Ayuda

Carlos Roa Rico

Biografía

Roa Rico, Carlos. León, 2.X.1911 – Madrid, 16.I.1995. Ingeniero de Caminos, catedrático y ferroviario.

Estudió en la Escuela de Caminos en el periodo 1931-36, coincidiendo con los años de la República y terminó los estudios pocos días antes del comienzo de la guerra. Hijo de un diputado de Renovación Española, se alistó en el ejército de Franco con el que participó, como alférez provisional, en el cerco de Oviedo, en la batalla del Ebro y en otras batallas. Al final de la contienda entró a trabajar en el puerto de El Musel. Permaneció en Gijón nueve años en los que realizó proyectos como el del ferrocarril de La Camocha al Musel y el anteproyecto del Gran Musel, y también muchas estructuras en la ciudad y la comarca, como la grada del estadio del Molinón, el edificio de la Escuela de Maternología y el Hospital de Jove, así como la remodelación de los puertos de Luarca o Lastres, en el litoral asturiano.

Pasó luego a la empresa del Ferrocarril de Langreo, en la que fue primero subdirector y después gerente. Era uno de los primeros ferrocarriles construidos en España, con un ancho de vía especial, bajo la dirección del famoso José Elduayen. La empresa se encontraba en ese momento en quiebra, pero, bajo la dirección de Roa se modernizó y reestructuró, llegando a cotizar en bolsa. Esta modernización, aparte del arreglo de vías, talleres y estaciones, supuso, sobre todo, un cambio de actitudes y mentalidades. Construyó viviendas y comedores para los empleados y readmitió a los antiguos empleados expulsados a raíz de la guerra, con el consiguiente restañado de viejas heridas. Desde el punto de vista de la vía, su obra más importante fue la construcción del túnel de Carbayín, que enlazaba el apeadero de Noreña con la estación de La Florida, abandonando el plano inclinado de San Pedro, construido en tiempos de Elduayen.

En septiembre de 1957 fue nombrado profesor encargado de la asignatura de Economía del Transporte en la Escuela de Caminos y en octubre de 1960 obtuvo la cátedra por concurso oposición. Carlos Roa tenía una enorme vocación docente, que ya había ejercitado en Gijón, donde daba clases de matemáticas para preparar aspirantes al ingreso en la Escuela de Caminos. En la cátedra fue un profesor dialogante, de mentalidad abierta, más interesado en infundir inquietud por el estudio de los problemas esenciales, que por la enseñanza de materias memorísticas. Permaneció en la cátedra hasta finales de los años setenta en que le sucedió el ingeniero y economista Rafael Izquierdo.

Durante un tiempo estuvo a caballo entre Langreo y Madrid, donde también actuó como vicepresidente del Consejo Superior de Transportes, hasta que, a finales de 1961, fue nombrado director general de RENFE, lo que determinó su traslado definitivo a Madrid. En la dirección de RENFE se mantuvo siete años, formando equipo con el presidente Carlos Mendoza, y en ese periodo realizó una extraordinaria labor de racionalización. A decir de Jaime Badillo, que fue subdirector en esa época, Roa introdujo “una completa revolución de organización, de procedimientos y de trato personal”.

Al cesar en RENFE fundó INECO, oficina consultora, que empezó trabajando para RENFE y acabó teniendo muchos otros clientes dentro y fuera de España, y en la que marcó su impronta de seriedad, trabajo y preocupación por los problemas de sus colaboradores, procurando el crecimiento profesional y humano de todos ellos, al margen de consideraciones generacionales o ideológicas. Refiriéndose a su apertura al diálogo y a la controversia, Guillermo Vázquez, uno de sus colaboradores de esos años, recuerda como un descubrimiento insólito, para un técnico joven, la libertad de debatir diariamente sobre cualquier cuestión con el presidente de su empresa. En 1983 dejó la empresa para pasar a presidir la Comisión para estudio de los Ferrocarriles Españoles, cuyo informe marcó la orientación de la política ferroviaria de los años siguientes.

 

Obras de ~: “Política, Planificación de transportes y urbanismo”, en Revista de Obras Públicas (1972), págs. 181-190; “La coordinación de las inversiones y la planificación de las infraestructuras y de los servicios”, en Revista de Obras Públicas (1974), págs. 13-29; “Prospectiva y transporte, en Revista de Obras Públicas (1974), págs. 323-343; “Informe de la Comisión para el estudio de los ferrocarriles españoles”, Madrid, julio 1984, en Carlos Roa Rico, Maestro de Ingenieros (1911-1995), Madrid, Ineco, 1996, págs. 64-171.

 

Bibl.: Carlos Roa Rico, Maestro de Ingenieros (1911-1995), Madrid, Ineco, 1996.

 

Fernando Sáenz Ridruejo