido. Fue yerno de Lucillianus (Ammiano, 25, 8, 9), uno de los principales generales de Constancio II, primero jefe de su guardia personal (Ammiano, 14, 11, 14) y luego comandante militar en la guerra persa el año 350; Lucillianus rindió Sirmium (Sremska Mitrovika, Serbia) a Juliano en su avance hacia Constantinopla el año 361 (Ammiano, 21, 9, 5-8) y participó luego con él en los primeros meses de la campaña de Persia del 363 (Ammiano, 23, 3, 9).

La primera mención que Ammiano Marcelino hace de Joviano le sitúa como oficial de la guardia personal (protector domesticus) de Constancio II a la muerte de este emperador y encargado de acompañar los restos del difunto desde Mopsukrenai (Turquía, cerca de Tarso) hasta Constantinopla el 3 de noviembre del año 361 (Ammiano, 21, 16, 20-21). Mantuvo ese puesto durante el gobierno de Juliano (360-363) y el año 363 era jefe de la guardia personal (domesticorum ordinis primus) del emperador (Ammiano, 25, 5, 4).

Ninguna fuente atribuye a Joviano méritos personales para asumir el trono más allá de los reconocimientos a la labor de su padre y de su suegro (Ammiano, 25, 5, 4; Eutropio, 17, 1); pero lo cierto es que Joviano fue elegido emperador a la muerte de Juliano en plena contienda contra las tropas persas del rey Sapor el día 27 de junio del año 363 (Ammiano, 25, 5, 4; 25, 5, 8; Eutropio, 17, 1). Fue proclamado en Maranga (cerca de Samarra, sobre el Tigris, en el actual Irak), el lugar en que había fallecido Juliano y hubo de hacer frente a la hostilidad persa hasta verse forzado a los pocos meses a firmar un tratado de paz (Ammiano, 25, 7) por el que los romanos renunciaban a parte de sus dominios en Mesopotamia y se establecía como límite el río Tigris, lo que suponía la cesión de las ciudades de Nisibis (Nusaybin, Turquía) y Singara (Sinjar, Irak); el tratado fue considerado vergonzoso por sus contemporáneos, pues suponía la entrega de territorios, hasta el punto de que Eutropio llegó a calificarlo como una humillación mayor que las Horcas Caudinas o la resistencia de Numancia (Eutropio, 17, 1-3).

La posición política de Joviano durante el segundo semestre del año 363 fue frágil, como lo muestra el asesinato de su suegro. Lucillianus vivía retirado en Sirimium, pero se le encomendó viajar a Mediolanum (Milán) para asegurar la posición de su yerno y nuevo Monarca; de allí pasó a Reims, donde murió en un tumulto de las tropas, que habían aceptado el rumor de que Juliano seguía vivo y que la elevación de Joviano era realmente una usurpación (Ammiano, 25, 10, 7).

Tras asumir su primer y único consulado con su hijo Varronianus en Ancyra (Ankara, Turquía) el 1 de enero del año 364, Joviano murió el 17 de febrero en Dadastana (Ammiano, 25, 10, 12), en la frontera de Bithynia y Galatia, por causas desconocidas y en su lecho. Más tarde fue divinizado y enterrado en la iglesia de los Apóstoles en Constantinopla.

 

Bibl.: O. Seeck, “Jovianus”, en Paulys Realenciclopädie der Classischen Altertums-wissenschaft (RE), IX.2, Stuttgart, Alfred Druchenmüller, 1916, cols. 2006-2011, n.º 1; A. H. M. Jones, J. R. Martindale y J. Morris, The Prosopography of the Later Roman Empire I, A. D. 260-395 (PLRE, I), Cambridge, University Press, 1971 (reimpr. 1975), pág. 461 (Fl. Iovianus, 3); J. Arce, El último siglo de la España romana: 284-409, Madrid, Alianza, 1982; G. Wirth, “Jovian. Kaiser und Karikatur”, en Vivarium: Festschrift Theodor Klauser zum 90. Geburtstag, Münster, Jahrbuch für Antike und Christentum. Erganzungsband, 11 (1984), págs. 353-384; J. Matthews, The Roman Empire of Ammianus Marcellinus, London, The Johns Hopkins University Press, 1989; L. W. Barnard, “Athanasius and the Emperor Jovian”, en Studia Patristica, 21 (1989), págs. 384- 389; M. H . Dodgeon y S. N. C. Lieu, The Roman Eastern Frontier and the Persian Wars (A. D. 226-363), London, New York, Routledge, 1991; T. D. Barnes, Athanasius and Constantius: Theology and Politics in the Constantinian Empire, Cambridge (Mass.), London, Harvard University Press, 1993; A. Cameron, The Later Roman Empire, London, Fontana Press, 1993; D. Kienast, Römische Kaisertabelle. Grünzuge einer römischen Kaiserchronologie, Darmstadt, Wissenschaftliche Buchgesellschaft, 1996, pág. 326.

 

Juan Manuel Abascal Palazón