Ayuda

Rafael del Pino Moreno

Biografía

Pino Moreno, Rafael del. Madrid, 10.XI.1920 – 14.VI.2008. Empresario y filántropo.

Nació y se educó en una familia ilustrada. Su padre, el ingeniero Fernando del Pino, fue uno de los fundadores de la Sociedad Filarmónica Madrileña. Estudió en el Colegio del Pilar de Madrid y nada más terminar el bachillerato, al estallar la Guerra Civil, se alistó como voluntario en las fuerzas alzadas, donde llegó a oficial de complemento de Artillería (fue el n.º 1 de su promoción de Alférez Provisional de Artillería en la Academia de Segovia). Con el grado de teniente, permaneció en el Ejército hasta 1944, a la vez que iniciaba en 1942 los estudios en la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid, que se costeó dando clases particulares.

Antes de terminar la carrera de ingeniero en 1947, entró como ayudante de ingeniero en la empresa Vías y Construcciones, en la que llegó a director. En 1952, la abandonó para establecerse por su cuenta. Viajó por Francia y Alemania para conocer nuevas tecnologías ferroviarias, con lo que propuso aplicar dos innovaciones en España: la soldadura aluminotécnica de carriles y una técnica de preparación de las traviesas, lo que le facilitó la firma de un contrato con Renfe para reparación de traviesas y construcción de vías. Innovador permanente, fue el primero en entrar en el mundo concesional con la autopista Bilbao-Behovia.

El 18 de diciembre de 1952, creó Ferrovial, configurada como una empresa meramente familiar. La pequeña empresa firmó un acuerdo de colaboración (1953-1958) con una gran constructora, MZOV, lo que le permitió las primeras incursiones en el ámbito internacional (ferrocarril Puerto Cabello-Barquisimeto en Venezuela y puerto de Moçamedes en Angola). En su propio ámbito, Ferrovial contrató las obras de los suburbanos de Madrid y Barcelona y en el Plan de Enlaces Ferroviarios de Madrid en el decenio 1950-1960. Del Pino pretendía diversificar sus actividades, por lo que en 1958 formó un consorcio con la firma F. Cachafeiro S.A. para acometer obras hidráulicas (complejo hidroeléctrico Salto 2 del Río Sil, embalse de Fervenza, trasvase Tajo-Segura). La década siguiente fue la de la gran expansión de la actividad empresarial de Del Pino, que entró en el ramo de carreteras y en el sector inmobiliario. En 1968 creó la empresa Europistas, posteriormente Eurovías y, por último, Cintra, construyendo autopistas por toda España, Colombia, Chile y Canadá.

En 1972, Del Pino fue solicitado por el Ministerio de Industria para que fuera el primer presidente de la Empresa Nacional de Gas, asumiendo también consejerías en la Empresa Nacional de Petróleos de Tarragona y en Butano, dependientes del Instituto Nacional de Industria (INI), así como una vocalía del Instituto Nacional de Hidrocarburos.

En 1999, tras la fusión con la constructora Agromán, Del Pino tomó la decisión de que Ferrovial, que conservaba el carácter de empresa familiar pese a su extraordinaria expansión, comenzase a cotizar en Bolsa, mediante oferta pública del 35 por cien del capital, valorado en cien mil millones de pesetas, lo que le permitía conservar el control. En ese momento, los negocios de Rafael del Pino se estructuraban en cinco divisiones: construcción (Ferrovial- Agromán, Ferrovial-Agromán Internacional, Ferconsa y Cadagua), infraestructuras (Cintra), inmobiliaria (Ferrovial Inmobiliaria y Lar 2000), servicios (Ferroser) y telecomunicaciones (Ferrovial Telecomunicaciones).

Además de dirigir las entidades citadas, Rafael del Pino ha sido presidente o consejero de Philips Ibérica, Banco Hispano Americano, Consortium S.A, Autema, Banco Central Hispano Americano y Autopista del Sol Concesionaria Española S.A. Asimismo, ha formado parte de las siguientes instituciones: Asociación para el Progreso de la Dirección, Círculo de Empresarios —del que fue cofundador—, Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), Colegio Libre de Eméritos Universitarios, Seopan, Instituto de la Empresa Familiar, Instituto de Estudios Superiores de Empresa, Fundación Príncipe de Asturias, Fundación General de la Universidad Complutense, Fundación Silos, Consejo de Patronos de la Asociación Española de Fundaciones, Asociación Española del Pacto Mundial.

Las inquietudes culturales y filantrópicas del empresario culminaron en la creación el 4 de noviembre de 1999 de la Fundación Rafael del Pino, a la que dotó con 18.000 millones de pesetas de su patrimonio personal. Su objetivo principal es “el fomento de la formación de los dirigentes actuales y del futuro”, aunque tiene un amplio programa que incluye becas, premios, dotación de cátedras, apoyo a academias y conservación del patrimonio histórico. Entre otra distinciones, Rafael del Pino es Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil, doctor honoris causa por la Universidad de Castilla-La Mancha, Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, Medalla de Oro de la Real Academia de la Historia, Placa de Oro de la Real Academia Española, Medalla de Oro de la Sociedad Geográfica Española, Premio Empresario 1986 de la Cámara de Comercio de Madrid y Premio Juan Lladó, Premio “Mejor Empresario de la Construcción y Promoción Inmobiliaria” en 1993, 1994, 1996 y 1999, “Mejor Trayectoria Empresarial” y Medalla de Oro de la Asociación Española de la Carretera. Apasionado de la navegación dio la vuelta al mundo en su propio barco.

 

Bibl.: I. Alonso y F. Cabezas, El perfil del éxito. 75 protagonistas de la economía española, Madrid, Gaceta de los Negocios, 1992; J. González y A. Tizón, “El patriarca de la construcción”, en El Mundo, 14 de febrero de 1999, págs. 2-3; J. Rivera, “Rafael del Pino y Moreno, Presidente de Ferrovial. Los Gobiernos europeos siempre están pensando en las próximas elecciones”, en El País, 15 de marzo de 1999, pág. 70; A. Marco y P. Alonso, “La hora de Ferrovial”, en Expansión del Inversor, 17 de abril de 1999, págs. 1-3; L. M. Mirón, “Rafael del Pino. La empresa familiar es el motor para el desarrollo de un país”, en ABC, 1 de mayo de 1999, págs. 44-45; M. Cabrera Calvo Sotelo, “Rafael del Pino Moreno (1920)”, en E. Torres (dir.), Los 100 empresarios españoles del siglo xx, Madrid, Lid, 2000, págs. 482-487; J. de Lorenzo, “Rafael del Pino. Los empresarios tienen que saber ganar y perder”, en Ser empresario del siglo xxi, 79 (abril de 2004), págs. 18-21; M. Cifuentes, “Los Del Pino, de la traviesa a la multinacional”, en Tiempo, 17 de enero de 2005, págs. 60-62; J. M.ª López de Letona y Núñez del Pino, “In memoriam: Rafael del Pino y Moreno. Encuentros a lo largo de una vida”, en Boletín de la Real Academia de la Historia, t. CCVII, cuad. 1 (enero-abril de 2010), págs. 15-22.

 

Luis Reyes Blanc