Ayuda

Francisco Salmerón y Alonso

Biografía

Salmerón y Alonso, Francisco. Torrejón de Ardoz (Madrid), 28.III.1822 – Madrid, 21.XI.1878. Político y jurisconsulto.

Hijo de Francisco Salmerón López, médico, y Rosalía Alonso García, naturales de Alhama la Seca (hoy Alhama de Almería). Estudió segunda enseñanza en el Seminario de San Indalecio y Filosofía en el Seminario Conciliar de Almería. En la Universidad de Granada cursó los tres primeros años de Derecho, carrera que terminó en la Universidad Central de Madrid (1842). Comenzó a ejercer de pasante de los jurisconsultos Prieto, Alonso y Selva en 1846, y defendió, entre otros, al escritor satírico Juan Martínez Villergas (el 2 de octubre de 1851). Tuvo a gala que salvó de la pena capital al menos a diez reos. Inmerso en su labor de jurisconsulto participó en la Academia de Instrucción Primaria y en la Matritense de Jurisprudencia y Legislación, y colaboró en las publicaciones especializadas Revista Jurídica, El Mensajero de los Tribunales y El Notariado, así como en la Revista Científica y Literaria (1847). Años después, colaboró en el periódico La Restauración (1846), en la Revista Científica y Literaria (1847), La Academia, La Reforma (1852), y escribió también algunas poesías.

El dominio gubernamental del partido moderado animó a Francisco Salmerón a vincularse a la oposición progresista. Colaboró en el periódico La Restauración (1846) y escribió en 1847 una Memoria apologética del jurado, defendiendo el juicio por jurado, que fue una de las reivindicaciones del liberalismo radical. De tendencia esparterista, comenzó entonces su labor conspirativa relacionada con los círculos progresistas democráticos. Participó en la fracasada revuelta del 26 de marzo de 1848 en Madrid, por lo que tuvo que ocultarse de la justicia. No abandonó la actividad política. Escribió en el diario La Reforma (1848- 1850) y prosiguió su actividad conspirativa. Detenido en Madrid, fue conducido a la cárcel del Saladero el 5 de febrero de 1854. En esta prisión estuvo cuarenta y seis días, diez de ellos incomunicado.

Al estallar la Revolución de julio de 1854 en Madrid, se incorporó a las barricadas del distrito Sur. Los revolucionarios le nombraron secretario de la Junta Superior de Madrid. Formó en la Comisión que solicitó a Isabel II el nombramiento de un Gobierno liberal que detuviera el derramamiento de sangre. Fue el encargado de comunicar al general Espartero el nombramiento de presidente del Gobierno. Salió elegido diputado por Almería, en noviembre de 1854, con un total de 12.094 votos de un cuerpo electoral de 13.138 votantes. Se batió en Madrid en las jornadas de julio de 1856, y estaba en el Palacio del Congreso cuando fue bombardeado. Con el restablecimiento de la Constitución de 1845 y el nombramiento del gobierno Narváez, Francisco Salmerón volvió al ejercicio de la abogacía.

Los decretos del gobierno Miraflores en 1863 limitando el derecho de reunión electoral empujó al partido progresista al retraimiento en las elecciones. Francisco Salmerón no apoyó a los olozaguistas que sostenían la conveniencia de esta política, frente a los esparteristas, partidarios de la participación. Para evitar una división en el partido, La Tertulia Progresista, el verdadero órgano de dirección del progresismo, envió una comisión a hablar con Espartero, en la que estuvo Francisco Salmerón. No obstante, el retraimiento sólo se mantuvo para las elecciones generales, y no para las municipales. Salmerón fue elegido concejal por el distrito de La Latina, en Madrid, y después nombrado teniente de alcalde. Continuó su actividad política colaborando en el Almanaque de La Iberia con un trabajo a favor de la descentralización administrativa y otro sobre Alemania, y en el periódico progresista El Universal (1867).

Al estallar en Madrid la Revolución, el 29 de septiembre de 1868, Francisco Salmerón constituyó la Junta Revolucionaria del distrito del Congreso, fue vicepresidente de la Junta revolucionaria del distrito de la Audiencia, y su representante en la Junta superior revolucionaria de Madrid. En esta Junta presentó un manifiesto para que se aprobara una declaración de derechos que contenía el sufragio universal, la libertad de cultos, la libertad de enseñanza y las de reunión y asociación entre otras. Fue elegido diputado a Cortes Constituyentes el 16 de febrero por la provincia de Almería, obteniendo 26.573 votos de los 33.070 emitidos.

En aquellas Cortes defendió la candidatura de Espartero para el Trono de España y, a pesar de que éste la rechazó, Francisco Salmerón votó por él el 16 de noviembre de 1870. Elegido Amadeo de Saboya como rey, Salmerón se adhirió al Partido Radical de Manuel Ruiz Zorrilla. Salió elegido diputado por el distrito de Canjayar (Almería) en las elecciones de agosto de 1872, por 4.623 votos de los 7.415 emitidos. Fue elegido vicepresidente del Congreso el 16 de septiembre de 1872, cargo en el que le encontró la renuncia de Amadeo I al Trono. Junto a la mayor parte del Partido Radical se pasó al republicanismo, y fue uno de los siete firmantes de la proposición parlamentaria que proclamó la República. Fue nombrado ministro de Ultramar en el primer gobierno, el presidido por Estanislao Figueras, el 11 de febrero de 1873. Las diferencias entre radicales y federales provocó la crisis de gabinete, cesando del cargo el 24 de febrero.

El fracaso del golpe de Estado de Cristino Martos, presidente de la Asamblea Nacional, el 8 de marzo, le llevó a dimitir. Fue elegido entonces Francisco Salmerón para el puesto, el 19 de marzo de 1873, y luego de la Comisión Permanente. Participó en el golpe del 23 de abril de 1873, que protagonizaron radicales y conservadores. Al fracasar, federales armados sitiaron el Palacio del Congreso. Salmerón salió escoltado por Emilio Castelar, refugiándose en el Casino de Madrid. Volvió a la política durante la presidencia de su hermano Nicolás Salmerón. Se dirigió entonces a Almería, que estaba amenazada por los cantonales de Cartagena, y organizó una Junta de Defensa para combatir los ataques de los buques cartageneros, que bombardearon la ciudad a finales de julio de 1873. El golpe de Estado del 3 de enero de 1874, dado por radicales y conservadores, le retiró de la política, aunque permaneció cercano al Partido Republicano Progresista de Manuel Ruiz Zorrilla.

 

Fuentes y bibl.: Archivo del Congreso de los Diputados, Serie documentación electoral, 36 n.º 10, 60 n.º 4 y 71 n.º 4.

VV. AA., “Francisco Salmerón y Alonso”, en Los diputados pintados por sus hechos. Colección de estudios biográficos sobre los elegidos por el sufragio universal en las constituyentes de 1869, vol. I, Madrid, R. Labajos y Cía. editores, 1869, págs. 450-456; Revista las Nacionalidades, 7 de mayo de 1881.

 

Jorge Vilches García