Ayuda

Isabel de Austria

Biografía

Isabel de Austria. Bruselas (Bélgica), 18.VII.1501 – Zwijnaerde (Bélgica), 19.I.1526. Reina de Dinamarca.

Segunda hija de Felipe el Hermoso, archiduque de Austria y de Borgoña, y de Juana de Castilla (conocida como la Loca), recibió su nombre en honor de su abuela, la reina Isabel la Católica.

Isabel y sus hermanos Carlos, Leonor y María, fueron educados en el palacio de Malinas (provincia de Brabante, al norte de Bruselas) por su tía, Margarita de Saboya, hija de Maximiliano I, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Entre los preceptores de los infantes se encontraban el humanista español, Luis Vives y Adriano de Utrecht, futuro papa Adriano VI.

El matrimonio de Isabel con Cristian II de Dinamarca (14 de julio de 1481-25 de junio de 1559) se contrajo al servicio de los intereses políticos dinásticos y fue inspirado por el abuelo, Maximiliano I.

Cristian II, hijo del rey Hans (Juan) de Dinamarca, fallecido en 1513 y heredero de la Unión de Kalmar y virrey de Noruega, fue coronado en 1514 en Copenhague y en Oslo.

El 12 de julio de 1515 celebró sus nupcias con Isabel de Austria y el 12 de agosto de 1515 tuvo lugar el matrimonio en el palacio real de Copenhague.

En el contrato del matrimonio se mencionó una dote de 250.000 florines, que nunca recibió la pareja real.

El primer período de la vida de la joven reina estuvo lleno de conflictos y problemas. Se comunicaba con su esposo a través de un intérprete, aunque no tardó en aprender el danés. Además, en los dos primeros años de su estancia en Copenhague, el rey Cristian II se ocupaba más de su amante, Dyveke Willums, que de su esposa. Durante este tiempo, la madre de Dyveke, Sigbrit, que tenía gran influencia en la Corte, era gobernadora virtual de Dinamarca.

La situación alarmaba a sus parientes imperiales —su abuelo, el emperador Maximiliano I, su tía, Margarita de Saboya, y su hermano, Carlos—, quienes enviaron una misión (1516) a Copenhague para pedir a Cristian II que abandonara aquella “vida inconveniente y escandalosa”, pero los mensajeros regresaron sin éxito. Un año después, en junio de 1517, la amante Dyveke murió en circunstancias misteriosas, posiblemente fue envenenada por órdenes del emperador Maximiliano.

En los años siguientes, la relación entre la pareja real mejoró. En febrero de 1518, Isabel dio a luz a un niño, Hans (21 de febrero de 1518-2 de julio de 1532). Un año después, nacieron sus gemelos, Maximiliano y Felipe (4 de julio de 1519), quienes recibieron los nombres de su bisabuelo y abuelo. Ambos infantes murieron antes de cumplir un año. Otro niño varón murió inmediatamente después de su nacimiento (1523). Solamente dos infantas, Dorothea (10 de noviembre de 1520-20 de septiembre de 1580) y Cristina (noviembre de 1521-10 de diciembre de 1590) vivieron largos años.

La política de Cristian II era ambiciosa y al mismo tiempo muy conflictiva. Luchó contra las fuerzas independentistas de Suecia, cuya firme resistencia terminó con la muerte de seiscientas personas, en lo que se conoce como Baño de Sangre de Estocolmo, en 1519. Un año después, los suecos se rebelaron contra Cristian II, quien a su vez tenía problemas también con las ciudades hanseáticas.

Sus conflictos políticos internos también se multiplicaron en estos años. En Dinamarca el Rey se enfrentó con el clero al restringir sus privilegios apoyando a los luteranos. Los nobles daneses protestaron contra sus reformas y en la asamblea de Kalundborg el 20 de enero de 1523 le enviaron una carta de revocación de mandato. Los estamentos nombraron a su tío, Federico como nuevo rey de Dinamarca.

El Rey, Isabel y sus tres hijos (Hans, Dorothea y Cristina) abandonaron el país el 13 de julio de 1523.

El nuevo rey, Federico, ofreció a Isabel y sus hijos la posibilidad de permanecer en Dinamarca pero —según la tradición oral— la respuesta de la Reina fue muy firme y solidaria: “Ubi rex meus, ibi regnum meum” (“Donde está mi rey, allí está mi reino”).

En el exilio Cristian II buscó el apoyo de los poderosos de Austria, pero sus lazos con el luteranismo impidieron las negociaciones exitosas con Carlos V.

En estos años, la reina Isabel demostró fidelidad y lealtad a su marido. Cristian II intentó buscar aliados en diferentes monarquías (Inglaterra, Prusia), pero fracasó por su vinculación con el luteranismo. Isabel misma quería buscar apoyo en la Dieta de Nuremberg (1524), pero tampoco tuvo éxito. Los parientes imperiales de Isabel (Carlos V, Margarita de Saboya y su hermana, María de Hungría) tampoco los ayudaron.

La casa de Austria en estos años tenía otro problema grave: la amenaza del Imperio Otomano.

La “corte danesa” de sesenta personas en 1524 estaba en la ciudad de Lier de los Países Bajos, donde Isabel y los infantes vivieron en humildes circunstancias económicas, mientras la salud de la Reina empeoraba rápidamente y los médicos no encontraban una solución para erradicar su enfermedad. En un lugar pequeño y más saludable, Zwijnaerde, cerca de Gante, instalaron un palacio con la esperanza de que mejorara la salud de Isabel, pero la Reina falleció el 19 de enero de 1526.

Su muerte fue lamentada en toda Europa, se celebraron misas en su honor en Dinamarca, los Países Bajos, Hungría y España. Fue sepultada en Gante, pero sus restos fueron repatriados a Dinamarca en 1883 y sepultados en la iglesia de San Canuto de Odense, al lado de su esposo Cristian II.

 

Bibl.: Altmeyer, Isabel d’Austriche et Christiern II, Bruxelles, 1842; V. van der Haeghen, Exhumation des cendres d’Isabelle d’Austriche, Gand, 1886; J. V. Jensen, Kongens Fald, Copenhague, 1901; VV. AA., Salmonsens Konversations Leksikon, t. VII, København, MCMXVIII [1918], págs. 105-106; E. Arup, Kong Christiern II, Copenhague, 1947; E. Kjersgaard og Johan Hvildtfeldt, Danmarks Historie (1448-1533), t. V, Copenhague, Politikens Forlag, 1977, págs. 225-234; R. E[zquerra], “Isabel [de Austria], reina de Dinamarca”, en G. Bleiberg (dir.), Diccionario de Historia de España, vol. II, Madrid, Alianza, 1981 (2.ª ed.), págs. 505-506; E. Kjersgaard og Johan Hvildtfeldt, “Elisabeth”, en Don Store Danske Encyklopaedi (Danmarks Nationalleksikon), t. V, Copenhague, Ed. Gydendal, 1996, págs. 105-106; “Izabella (Elisabeth)”, en Habsburg-lexikon, Budapest, Új Géniusz Kiadó, 1996, págs. 164-165; www.ambmadrid.um.dk/es/ menu.

 

Ádám Anderle