Ayuda

Catalina de Borbón

Biografía

Borbón, Catalina de. Duquesa de Albret, de Lorena y de Bar. París (Francia), 7.II.1559 – Nancy (Francia), 13.II.1604. Infanta de Navarra.

Hija de Antonio de Borbón, duque de Vendôme y príncipe de la Sangre de Francia, y de Juana III de Albret, reina titular de Navarra, nació en el Hotel d’Albret de París el 7 de febrero de 1559 y fue bautizada por el rito católico, a pesar de ser sus padres grandes defensores de la fe reformada como calvinistas convencidos. Creció en tiempos de graves enfrentamientos religiosos en Francia, que afectaron de forma directa a su entorno familiar, las familias reales de Francia y de Navarra. Educada en la corte francesa de los Valois, y reformada convencida, en 1572 fue forzada a convertirse al catolicismo, fe de la que volvió a abjurar cuatro años más tarde, en 1576, cuando abandonó la corte francesa para instalarse en el castillo de Pau, feudo de la familia real de Navarra, al año siguiente. Fue entonces cuando su hermano, Enrique de Borbón, la nombró regente de sus feudos en Guyena, que comprendían la Navarra francesa, el Bearn, el Albret, el Armagnac, el Bigorre, el Marsan y la región de Foie, por cartas patentes del 4 de enero de 1577.

Gobernó aquellas tierras hasta 1592, administrándolas y apoyando militarmente a su hermano en la guerra que éste sostuvo por hacerse con el trono de Francia. Con el advenimiento de su hermano a la corona francesa con el nombre de Enrique IV, en 1589, fue primera dama de aquel reino instalándose en la corte de París. Al igual que su madre, la reina titular de Navarra, siempre fue una resuelta protectora de sus correligionarios de fe, los hugonotes franceses.

Varios príncipes solicitaron su mano y finalmente contrajo un brillante matrimonio en el castillo parisino de Saint-Germain-en-Laye, el 31 de enero de 1599, que sirvió para sellar la paz entre Enrique IV y el jefe de la poderosa casa de Lorena. Desde entonces se instaló en la corte del ducado de Lorena, en Nancy, en compañía de su esposo Enrique de Lorena, duque de Lorena y de Bar, en otro tiempo candidato a la corona de Francia. Aunque su negativa de volver a convertirse al catolicismo le costó la excomunión del papa Clemente VIII, siempre se mantuvo fiel a la fe reformada y falleció de pleuresía en el palacio ducal de Nancy el 13 de febrero de 1604, convencida de estar finalmente embarazada. No dejó hijos de su matrimonio, contrayendo su esposo segundas nupcias con la princesa Margarita Gonzaga. Fue enterrada en la iglesia de San Jorge, en la ciudad de Vendôme.

 

Bibl.: J. P. Babelon, Henri IV, Paris, Fayard, 1982; R. Ritter, La soeur d’Henri IV, Catherine de Bourbon, Paris, Jean Touzot, 1986; D. Labau, Lorsque les Seigneurs de Bearn régnaient sur la Navarre, Pau, Éditions Covedi, 1994; P. Tucoo- Chala, Catherine de Bourbon, une calviniste exemplaire, Biarritz, Atlantica, 1997; S. Melchior-Bonnet, Catherine de Bourbon, l’insoumise, Paris, Nil editions, 1999; P. van Kerrebrouck, La Maison de Bourbon, 1256-2004, t. I, Villeneuve d’Ascq, 2004.

 

Ricardo Mateos Sáinz de Medrano