Ayuda

Diego Pérez de Mesa

Biografía

Pérez de Mesa, Diego. Ronda (Málaga), 1563 – Sevilla, c. 1615. Cosmógrafo, matemático, astrólogo y escritor.

Estudió Artes en Salamanca (1577-1581) con Jerónimo Muñoz y se graduó como maestro en Artes. Hacia 1586 ocupó la Cátedra de Matemáticas y Astronomía de Alcalá; en 1591 ganó la Cátedra de Salamanca, pero no tomó posesión, pues decidió quedarse en Alcalá. En 1595 se trasladó a Sevilla, por mandato de Felipe II, según consta en uno de sus manuscritos, a ocupar una Cátedra que creó el Cabildo en colaboración con la Universidad de Mareantes y cuyas lecturas debían hacerse en castellano y no en latín como era obligado en las universidades de la época. Pérez de Mesa explicó Astronomía, Aritmética, Geometría Práctica y Astrología con sus aplicaciones a la medicina y al arte de navegar. Dejó numerosos manuscritos de Náutica, Astrología, Matemáticas y Astronomía, conservados en la Biblioteca Nacional y en la de la Universidad de Salamanca.

Sobre cosmografía, el más importante es Comentarios de Sphera, por el licenciado Diego Pérez de Mesa, catedrático de Sevilla, a 22 de septiembre de 1596, redactado en dicha ciudad entre 1596 y 1598, según figura en el propio manuscrito, probablemente para utilizarlo en las clases que impartía como catedrático de Matemáticas en dicha ciudad. En este tratado define el objeto de la cosmografía y señala “que esta doctrina es casi mixta con la filosofía y por eso averigua muchas cuestiones hermosísimas de la misma filosofía”, tales como si hay o no esfera de fuego en el cóncavo de la Luna, si es posible que se mueva la Tierra, si se mueven los astros, siguiendo las doctrinas de su maestro, Jerónimo Muñoz. Tal como subraya Navarro, ambos consideran que el astrónomo está perfectamente legitimado para hacer afirmaciones de filosofía natural y dedica la primera parte de sus Comentarios a discutir cuestiones puramente cosmológicas. Los dos cosmógrafos niegan que haya esfera de fuego en el cóncavo de la Luna, fundamentando su posición en que dicha esfera produciría refracción de los rayos del Sol y de los otros astros, citando en su apoyo a autores como Copérnico y Cardano; niegan la existencia y necesidad de las esferas celestes, citando a Tycho Brahe, así como la incorruptibilidad de los cielos. Pérez de Mesa considera que los cielos también son de aire y no de éter o quintaesencia aristotélica y que los astros están compuestos, como nosotros, de los cuatro elementos; al movimiento de la Tierra le dedica un capítulo entero, el sexto, aunque sólo discute su movimiento de rotación, ya que en su opinión esta cuestión no puede decidirse con absoluta certeza, sino sólo como posibilidad, para concluir que lo más posible es que esté quieta, sin movimiento, utilizando argumentos de Aristóteles y Ptolomeo, aunque expone también las tesis de Copérnico sobre el movimiento de la Tierra; siguiendo a este astrónomo, defiende que el centro de la Tierra, de la gravedad y del agua coinciden, criticando a los autores, como Paulo Veneto y Melchor Cano, que habían afirmado que el agua era mayor que la tierra en la proporción de 1 a 10. Al final de su vida redactó una versión de su Sphaera en latín, dedicada al arzobispo de Sevilla, Gaspar de Borja, y dirigida al mundo académico.

El Tratado del Arte de navegar, compuesto unos años antes, aunque en el manuscrito aparece “Fin del tratado de la navegación por el licenciado Diego Pérez de Mesa a 6 de septiembre 1603”, es un texto semejante a otros impresos que tuvieron una gran difusión en la época, como el de Rodrigo Zamorano, y parece dispuesto para ver la luz, pues el manuscrito está muy cuidado y lleva intercalados dibujos a pluma.

Está dividido en tres libros, y comienza con la definición de lo que se entendía en la época por navegación, unas veces viaje o camino por la mar, y otras la ciencia o arte de navegar, insistiendo en que era al mismo tiempo arte y ciencia, “pues no sólo es conocimiento y especulación, sino que tiene un fin práctico y factible, que es navegar y llevar con real movimiento el navío de una parte a otra”; es lo que hoy se llamaría una ciencia aplicada. Por tanto, el texto contiene parte teórica sobre cosmografía, con las descripciones de los distintos mares orientales y occidentales, y parte práctica, explicando cómo utilizar los instrumentos náuticos. Hace continuas referencias al trabajo de los más importantes científicos, clásicos como Aristóteles, Ptolomeo o Euclides, pero también al de los cosmógrafos de su época, como los de Pedro Nunes sobre los rumbos, los de su maestro Jerónimo Muñoz o Simón y Tovar, aunque no los cite expresamente.

Discute el movimiento de la tierra, tal como lo hace en sus Comentarios de Sphera, y las causas que han producido cambios en ella, pero especialmente trata de explicar las corriente marítimas, las mareas, y hace hincapié en la necesidad de disponer de descripciones muy precisas, proporcionadas por los pilotos, de las costas y sus accidentes, y de conocer con exactitud las coordenadas geográficas, latitud y longitud; se detiene en el método de los eclipses, y explica que “muchos de los escritores de navegación modernos imaginan traças de relojes, para que yendo por la mar conozcan en qualquier parte con precissión el meridiano y longitud, en que el navío se halla”, tratando de lograr un reloj exacto y preciso de arena o de metal; pero afirma que la experiencia demostraba que fabricar tal reloj no era posible. El problema de la determinación de la longitud preocupaba mucho en la época, y a pesar de los muchos intentos y de la convocatoria de cuantiosos premios para quien lo lograra, no fue posible hasta el siglo xviii, cuando se pudo disponer de ese reloj tan ansiado.

Pérez de Mesa publicó en 1590 una nueva edición, probablemente la cuarta, del Libro de las grandezas y cosas notables de España (1548), de Pedro de Medina, con un mapa de España por regiones en su portada y numerosos grabados xilografiados intercalados en el texto, corrigiendo y ampliando la obra notablemente.

Ya anciano, escribió también Política o razón de estado, manuscrito fechado en 1632, redactado entre 1623 y 1625.

 

Obras de ~: Tratado primero de la astronomía judiciaria en el cual se enseñan las introducciones para juzgar astrológicamente, Diego Pérez de Mesa, Salamanca, 1579 (Biblioteca Nacional de España [BNE], ms.); Astrología judiciaria que leyó en Sevilla Diego Pérez Messa Cathedrático de Alcalá de Henares por mandado del Rey Nuestro Señor D. Phelipe Año de 1595; Comentarios de Sphera por el licenciado diego peres de mesa catedrático de Sevilla, a 22 de setiembre de 1596 (BNE); Libro y tratado del arismética y arte mayor y algunas partes de astrología y matemáticas, compuestas por el eroyco y sapientísimo maestro el Licenciado Diego Pérez de Mesa, Catedrático desta Real ciudad de Sevilla del año de 1598 (Biblioteca de la Universidad de Salamanca (BUS), ms.]; Libro 1.º y Cuaderno de la Geometría Práctica, 1599 (BNE); Tractatus Astrologiae a doctíssimo D. Didaco Perez de Messa Romae perfectus anno 1602 (BUS); Tratado del Arte de navegar, 1603 (BNE); Política o Razón de Estado, sacada de la doctrina de Aristóteles, Madrid, 1632 (BNE); Cosmographia, seu de Sphaera mundi cum omnibus suis conclusionibus demonstratibus ex primis, veris et inmediatis, Geographia cum demonstrationibus, s. f. (BNE); Libro primero de navegación, s. f. (BNE); Libro y tratado de la Aritmética y arte mayor y algunas partes de Astrología, s.

f. (BNE); Tratado de Astrología de diferentes modos de levantar figuras, los 303 aphorismo, s. f. (BNE); Aforismos de astrología, s. f. (Monasterio de El Escorial); Primera y secunda parte de las grandezas y cosas notables de España, compuesta primeramente por el maestro Pedro de Medina [...] y agora nuevamente corregida y muy ampliada por Diego Pérez de Messa, Alcalá de Henares, en casa de Iuan Gracián, a costa de Luys Méndez, 1590 (Alcalá, J. de Torres, 1595); Política o razón de estado, s. f. (ed. crítica de L. Pereña y C. Baciero, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Escuela Española de la Paz, 1980).

 

Bibl.: F. Picatoste Rodríguez, Apuntes para una biblioteca científica española del siglo xvi, Madrid, Imprenta y Fundición de Manuel Tello, 1891, págs. 243-244; V. Navarro Brotóns, “Pérez de Mesa, Diego”, en J. M.ª López Piñero, Th. F. Glick, V. Navarro Brotóns y E. Portela Marco, Diccionario histórico de la ciencia moderna en España, vol. II, Barcelona, Península, 1983, págs. 160-162; V. Navarro Brotóns, “La astronomía”, e I. Vicente Maroto, “El arte de navegar”, en J. M.ª López Piñero (dir.), Historia de la ciencia y de la técnica en la Corona de Castilla, III. Siglos xvi y xvii, Valladolid, Junta de Castilla y León, 2002, págs. 285-287 y págs. 357-358, respect.

 

Isabel Vicente Maroto