Ayuda

José María Amigó y Ferrer

Biografía

Amigó y Ferrer, José María. Luis de Masamagrell. Masamagrell (Valencia), 17.X.1854 − Godella (Valencia), 1.X.1934. Capuchino (OFMCap.), obispo y fundador de los Terciarios Capuchinos de Nuestra Señora de los Dolores y Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia.

Bautizado con el nombre de José María, en la temprana adolescencia experimentó una fuerte vocación a la vida sacerdotal y se matriculó en el seminario de Valencia, donde cursó los primeros años de la carrera eclesiástica. Poco antes de completar los cursos filosóficos, en abril de 1874, deseoso de una vida más exigente, solicitó el ingreso entre los capuchinos de Bayona (Francia) donde, al empezar el noviciado (12 de abril de 1874), recibiría el nombre religioso de fray Luis de Masamagrell.

El año 1877 formó parte del grupo de capuchinos que se establecieron en Antequera (Málaga) para restaurar la vida capuchina pasando, dos años después, al convento de Montehano de Escalante (Santander), donde recibió, el 29 de marzo de 1879, la ordenación sacerdotal. Dada su ejemplar vida de oración, observancia y austeridad, en agosto de 1881 fue destinado al convento de Masamagrell con el cargo de vicemaestro de novicios, y después con el de guardián y maestro hasta 1893, en que fue nombrado director de la Escuela Seráfica ubicada en Ollería. El año 1898, en ocasión de la restauración de la provincia capuchina de la Preciosísima Sangre de Valencia, el padre Bernardo de Andermatt, ministro general, lo proclamó primer ministro provincial y creó la revista Florecillas de San Francisco (1899). Fundó la Congregación de Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia (1885) y la Congregación de Terciarios Capuchinos de Nuestra Señora de los Dolores (1889), dedicados al servicio de los hospitales y a la reeducación de la juventud en correccionales.

Conociendo la Santa Sede sus grandes aptitudes, observancia y celo pastoral, el papa Pío X lo nombró, el 18 de abril de 1907, obispo titular de Tagaste y administrador apostólico de Solsona (Lérida), donde practicó la visita pastoral en toda la diócesis, organizando círculos católicos y sindicatos agrícolas para mejorar la cuestión social y ofrecer a campesinos y obreros la debida instrucción. El 18 de julio de 1913 fue promovido a la diócesis de Segorbe (Castellón), donde procuró la creación del Museo Arqueológico y la catalogación del Archivo Diocesano, mostrando siempre una muy especial solicitud por la formación de la juventud y del clero. Murió con gran fama de santidad y tiene incoado el proceso de beatificación (1950).

 

Bibl.: G. de Benejama, “In memoriam. Exmo. y Rdmo. P. Luis Amigó y Ferrer, Capuchino, Obispo de Segorbe (1854- 1934)”, en Florecillas de San Francisco, 35 (1934), págs. 257- 263; M. Ramo Latorre, El Siervo de Dios Padre Luis Amigó y Ferrer, Madrid, 1950; L. de Aspurz, “Amigó y Ferrer, Luis”, en Q. Aldea Vaquero, T. Marín Martínez y J. Vives Gatell (dirs.), Diccionario de Historia Eclesiástica de España, vol. I, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Enrique Flórez, 1972, págs. 58-59; C. Cargnoni, Sulle orme dei santi. Il santorale cappuccino: santi, beati, venerabili, servi di Dio, Roma, Istituto Storico dei Cappuccini, 2000.

 

Valentí Serra de Manresa, OFMCap.