Ayuda

Gordiano I

Biografía

Gordiano I. M(arcus) Antonius Gordianus. ?, ¿158/159? – Norte de África, c. 20.I.238. Emperador de Roma.

Su lugar de nacimiento se desconoce, aunque su nombre ha hecho pensar que pueda proceder de Asia Menor (PIR² A 833). De familia adinerada, pudo ser hijo de Maecius Marullus y Ulpia Gordiana (Scriptores Historiae Augustae [SHA], Vita Gordiani, 2, 2).

Su biógrafo en la Historia Augusta lo describía como un hombre con “la estatura propia de un romano”, elegante y de rostro majestuoso, ligeramente grueso y con un aspecto que imponía respeto. Decía que era moderado en sus hábitos de vida, sobrio con el vino, aficionado a dormir mucho y a bañarse varias veces al día, con un cierto grado de erudición que le habría hecho conocer a los filósofos griegos. También parece que sentía admiración por los emperadores de la dinastía Antonina. En Roma, fue dueño de la llamada casa de Pompeyo. Si es cierto lo que dicen las fuentes, hubo al menos otras dos biografías suyas, hechas por Arriano y Dexipo ([SHA], Vita Gordiani, 2, 1).

Los nombres de sus familiares se han transmitido en las fuentes, aunque no se han podido confirmar. Su mujer habría sido Fabia Orestilla, con la que habría tenido tres hijos. El mayor, Marcus Antonius Gordianus, conocido como Gordiano II, le sucedería en el trono. Parece que tuvo otro hijo de nombre desconocido, así como una hija, Maecia Faustina ([SHA], Vita Gordiani, 4, 2).

Antes de ocupar el trono, desempeñó los cargos que correspondían a una carrera habitual en un senador y miembro de la elite romana. Fue cuestor, edil y pretor, pasado a continuación al gobierno de algunas provincias. Fue gobernador de Britannia (año 216), Achaia (c. 220) y quizá de Siria (en 222). Entre estos dos, ocupó un consulado sufecto, es decir, en sustitución de un cónsul ordinario. Finalmente, ocupó el gobierno de África con rango de procónsul el año 237.

Precisamente, mientras desempeñaba el proconsulado de África fue nombrado Emperador por el Ejército en la ciudad de Thysdrus (El Jem, Túnez) (Eutropio, 9, 2, 2; Aurelio Víctor, 26, 1). Desde allí se fue a Cartago, desde donde escribió al Senado, que le ratificó en el trono algunos días más tarde. El nuevo Emperador, que ya era octogenario, gobernó con el nombre completo de Marcus Antonius Gordianus Sempronianus Romanus Africanus. Su hijo fue asociado al trono como Gordiano II.

Nada más subir al poder, tuvo que enfrentarse a los partidarios de Maximino, su predecesor en el trono, que continuaba vivo y se consideraba el legítimo Monarca a pesar de haber sido abandonado por una parte del Ejército. Durante el enfrentamiento, murió su hijo en Cartago. Al conocer la noticia, Gordiano padre se suicidó ([SHA], Vita Gordiani, 15, 1 y ss.; Herodiano 7, 9, 7-11), terminando así un breve reinado de apenas veinte días. Ambos fueron divinizados.

 

Bibl.: A. Stein, Prosopographia Imperii Romani saec. I, II, III. Editio altera (PIR²), Pars I, Berlin- Leipzig, Walter de Gruyter, 1933, págs. 159-161, n.º A 833; P. W. Townsend, “The revolution of A.D. 238: the leaders and their aims”, en Yale Classical Studies 14 (1955), págs. 49-105; P. von Rodhen, “M. Antonius Gordianus”, en Paulys Real-Encyclopädie der classischen Altertumswissenschaft. vol. I.2 (Stuttgart 1894), München, Alfred Druckenmüller, 1958, cols. 2628-2631, n.º 61; A. R. Birley, “Origins of Gordian I”, en M. G. Jarrett y B. Dobson (eds.), Britain and Rome, Kendal, Wilson, 1966, págs. 56-60; T. D. Barnes, “Philostratus and Gordian”, en Latomus, 27 (1968), págs. 581-597; V. Nutton, “Herodes and Gordian”, en Latomus, 29 (1970), págs. 719-728; R. Syme, “Gordianus, Pupienus, Balbinus”, en Emperors and Biography, Oxford, Clarendon Press, 1971, págs. 163-178; X. Loriot, “Les premières années de la grand crise du iiie siècle: de l’avènement de Maximin le Thrace (235) à la mort de Gordien III (244)”, en Aufstieg und Niedergang der römischen Welt, II.2, Berlin-New York, Walter de Gruyter, 1975, págs. 657- 787; G. Alföldy, Die Krise des römischen Reiches, Stuttgart, Franz Steiner Verlag, 1989; P. J. R. Rea, “Gordian III or Gordian I?”, en Zeitschrift für Papyrologie und Epigraphik, 76, 1989, págs. 103-106; M. Peachin, Roman Imperial Titulature and Chronology, A.D. 235-284, Amsterdam, Gieben, 1990; D. Kienast, Römische Kaisertabelle. Grünzuge einer römischen Kaiserchronologie, Darmstadt, Wissenschaftliche Buchgesellschaft, 1996, págs. 188-189.

 

María Pilar González-Conde