Ayuda

Jaime de Aragón

Biografía

Aragón, Jaime de. ?, 1296 – Tarragona?, VII.1334. Infante de Aragón, monje.

Primogénito de Jaime II (rey de Aragón entre 1291 y 1327), tuvo una personalidad contradictoria en su comportamiento y en la visión que la historia ha dejado del mismo. Nombrado por su padre, al ser el heredero legítimo, procurador general de la Corona de Aragón, también se ocupó de la lugartenencia en Sicilia, sabiéndose rodear de notables consejeros, hasta que su comportamiento comenzó a ser sospechoso para su propio progenitor a partir de 1317, por su excesivo celo en la administración de justicia.

Su previsto matrimonio con la infanta castellana Leonor, hija de Fernando IV y que apenas contaba con tres años de edad, favoreció la extraña actitud del infante, que debía esperar a la mayoría de edad de aquélla para consagrar el enlace; no sin faltar, según las crónicas, alguna inclinación hacia el estado religioso en el tiempo de espera. Y tras una pasajera dolencia paternal, el Monarca instó en 1319 a su primogénito a preparar el matrimonio; respondiéndole con la negativa y confesando su deseo de profesar en alguna orden.

La mediación del papa Juan XXII y la insistencia del Rey obligaron finalmente al infante a aceptar el compromiso, asistiendo a la ceremonia nupcial celebrada el 18 de octubre en Gandesa, presidida por el arzobispo de Tarragona y en presencia del consejo reunido en Tortosa con anterioridad, pero huyendo a continuación. Situación que puso en entredicho a Aragón frente a Castilla y obligó a Jaime II a excusarse ante María de Molina con el estado de desesperación en el que el comportamiento de su hijo le había sumido.

El infante acabó, finalmente, renunciando a sus derechos al Trono y recibiendo el hábito de la orden de San Juan de Jerusalén en el mes de diciembre de 1319; siendo declarado heredero el infante don Alfonso, segundogénito de Jaime II. Aunque sus veleidades no terminaron aquí, pues tuvo algún intento de recuperar el derecho a la sucesión y volver con Leonor. Pero acabó renunciando incluso al hábito sanjuanista para entrar en la Orden de Montesa, recientemente creada. Y, no sin alguna otra peripecia que volvería a irritar al Monarca y a su hermano ya reinante como Alfonso IV, recluido en Santas Creus, murió en julio de 1334, siendo sepultado en la catedral de Tarragona, aunque se ignora el lugar y si sus restos siguen allí.

 

Bibl.: J. Hinojosa Montalvo, Jaime II y el esplendor de la Corona de Aragón, Donostia-San Sebastián, Nerea, 2006; J. M. del Estal Gutiérrez, Itinerario de Jaime II de Aragón, Zaragoza, Institución Fernando el Católico, 2007.

 

Esteban Sarasa Sánchez