Ayuda

Julio Diego González Campos

Imagen
Biografía

González Campos, Julio Diego. Alcalá de Guadaira (Sevilla), 5.IV.1932 - Madrid, 20.X.2007. Catedrático de Derecho internacional público y de Derecho internacional privado, rector de la Universidad Autónoma de Madrid, magistrado del Tribunal Constitucional, miembro del Consejo de Universidades y del Comité Consultivo del Centro Europeo para la Enseñanza Superior de la UNESCO, representante de España en numerosas conferencias internacionales, y asesor en diversos contenciosos fronterizos ante la Corte Internacional de Justicia, de la que llegó a ser juez ad hoc.

Nacido en una familia acomodada sevillana, estudió la Licenciatura en la Facultad hispalense integrándose, junto con Juan Antonio Carrillo Salcedo y Roberto Mesa Garrido, en el equipo del profesor Mariano Aguilar Navarro quien dirigió su tesis de doctorado sobre La admisión de Estados en los organismos internacionales (premio extraordinario, 1960). Gran parte de la misma fue preparada en París, donde recibió el magisterio directo de Paul Reuter y de Suzanne Bastid y en la biblioteca de las Naciones Unidas en Ginebra. En julio de 1960 obtuvo el prestigioso Diplôme en Derecho internacional público de l’Académie de Droit International de La Haya. Este mismo año acompañó a su maestro a Madrid residiendo en una primera etapa en el Colegio Mayor César Carlos, semillero de los grandes juristas españoles de la denominada “generación del 56”, donde entabló una amistad profunda, -entre otros- con Alejandro Nieto y Elías Díaz. Aprovechó los veranos de 1961 y 1962 para trabajar en el “Centre de Recherches” de la Academia de la Haya en materias íntimamente vinculadas al proceso de codificación y desarrollo progresivo del Derecho internacional, junto I. Telchini, A.P. Lester o D. Bardonnet. Entre 1963, año de su matrimonio, y 1971, fue profesor adjunto de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, combinando una extensa actividad académica con su contribución en la Revista Española de Derecho Internacional de la que fue secretario (1965 a 1968), encargándose de la crónica de jurisprudencia de Derecho internacional público, y una amplia labor investigadora en los Archivos del Ministerio de Asuntos Exteriores, rescatando importantes documentos importantes documentos de la política exterior española del periodo de la Revolución de 1868 que dieron pie a estudios históricos de gran valor.

En 1971 obtuvo la Cátedra de Derecho internacional público y privado de la Universidad de Oviedo, que ocupó hasta octubre de 1979, viviendo muy intensamente el proceso de transición democrática con un breve paso por la política, como candidato independiente al Congreso por Asturias por el Partido Comunista de España (PCE) en las dos primeras elecciones democráticas. Los años en Asturias fueron de una inmensa actividad docente y una enorme producción científica que dio lugar a la “Escuela de Oviedo de Internacionalistas”, como se denominó al grupo de trabajo dedicado a la investigación y la docencia que dirigió y al que pertenecieron Luis Ignacio Sánchez Rodríguez, José Carlos Fernández Rozas y Paz Andrés Sáenz de Santa María.

En 1979 se trasladó a la Universidad Autónoma de Madrid (1979–2002) tras haber optado por el Derecho internacional privado cuando se produjo la división de las disciplinas internacionalistas. En esta última Universidad fue, además, decano de su Facultad de Derecho (1980–1982) y rector (1982–1984) culminando una dilatada obra investigadora, dirigiendo la Revista Española de Derecho Internacional y ejerciendo una impresionante labor de formación que dio como resultado la dirección de quince tesis doctorales entre las que se encuentran –además de las de los tres discípulos ya citados- las de M. Virgós Soriano, C. Jiménez Piernas, M. Amores Conradi, F.J. Garcimartín Alférez o Juan José Álvarez Rubio, todos ellos catedráticos con posterioridad.

Fuera de España, fue profesor de la Chaire Henri Rolin de la Vrije Universiteit Brussels (1984), de la Universidad de Nápoles (1989) y de la Universidad de Paris II (1990). Impartió un Curso en la Académie de Droit international de La Haye en 1977 y, en el mismo centro, el “Cours général de Droit international privé” en 1987, siendo el primer español que desempeñó tal cometido.

En 1992 fue elegido magistrado del Tribunal Constitucional y parte de la jurisprudencia de este órgano hasta el año 2001 llevó su impronta. Trabajar en un órgano tan privilegiado le deparó una experiencia única, a partir de la interpretación de la Constitución: la contemplación de la totalidad del orden jurídico interno y, a la vez, resaltar sus relaciones con el orden internacional y con el orden comunitario. Es obvio que una trayectoria académica marcada por la defensa de los derechos humanos no podía por menos de verse reflejada en su aportación jurisprudencial, donde destacó por una interpretación progresista de las disposiciones constitucionales desde la perspectiva del principio de igualdad y el respeto de la dignidad de la persona. También se distinguió por su especial sensibilidad hacia el Derecho comunitario, como se puso de relieve en su voto particular a la Sentencia 45/1996.

Como asesor jurídico internacional, fue representante del Gobierno de España ante la Corte Internacional de Justicia en el asunto del Sahara Occidental (1975), consejero del Gobierno de la República de Honduras entre 1976–1980 en el procedimiento de mediación con El Salvador y con posterioridad ante la citada Corte en el asunto de la Controversia fronteriza terrestre, insular y marítima (El Salvador/Honduras) (1986–199l); también del Gobierno del Estado de Qatar entre 1990–1992 en el asunto relativo a la Delimitación Marítima y cuestiones territoriales entre Qatar y Bahrein (Qatar c. Bahrein) y de Libia, en el asunto de la Controversia territorial (Jamahiriya Árabe Libia/ Chad), en 1991–1992. Asimismo, fue consejero del Gobierno de la República Argentina en el arbitraje con la República de Chile sobre el Límite entre el Hito 62 y el Monte Fitz Roy (1990–1992).

En 2002, fue designado Juez ad hoc de la Corte Internacional de Justicia en el asunto de la Controversia territorial y marítima entre Nicaragua y Honduras en el Mar Caribe (Nicaragua c. Honduras).

También su actividad diplomática fue intensa y variada. Participó como delegado de España en la Conferencia de la ONU sobre el Derecho de los tratados (1968–1969), en la Comisión Preparatoria de la Conferencia de la ONU sobre el Derecho del Mar (1971–1973) y en la sesión de Caracas de la Conferencia (1974). En 2004–2005  formó parte de la Delegación de España en la VI Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas. En la práctica de las relaciones bilaterales, intervino en las negociaciones para la delimitación de la plataforma continental entre España y Francia (Convención de París de 29 de enero de 1974) y para la reparación de los daños sufridos por dos pesqueros españoles (España / Francia) en 1976. Asimismo, participó como delegado de España en las Sesiones diplomáticas de la Conferencia de la Haya de Derecho internacional privado (1972, 1976, 1980, 1985 y 1988) y, como Delegado o Experto, en diversas Comisiones de dicha Conferencia (1974–1992 y 2003–2005), así como en el Grupo Especial sobre la adhesión de la Comunidad Europea a la Conferencia (2004). En 1988, fue presidente de la Comisión de Asuntos Generales y Política de este órgano codificador.

Doctor honoris causa de la Universidades de Salamanca (2000), Oviedo (2001) y Carlos III de Madrid (2002); asociado (1989) y posteriormente miembro (1995) del Institut de Droit International, y miembro del Real Patronato del Museo del Prado y de su Consejo de Dirección (1983–1990). Fue distinguido con numerosas condecoraciones: Encomienda de la Gran Cruz de Isabel la Católica (1975), Gran Cruz de la Orden de José Cecilio del Valle, de la República de Honduras (1980), Gran Cruz de la Orden de Morazán (1992), República de Honduras, Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort (1985) y Gran Cruz de Isabel la Católica (2004) y Medalla de la orden al Mérito Constitucional (2005).

Fue un jurista excepcional, rápido en el juicio y certero en el análisis, huyendo siempre de la autocomplacencia. Las pautas que inspiraron su conducta fueron la dedicación al trabajo, la calidad en la docencia y el rigor, la reflexión crítica y la exhaustividad en la investigación. Su actividad académica, expresada en una importante y densa obra científica, le han convertido en una referencia obligada en la ciencia jurídica española.

Obras de ~: “La coexistencia internacional en la Pacem in Terris”, en VV.AA., Comentarios Civiles a la Pacem in Terris, Madrid, Taurus, 1963, págs. 71–93; “Algunas consideraciones sobre los problemas de la Sucesión de Estados”, en Revista Española de Derecho Internacional (REDI), vol. XVI (1963), págs.551–578; “La contribución de la Conferencia de Berlín,1884–1885, al Derecho de las Organizaciones internacionales”, en REDI, vol. XVII (1964), págs. 193–224;“Las Naciones Unidas y la Protección de los Derechos humanos”, en ONU. Año XX, Madrid, Tecnos, 1966, págs. 249–285; “Libertad religiosa y reclamaciones internacionales en España. El caso Frith”, en VV.AA., Homenaje al Profesor Giménez Fernández, vol. I, Sevilla, 1967, págs. 409–473; “La aplicación del futuro Convenio sobre el Derecho de los Tratados a los acuerdos vinculados con Organizaciones internacionales”, en VV.AA., Estudios de Derecho internacional. Homenaje a D. Antonio de Luna, Madrid, CSIC, 1968, págs. 212–238; “La Revolución de 1868 y la codificación internacional del Derecho internacional privado en Europa”, en Revista de la Facultad de Derecho Universidad de Madrid, 1969, págs. 69–112; “El Convenio entre España y Francia de 28 de mayo de 1969 sobre reconocimiento y ejecución de decisiones extranjeras, en Estudios de Derecho internacional”, en VV.AA., Homenaje al Prof. Luis Sela Sampil, vol. II, Oviedo, Servicio de Publicaciones de la Universidad, 1970, págs. 933–965; “Sobre el convenio de arbitraje en el Derecho internacional privado español”, en Anuario de Derecho Internacional, vol. II, 1975, págs. 3–42; “Sobre los orígenes del matrimonio consular de los españoles en el extranjero”, en VV.AA., Estudios Jurídicos en Homenaje al Prof. Federico de Castro, vol. I, Madrid, Tecnos, 1976, págs. 723–757; “La recepción de las normas convencionales internacionales en el ordenamiento español. Comentario al art. 1º, apartado 5º del Código civil”, en VV.AA., Comentarios a las reformas del Código Civil, vol. I, Madrid, Tecnos, 1977, págs. 78–131; “Les liens de la compétence judiciaire et de la compétence législative en Droit international privé”, en Recueil des Cours, Académie de Droit International de La Haye, t. 156 (1977–III), págs. 25–376; “Las relaciones entre España y la C.E.E. en materia de pesca”, en VV.AA., Il regime de la pesca nella Comunità Economica Europea, Milán, Giuffrè, 1979, págs.131–169; “La celebración del matrimonio ante funcionarios consulares en España. Algunos casos de la práctica del siglo XIX”, en VV.AA., Estudios de Derecho internacional. Homenaje al Prof. Adolfo Miaja de la Muela, t. II, Madrid, Tecnos, 1979, págs. 1083–1102; “Aspectos internacionales de la situación concursal”, en VV.AA., La reforma del Derecho de quiebra, Madrid, Civitas–Forum, 1982, págs.329–396; “La nacionalidad española de origen. Comentario al art. 17 del Código civil”, en A.VV., Comentarios a las reformas de nacionalidad y tutela, Madrid, Tecnos, 1983, págs.17–53; “La participación de las Comunidades Autónomas en la celebración y ejecución de los tratados internacionales”, en VV.AA., Relaciones internacionales y Comunidades Autónomas (Seminario de Barcelona, 9 de mayo de 1990), Barcelona, 1990, págs. 39–57; “El marco constitucional de los conflictos internos en España”, en P. Hommelhoff, E.Jayme y W. Mangold (eds.), Europäischer Binnenmarkt, Internationales Privatrecht und Rechtsangleichung, Heidelberg, Müller Jurist.Verlag, 1995, págs. 7–34; “El paradigma de la norma de conflicto multilateral”, en VV.AA., Estudios Jurídicos en Homenaje al Prof. Aurelio Menendez Menendez, t. IV, Madrid, Civitas, 1996, págs. 5239–5270; “Efforts concertés d’unification et coexistence des règles de droit international privé dans le système étatique”, en VV.AA., E Pluribus Unum. Liber Amicorum G.A.Droz, La Haya/ Boston/Londres, Martinus Nijhoff Publishers, 1996, págs. 105–127; “Diversification, spécialisation, flexibilisation et matérialisation des règles de Droit international privé. Cours general”, en Recueil des Cours, Académie de Droit International de La Haye, t. 287 (2000), págs. 9–426; “La posición del Tribunal Constitucional en la articulación entre Tribunales comunitarios y Tribunales nacionales”, en E. García de Enterría, (dir.), La Encrucijada Constitucional de la Unión Europea, Madrid, Civitas, 2002, págs. 493–518; “Sobre la vinculación del juez a la ley en Derecho internacional privado”, en VV.AA., Estudios jurídicos en homenaje al profesor Luis Díez–Picazo, vol. 4, Madrid, Civitas, 2002, págs. 6307–6322; “Algunas referencias a la costumbre y los tratados internacionales en la jurispruencia del Tribunal Constitucional”, en VV.AA., Homenaje al Prof. J.A. Pastor Ridruejo, Madrid, Universidad Complutense, 2005, págs. 507–531; con L.I. Sánchez Rodríguez y M.P. Andrés Sáenz de Santa María, Curso de Derecho internacional público, 4ª ed, , Madrid, Thomson–Civitas, 2008.

Bibl.: J. C. Fernández Rozas, “El profesor Julio D. González Campos y el arte de la paz”, en VV.AA., Pacis Artes. Obra homenaje al profesor Julio D. González Campos, vol. I, Madrid, Eurolex, 2005, págs. 41–140; J.C. Fernández Rozas y P. Andrés Sáenz de Santa María, “La aportación de la Facultad de Derecho de la Universidad de Oviedo al progreso del Derecho internacional”, en VV.AA., Historia de la Facultad de Derecho (1608–2008), Oviedo, Servicio de Publicaciones de la Universidad, 2010, págs. 495–570; J.D. González Campos, “Les espaces et les valeurs juridiques”, en Zeitschrift für Europaisches Privatrecht, núm. 4 (2003), págs. 817–827.

Paz Andrés Sáenz de Santa María