Ayuda

Francisco de Luxán Miguel y Romero

Biografía

Luxán Miguel y Romero, Francisco. Madrid, 1798 – 12.VII.1867. Geólogo, químico, general.

Realizó estudios militares en el arma de Artillería en el Colegio de Segovia, en el que ingresó como cadete en 1812 y desempeñó toda su carrera vinculada a dicho cuerpo, asistiendo, entre otras acciones bélicas, a la defensa de Cádiz frente a las tropas del duque de Angulema en 1823 y en 1837 a la toma de Irún en el curso de la Primera Guerra Carlista. Llegó hasta el empleo de mariscal de campo, si bien sufrió en varias ocasiones la separación del Ejército, primero por liberal, en 1823, cuando se vio represaliado y relegado a Castuera (Badajoz); sólo fue readmitido en el arma artillera en 1833 como consecuencia de la amnistía decretada por la reina María Cristina. Más tarde volvió a sufrir contratiempos debido a sus opiniones y su constante práctica política progresista. Y fue en el seno del partido que representaba esa tendencia liberal en el que se desarrolló su trayectoria política.

Fue diputado en varias legislaturas por la provincia de Badajoz, alcanzando notoriedad nacional como autor de un celebrado discurso de felicitación al general Espartero en ocasión de su victoria en Luchana frente al carlismo. Fue también senador, consejero de Estado y ministro de Fomento en tres ocasiones, 1854, 1856 y 1863.

Como científico, fue profesor en la Academia segoviana de Artillería y aprovechó su destino en Sevilla en 1819 para asistir a las enseñanzas de la cátedra de Química de la capital hispalense. En 1827, tras uno de sus períodos de ostracismo, se instaló nuevamente en Sevilla, primero como alumno fundidor de Artillería y más tarde como ayudante de fundidor en la fábrica de aquella ciudad. En virtud de su buen hacer fue comisionado para pasar a Madrid para estudiar Química y Metalurgia; allí tuvo ocasión de seguir los cursos de Docimasia de Duro y Garcés y el de Mineralogía de Donato García. Su excelente preparación le acreditó para recibir una nueva comisión en 1833, la de viajar al extranjero para visitar fábricas de armas y fundiciones e investigar las novedades en ellas introducidas.

Viajó por Francia, Bélgica, Holanda, Inglaterra y Alemania y dio cuenta de sus observaciones en una obra publicada en 1837.

Como consecuencia de su prestigio como científico fue designado como académico de número de la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, en el seno de la cual desempeñó numerosos trabajos. Y más tarde, contribuyó a la fundación del Real Instituto Industrial de Madrid. Formó parte de la comisión española encargada de la preparación de la gran Exposición Universal de Londres de 1862 y, por último, entre las más importantes de sus ocupaciones científicas figuró la presidencia de los trabajos de la comisión encargada de la carta geológica de Madrid.

De su obra escrita cabe destacar, sobre todo, las descripciones técnicas de sus viajes a Europa y los manuales para la enseñanza de Mineralogía y Geología, elaborados a partir de su propia actividad didáctica: Lecciones de geología y Tratado elemental de mineralogía, en ambos casos, explicaciones metódicas que incluían los más recientes adelantos alcanzados en ambas ciencias.

 

Obras de ~: Itinerario de un viage facultativo verificado en el continente y descripción de las fundiciones de Duay, Strasburgo, Tolosa, La Haya, Carlsruhe, Lieja y Seyner-Hute, Madrid, Imprenta de D. Eusebio Aguado, 1837; Lecciones de geología explicadas en la sociedad de instrucción pública, Madrid, Imprenta de D. Eusebio Aguado, 1841; Tratado elemental de mineralogía destinado a la enseñanza de esta ciencia en la Escuela de artillería de Segovia, Sevilla, Imprenta de D. José Herrera Dávila y Cía., 1845; “Estudios y observaciones geológicas relativas a terrenos que comprenden parte de la provincia de Badajoz y de las de Sevilla, Toledo, Ciudad Real y notas geológicas de estos terrenos”, en Memorias de la Real Academia de Ciencias de Madrid, t. I, partes 1.ª y 2.ª (1850), págs. 3-34 y págs. 1-71 respect.; Memoria de los trabajos verificados en el año 1851 por las diferentes secciones encargadas de formar el mapa geológico de Madrid y el general del reino, Madrid, 1852; “Viage científico a Asturias y descripción de las fábricas de Trubia, de fusiles de Oviedo, de zinc de Arnau y de hierro de la vega de Langreo”, en Memorias de la Real Academia de ciencias de Madrid, t. III, parte 1.ª (1861), págs. 105-192; Memoria presentada por el Exmo Sr [...] como representante de la comisión encargada del estudio de la exposición internacional de Londres de 1862, Madrid, Imprenta Nacional, 1863.

 

Bibl.: E. Maffei y R. Rua Figueroa, Apuntes para una Biblioteca española de libros, folletos y artículos, impresos y manuscritos relativos al conocimiento y explotación de las riquezas minerales y a las ciencias auxiliares, Madrid, Imprenta de J. M. Lapuente, 1871 (reed. en León, Cátedra de San Isidoro, 1970); J. Almirante, Bibliografía militar de España, Madrid, M. Tello, 1876; J. Vigón, Historia de la artillería española, Madrid, CSIC, 1947; J. Vernet Ginés, Historia de la ciencia española, Madrid, Instituto de España, 1975; J. M. López Piñero, T. F. Glick, V. Navarro Brotons y E. Portela Marco, Diccionario histórico de la ciencia moderna en España, Barcelona, Península, 1983.

 

Julio Sánchez Gómez