Ayuda

Regino Mas Marí

Biografía

Mas Marí, Regino. Benifaió (Valencia), 25.IV.1899 – Valencia, 30.V.1968. Artista fallero y decorador de arte efímero.

Hijo de un pintor mural, secundó a su padre desde temprana edad. Al trasladarse la familia a Valencia, se le abrieron nuevas posibilidades laborales. Como aprendiz, trabajó con el escenógrafo Vicente Pastor y colaboró con los decoradores Tadeo Villalba y Ramón Andrés, al mismo tiempo que cursó estudios de Dibujo en la Academia de San Carlos de Valencia.

En esta misma etapa de juventud fue decisivo su paso por el taller de Enrique Guillot, donde participó en la construcción de fallas y encontró el ánimo para realizar en 1918 la primera falla en solitario para la comisión de la plaza del Mercado de Ruzafa.

Durante la década de 1920 fue labrando su nombre como artesano. En 1928 fue contratado para construir la primera falla iniciadora del movimiento de implantación fundacional de la fiesta de las fallas en Gandía. En los siguientes años de la década de 1930 ya consiguió ser un reconocido artista fallero, tanto como para implicarse en el activismo profesional en tiempos de la Segunda República. El año 1932, junto con un grupo de artesanos vinculados al Círculo de Bellas Artes, participó en la fundación de la Asociación de Artistas Falleros Acció d’Art, de la cual más tarde fue presidente llevando el sobrenombre de Arte Popular. En 1934 su proyecto El Indulto del Fuego, presentado al concurso de ideas para instaurar nuevos actos en el programa de fiestas, resultó elegido por el Ayuntamiento de Valencia. La idea realizada y convertida en tradicional consistía en una exposición y exhibición de un ninot de cada falla, la elección del mejor por votación popular y la participación en la salvación del fuego de una cabalgata folclórica de recogida del indultado con destino al museo.

En 1937, en plena Guerra Civil, Regino Mas, al pertenecer a la Alianza de Intelectuales, participó en la construcción de cuatro fallas de carácter antifascista.

Estos trabajos subvencionados con 40.000 pesetas por el Ministerio de Instrucción Pública sólo consiguieron ser exhibidos en una exposición. Los años inmediatos de la posguerra fueron tiempos difíciles para el artista. Fue juzgado por un Consejo de Guerra y condenado junto con el literato Francisco Almela y Vives a seis meses y un día de prisión menor por haber firmado en un número extraordinario de la revista Nova Cultura, un artículo ilustrado que hacía burla del Movimiento Nacional y sus principales líderes políticos.

Sin embargo, a partir de entonces, se inició la más esplendorosa etapa artística de Regino Mas, plagada de continuos primeros premios. Su prestigio profesional ayudó en 1945 a refundar la Asociación de Arte Popular convertida en Gremio Artesano de Artistas Falleros. Ese mismo año, siendo asesor artístico de la Junta Central Fallera, diseñó el emblema del Buñol de Oro, la meritoria recompensa de este órgano rector de la fiesta. Su trabajo comenzó a marcar una evolución artística, en la que las grandes dimensiones de los monumentos las combinó perfectamente con la bella estética, el ingenio y la sátira, sin que ello transgrediera el digno aire sobrio que imprimía a su obra, sobre todo en los remates y en las caricaturas de los ninots de las escenas. Tanto es así que el monumento fallero encontró la definición del modelo conformado por bases escénicas de desarrollo temático, cuerpo central alegórico y remate con figura principal de síntesis.

Desde 1944 sus mejores fallas las levantó en la plaza del Mercado Central de la sección especial, aunque también desde 1949 las compaginó realizando otras para la comisión de las calles Convento de Jerusalén- Matemático Marzal de la sección primera hasta el año 1955, que marchó a la República Dominicana, donde bajo contrato construyó pabellones y artísticas carrozas para la Feria de la Paz. Dos años después regresó a Valencia para trabajar en su taller de Benicalap, y allí construyó su última falla para las calles de Convento de Jerusalén-Matemático Marzal titulada Sobre ruedas, con crítica ocurrente y graciosa de los problemas del tráfico y la motorización.

Después, Regino Mas siguió dedicado a la decoración, realizando trabajos especiales. Fue contratado por el productor cinematográfico Samuel Bronston para realizar decorados para las superproducciones de las películas Cincuenta y cinco días en Pekín (1963) y La caída del Imperio Romano (1964). Diseñó diferentes carrozas para festividades en Nueva Orleans y para los carnavales de Estoril y de Niza. En 1967 se encargó del modelado y confección de los gigantes y cabezudos para las fiestas de San Isidro en Madrid.

Pero durante estos años tampoco abandonó las fallas, colaboró y auxilió a sus discípulos, al mismo tiempo que promovió uno de sus grandes sueños: la Ciudad del Artista Fallero, espacio urbano con viviendas y talleres para el colectivo del Gremio Artesano, del que fue fundador y durante veintidós años su maestro mayor.

El 20 de mayo de 1968 sufrió en su taller de Benicalap una caída desde lo alto de un andamio y, como consecuencia de este accidente, al cabo de diez días falleció el 30 de mayo. De fallas de Regino Mas quedan en la colección del Museo Fallero sus cinco ninots, que fueron indultados por votación popular.

 

Obras de ~: El Municipio y los barrenderos, Plaza Doctor Collado, 1921; Las trampas de la vida, Calle Espartero, 1922; El negocio de la naranja, Paseo de las Germanías en Gandía, 1928; Concurso de bellezas, Plaza San Jaime, 1932; El Flor-Coler Valenciano, Calle Cirilo Amorós, 1933; El mercado de las flores, Plaza San Jaime, 1934; El arca de Noe, Plaza Lope de Vega, 1935; ¿Dónde están los gigantes?, Plaza Lope de Vega, 1936; Levántate y anda, Plaza Lope de Vega, 1940; Películas españolas a base de castañuelas, Plaza San Jaime, 1941; La música, Calles Barcas- Pascual y Genís, 1942; La Cabalgata del Ninot, Plaza San Jaime,1943. Para la plaza del Mercado Central, La ley del embudo, 1944; La plaza del Mercado la luz ha solucionado, 1945; Comercio, 1946; Feria de Muestras, 1947; Lucha Libre, 1948; La batalla comercial, 1949; Ya te has casado, 1950; La gran Valencia, 1951; La moda, 1952; El veraneo o fiebre excursionista, 1953; Subvenciones, 1954; Yo soy la vaca lechera, 1955. Para las calles Convento de Jerusalén-Matemático Marzal, Fiesta Nacional, 1949; Radio Jerusalén, 1950; Los que viven del cordero, 1951; El Foot-ball, 1952; Ruidos nocturnos, 1953; Perros, 1954; So Nelo, 1955; Sobre ruedas, 1958. Ninots Indultados del fuego: Imperio Argentina y Miguel Ligero, Plaza San Jaime, 1941; El viejo del violín, calles Barcas-Pascual y Genís, 1942; Dos hermanos de los pobres, Plaza Mercado Central, 1944; La cabezadita, Plaza Mercado Central, 1947; Viejas motorizadas, calles Convento de Jerusalén-Matemático Marzal, 1958.

 

Bibl.: V. Borrego, “Regino Mas Marí”, en VV. AA., Historia de las fallas, Valencia, Levante-El Mercantil Valenciano, 1990, pág. 184; “El vessant estètic”, en Associació d’Estudis Fallers, La festa de les falles, Valencia, Consell Valencia de Cultura, 1996, págs. 96-102; M. Sanchís, Regino Mas. Historia de una época, Valencia, Albatros, 1999, págs. 21-114; J. J. Coll, Les falles fundacionals de Gandia, Gandía, CEIC Alfons el Vell, 2001, págs. 56-63 y 138; VV. AA., El indulto del fuego. Catálogo comentado de la colección de ninots indultados del Museo Fallero. Volumen I (1934-1962), Valencia, Ayuntamiento, 2002, págs. 134-147, 156-161, 174-177 y 231-235; VV. AA., El indulto del fuego. Catálogo comentado de la colección de ninots indultados del Museo Fallero. Volumen II (1963-1981), Valencia, Ayuntamiento, 2003, págs. 16 y 35.

 

José Juan Coll Fornés