Ayuda

Túpac Amaru

Biografía

Túpac Amaru. Perú, c. 1540 – Cuzco (Perú), 1572. Rey inca.

Hijo de Manco Inca Yupanqui y hermanastro de Sayri Túpac, quien lo había apartado del poder nombrándolo sacerdote y custodio de la momia de su padre Manco. A causa de su bastardía, no heredó el incanato rebelde de Vilcabamba, y fue elegido inca Titu Cusi, si bien durante el mandato de éste fue haciéndose con las riendas del poder militar. Siempre se mostró contrario a los españoles y aceptó a regañadientes la paz de Acobamba firmada por su hermano. Cuando murió Titu Cusi (1571), fue elegido inca con el apoyo de los generales rebeldes. Su elección significaba el triunfo del sector más duro y belicoso de Vilcabamba.

El virrey Antonio de Mendoza, recién llegado a Perú, creyendo vivo a Titu Cusi, envió diversas embajadas para negociar una paz definitiva y su abandono de las montañas. La nula respuesta a las mismas inquietó al virrey, que siguió insistiendo en mantener un nuevo contacto. En marzo de 1572, uno de estos embajadores, Atilano Ayala, vecino principal de Cuzco, apareció muerto a lanzadas, lo que motivó el inicio de las hostilidades. El primer contingente de tropas fue enviado en abril, al mando de Martín García de Loyola; era la vanguardia de un poderoso ejército dirigido por el general Martín Hurtado de Arbieto.

La vanguardia de Loyola fue en principio desbaratada y repelida por las tropas de Túpac Amaru en la batalla de Cayaochaca, y el inca reorganizó sus batallones en el fuerte Pucará de Huayna. Sin embargo, se equivocó dejando sin vigilancia el paso de Chuquichaca, un estrecho desfiladero por el que las tropas de Arbieto llegaron a las montañas de Vilcabamba. Los destacamentos españoles fueron cercando a los rebeldes de Túpac Amaru y cerrándoles todas las posibilidades de huida. Aún así, el inca logró resistir y escapar hacia la selva junto a su comandante Huallpa Yupanqui. Sin embargo, el capitán García de Loyola, deseando vengar la primera derrota, formó un grupo de cuarenta perseguidores y se internó en la selva en su busca. Entre las informaciones de algunos de los indios capturados y la rapidez de movimientos de Loyola, los soldados españoles capturaron a Túpac Amaru cuando intentaba huir remontando el río Urubamba. Acababa así un importante problema de seguridad militar para el virrey Toledo, ya que Vilcabamba suponía una dificultad política, al mantener un Estado incaico clandestino, dentro de la propia organización virreinal. En el territorio sometido se fundó San Francisco de la Victoria.

Los prisioneros fueron trasladados a Cuzco el 21 de septiembre de 1572. Allí el virrey Toledo juzgó al inca con la idea de castigarlo de modo ejemplar, de modo que Túpac Amaru fue condenado a morir decapitado públicamente en la plaza mayor de Cuzco. El obispo Agustín de Coruña intervino para impedir la ejecución de la pena capital del último rey inca, cosa que no consiguió, si bien pudo administrarle personalmente el bautismo. Finalmente se cumplió la condena y la cabeza del inca quedó expuesta en la picota durante dos días. La rapidez y el rigor de la ejecución crearon un ambiente contrario al virrey Toledo, que completó el Inca Garcilaso al presentar a Túpac Amaru como inocente. Si bien Levillier explica en su obra Don Francisco de Toledo los motivos jurídicos que hubo para la pena de muerte.

Túpac Amaru, el último soberano inca, dejó dos hijas. Una de ellas, Juana Pilco-Huaco se casó con Diego Felipe Condorcanqui, cacique de Surimaná, cuyo hijo, Blas Condorcanqui es el abuelo de José Gabriel Condorcanqui o Túpac Amaru II.

 

Bibl.: M. Mendiburu, Diccionario histórico biográfico del Perú, t. VIII, Lima, Impr. de J. Francisco Solís, 1890; R. Cuneo Vidal, Historia de las guerras de los últimos incas peruanos, Barcelona, Maucci, 1925; E. Schäfer, “Felipe II, el Consejo de Indias y el virrey don Francisco de Toledo”, en Investigación y Progreso, 7-8 (1931), págs. 103-107; R. Levillier, Don Francisco de Toledo: supremo organizador del Perú, vol. I, Buenos Aires, Espasa Calpe, 1935; V. R. Lee, Forgotten Vilcabamba: el reinado de los cuatro últimos incas, Cuzco, 1972; E. Guillén Guillén, Visión peruana de la conquista, Lima, Editorial Milla Batres, 1979; G. Bleiberg (dir.), Diccionario de Historia de España, Madrid, Alianza Editorial, 1981; J. M.ª González Ochoa, Quién es quién en la América del Descubrimiento (1492-1600), Madrid, Acento Editorial, 2003.

 

Diccionario Biográfico Español