Ayuda

Juan de Robles de Medina

Biografía

Robles de Medina, Juan de. Medina del Campo (Valladolid), c. 1492 – Montserrat (Barcelona), 25.V.1572. Abad benedictino (OSB), predicador, escritor exégeta y comentador de la regla benedictina.

Se llamaba Juan García de Robles y fue conocido como Juan de Robles o Juan de Medina, pues entonces los monjes solían tomar como apellido el nombre del lugar de donde eran originarios. Se sabe que pertenecía a la familia noble de los Robles, pero no se sabe nada de su infancia y estudios. La primera noticia suya que se tiene es que tomó el hábito benedictino en el célebre Monasterio-Santuario de Nuestra Señora de Montserrat (Barcelona) el 25 de junio de 1519. En 1527 vivía en el Monasterio de San Salvador de Celanova (Orense). Después fue abad de San Pedro de Eslonza (León) (1534-1535), de San Pedro de Montes (León) y al mismo tiempo prior de San Vicente de Salamanca (1537-1540), prior y vicario general de San Juan de la Peña (Huesca) (1547- 1550), abad de Salamanca (1543-1547), de Santa María la Real de Nájera (La Rioja) (1553-1556), de San Pedro de Arlanza (Burgos) (1556-1559), de San Martín Pinario, de Santiago de Compostela —además de suplidor de visitador— (1559-1562) y sólo siete meses de San Salvador de Celorio (Asturias) (1565); posteriormente fue de nuevo abad de Salamanca (1568-1569), a cuya abadía renunció para retirarse a su Monasterio de Montserrat, donde murió siendo ya octogenario y con fama de santidad, aunque un cronista de principios del siglo XVIII dice que murió en Salamanca y fue enterrado cerca del sepulcro de San Vicente.

Fue buen predicador y escritor. Además de su gran elocuencia, fue célebre por unas anotaciones que hizo a la traducción de la regla benedictina y por haber sido el primer autor que tradujo y comentó en castellano los cuatro evangelios. Escribió en 1545 un librito sobre la manera de distribuir eficazmente las limosnas, donde muestra su gran espíritu de fe y de caridad y se opone a las tesis que Domingo de Soto había defendido ese mismo año en su Deliberación en la causa de los pobres (Salamanca, 1545).

Según las tesis de Robles —muy cercanas a las de Vives en su De subventione pauperum—, las autoridades civiles han de intervenir directamente administrando y racionalizando tanto las limosnas privadas como las públicas financiadas directamente por los municipios.

También preparó la edición de las Constituciones impresas en Salamanca en 1546 y el misal y breviario de la Congregación (1568). El cronista benedictino fray Antonio de Yepes, dice de él: “Fue hombre muy señalado en religión, letras gobierno y púlpito [...] Dexó nombre célebre por sus sermones llenos de erudición y predicados con mucha gravedad y elocuencia”.

Y “muy docto y conocido por excelente predicador de los mejores puestos de España”.

 

Obras de ~: Carta al Sr. Don Felipe II, s. a.; Memorial al Señor Emperador Carlos V en defensa de las jurisdicciones temporales de los monasterios o De la venta de los vasallos de las iglesias (Biblioteca Nacional, Madrid, ms. 945; Biblioteca de la Real Academia de la Historia, ms. N-12, y Archivo de la abadía de Silos, ms. 56, fols. 118-124 (1538), copia del siglo XVIII); De la orden que en algunos pueblos de España se ha puesto en la limosnas, Salamanca, Juan de Junta, 1545; La Charidad discreta practicada con los mendigos y utilidades que logra la República en su recogimiento... con un nuevo prólogo para la más exacta inteligencia del assunto, Valladolid, Tomás de San Pedro, 1545; Constituciones de la Congregación de San Benito de Valladolid, Salamanca, Juan de Junta, 1546; Regla del Glorioso Padre San Benito, Patriarcha de todas las Órdenes Monásticas, traducida en vulgar castellano con algunas anotaciones por el R. P. Fr. Juan de Robles, Salamanca, Alejandro de Cánova, 1571 (Salamanca, Lucas de Junta, 1583; Valladolid, Juan de Millis y Andrés Bolán, 1599); Instrucción de Nuestro Santíssimo Padre San Benito para enseñar a los monges lo que deven guardar y cumplir en el monasterio, Barcelona, Lorenzo Déu, 1633; Regla, Vida y Milagros de Nuestro Glorioso Pare San Benito Patriarca de todas las Ordenes Monásticas. Traducido al vulgar castellano con algunas anotaciones, Barcelona, Llorenzo Déu, 1633; La nueva traslación y interpretación de los quatro Evangelios, Biblioteca Nacional, Madrid, ms. 7385-7 (Traducción clásica de los Evangelios por el P. Fr. Juan de Robles OSB, ed. del P. M. Llaneza, Madrid, 1906, 2 vols.).

 

Bibl.: A. de Yepes, Coronica general de la Orden de San Benito, I, Irache, 1609, fol. 382r.; IV, Valladolid, 1613, fols. 58r., 300v., 354r.; VII, Valladolid, 1621, fol. 342r.; G. de Argaiz, La Perla de Cataluña. Historia de Nuestra Señora de Montserrate, Madrid, Imprenta de Andrés García de la Iglesia, 1677, págs. 405 y 410; Catalonia monastica: Recull de documents i estudis referents a monestirs catalans, I, Montserrat, Abadía de Montserrat, 1927, pág. 155; G. M. Colombás, “Corrientes espirituales entre los benedictinos observantes españoles del siglo XVI”, en VV. AA., Corrientes espirituales en la España del siglo XVI. Trabajos del II Congreso de Espiritualidad, Barcelona, Juan Flors, 1963, págs. 148-151; J. Pérez de Úrbel, Varones insignes de la Congregación de Valladolid, Pontevedra, Museo Provincial, 1967, págs. 198-199; E. Zaragoza Pascual, Los Generales de la Congregación de San Benito de Valladolid, vol. II, Burgos, Aldecoa, 1976, pág. 471; vol. III, 1980, págs. 44, 59, 298, 333, 379; vol. IV, 1982, pág. 444; “Abadologio del monasterio de San Pedro de Montes (Siglos VII-XIX)”, en Archivos Leoneses (AL), 74 (1983), pág. 324; “Abadologio del monasterio de San Pedro de Eslonza (Siglos X-XIX)”, en AL, 75 (1984), pág. 172; “Abadologio del monasterio de San Vicente de Salamanca (Siglos XIII-XIX)”, en AL, 83-84 (1988), págs. 113-165; “Abadologio del monasterio de San Salvador de Celorio (Siglos XI-XIX)”, en Boletín del Instituto de Estudios Asturianos, 118 (1986), pág. 640; “Abadologio del monasterio de San Pedro de Arlanza (Siglos X-XIX)”, en Boletín de la Institución Fernán González, 210 (1995), Burgos, pág. 95; “Abadologio (siglos X-XIX) y Libro de gradas de los monjes (1715-1833) del monasterio de Santa María la Real de Nájera”, en Studia monastica, 40 (1998), pág. 132; L. Perdices de Blas y J. Reeder, Diccionario de Pensamiento Económico en España (1500-2000), Madrid, Fundación ICOEditorial Síntesis, 2003.

 

Ernesto Zaragoza Pascual