Ayuda

Manuel Ruiz de Urríes y Castilla

Biografía

Ruiz de Urries y Castilla, Manuel. Conde de Ruiz de Castilla (I). Ortilla (Huesca), 23.XI.1734 – Quito (Ecuador), VI.1812. Militar.

Hijo de José Ruiz de Castilla, regidor de Huesca y capitán en el regimiento de Aragón. Contrajo matrimonio en Alcira, Valencia, el 29 de noviembre de 1760, con María de la Purificación Casasus.

Se trasladó al virreinato del Perú, en donde se hallaba de corregidor de Paruro y coronel de milicias, cuando el levantamiento de Tupac Amaru. Se distinguió en 1781, mandando una de las columnas que atacaron a los rebeldes en Tungasuca, recibiendo el grado de coronel de Ejército, el 15 de octubre de 1783.

El virrey Agustín de Jauregui le nombró en ese último año gobernador militar de Cuzco, en sustitución de Gabriel Avilés, siendo confirmado en ese puesto, por Real Orden del 26 de febrero de 1787.

El 21 de octubre de 1788, fue nombrado intendente de Huancavelica, pero su nombramiento fue retenido por el virrey Croix, mientras se investigaban las causas del desastre minero de 1786. Finalmente tomó posesión de su puesto en 1790, como gobernador de las minas de Huancavelica, en donde permaneció cuatro años.

El 10 de octubre de 1790 (Real Despacho del 24 de diciembre), le fue concedido el titulo de conde de Ruiz de Castilla.

Fue ascendido a brigadier en la promoción del 16 de abril de 1792, siendo al año siguiente nombrado comandante general de armas de Cuzco y presidente de su Real Audiencia (28 de julio de 1793). Fue promovido a mariscal de campo en la promoción del 5 de octubre de 1802.

En mayo de 1806, sometió la sublevación de Cuzco, promovida por Gabriel Aguilar y José Manuel Ubalde, siendo ascendido a teniente general, el 7 de octubre de 1806.

Ocupó ese gobierno hasta septiembre de 1806, en que entregó el mando a su sucesor, Francisco Muñoz de San Clemente, siendo el 14 de mayo de 1807, nombrado presidente de la Audiencia de Quito, tomando su puesto al año siguiente.

Durante su gobierno, fue sorprendido en Quito por una revolución provocada por elementos criollos que le depusieron de su mando, el 10 de agosto de 1809, y establecieron una Junta Soberana presidida por el marqués de Selva Alegre. Ante el avance de las tropas realistas de Arredondo, procedentes de Lima, la Junta le devolvió el mando (28 de octubre de 1809) a condición de una total amnistía, cuyo acuerdo enfureció al virrey Abascal.

La avanzada edad de Ruiz de Castilla hizo que fuera fácil presa de las intrigas de los patriotas, aceptando el cargo de presidente de la Junta Superior de Gobierno de Quito, el 22 de septiembre de 1810, cuando ya había sido nombrado su sucesor en la presidencia de Quito, el jefe de escuadra Joaquín Molina (29 de abril de 1810).

El 11 de diciembre de 1811, fue depuesto y encarcelado, al declarar la Junta Superior de Gobierno, su independencia de España.

Fue asesinado a puñaladas en la cárcel de Quito, durante unos disturbios populares en junio de 1812.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), Exp. personal R-3438; Archivo General de Palacio, Registro de la Estampilla, 15 de octubre de 1783, 14 de mayo de 1807.

J. F. Abascal y Sousa, Memoria de gobierno del virrey Abascal, Sevilla, Escuela de Estudios Hispano Americanos, 1944; F. Díez Venteo, Campañas militares del virrey Abascal, Sevilla, Escuela de Estudios Hispano Americanos, 1948; J. R. Fisher, Government and Society in Colonial Peru. The Intendent System, 1784-1814, London, The Athlone Press of the University of London, 1970; A. Jáuregui, Relación de Gobierno (1780- 1784), Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), 1982; E. Cardenas y Piera, Caballeros de la orden de Santiago. Siglo XVIII, t. VII, Madrid, Ediciones Hidalguía, 1995, exp. 2175.

 

Alberto Martín-Lanuza