Ayuda

Filipo I

Biografía

Filipo I. El Árabe. Imperator Caesar M(arcus) Iulius Philippus. Philippopolis (Shahba, Siria), ¿c. 200? – ¿Verona (Italia)?, IX-X.249. Emperador de Roma.

Nació en una pequeña ciudad de la provincia romana de Arabia, a la que él mismo cambiaría el nombre por el de Philippopolis al subir al trono (hoy Shahba, en Siria) (Aurelio Víctor, 28: 1 y ss.). Su padre era Iulius Marinus, prefecto del pretorio desde el año 243. Su hermano Caius Iulius Priscus llegó a desempeñar el mismo cargo. Filipo se casó con Marcia Otacilia Severa, con la que al menos tuvo un hijo homónimo.

A comienzos del año 244 (entre el 13 de enero y el 14 de marzo: Código de Justiniano, 6, 10, 1), el Ejército le nombró Emperador. Firmó la paz con los persas, solucionando así el conflicto que había heredado, y regresó en el mismo año a Roma. En 245 partió hacia el Bajo Danubio para luchar contra los carpos.

Puso a su hermano Priscus al mando en Oriente y a su cuñado Servianus en Moesia (Zósimo, 1, 19, 2).

En 246-247, Filipo luchó contra carpos y germanos y celebró el triunfo en Roma a finales de ese verano.

Al año siguiente (248) estaba en la ciudad durante la conmemoración del milenario de su fundación, que festejó con juegos y espectáculos.

En Hispania destacan diversas inscripciones honoríficas dedicadas a Filipo por las ciudades de Tarraco (Tarragona), Baetulo (Badalona, Barcelona), Baria (Villaricos, Almería), Toletum (Toledo) y Olisippo (Lisboa), así como la dedicación de la provincia Bética hecha en Córdoba.

A principios del otoño del año 249 (septiembre-octubre), Filipo murió asesinado por los soldados tras una derrota en Verona (o, quizá, en Beroia de Macedonia o de Tracia) (Eutropio, 9, 3, 1). Había desempeñado tres veces el consulado (en 245, 247 y 248) y había recibido oficialmente, por sus victorias, los títulos de Parthicus, Persicus y Carpicus. Sofocó algunos intentos de usurpación, como el de Pacatianus y el de Iotapianus.

 

Bibl.: E. Hübner, Corpus Inscriptionum Latinarum, vol. II (CIL II), Berlin, Academia Litterarum Regia Borussicae, 1869, n.os 188, 3073, 4608, 5947 y 6083; A. Stein, “M. Iulius Philippus”, en Paulys Real-Encyclopädie der classischen Altertumswissenschaft, vol. X.1, Stuttgart 1918 (München, Alfred Druckenmüller, 1972, cols. 755 y ss., n.º 386); P. W. Townsend, “The revolution of A. D. 238: the leaders and their aims”, en Yale Classical Studies, 14 (1955), págs. 49-105; L. Petersen, Prosopographia Imperii Romani saec. I, II, III. Editio altera (PIR²), Pars IV.3, Berlin, Walter de Gruyter, 1966, págs. 246-248, n.º I 461; A. U. Stylow, “Änderungen in Kaiserinschriften. Zwei Beispiele aus Hispanien”, en Chiron, 19 (1989), págs. 399-405; Corpus Inscriptionum Latinarum, vol. II (editio altera), pars VII, conventus Cordubensis, Berlin, Walter de Gruyter, 1995, n.º 7, 225 (CIL II²/7, 225); D. Kienast, Römische Kaisertabelle. Grünzuge einer römischen Kaiserchronologie, Darmstadt, Wissenschaftliche Buchgesellschaft, 1996, págs. 198-203; X. Loriot y D. Nony, La crise de l’empire romain 235-285, París, Armand Colin, 1997; Y. Zahran, Philip the Arab. A study in prejudice, London, Stacey International Publishers, 2001; Ch. Körner, Philippus Arabs. Ein Soldatenkaiser in der Tradition des antonisch-severischen Prinzipats, Berlin-New York, Walter de Gruyter, 2002; W. Eck, “Zum Zeitpunkt des Wechsels der tribunicia potestas des Philippus Arabs und anderer Kaiser”, en ZPE, 140 (2002), págs. 257-261.

 

María Pilar González-Conde