Ayuda

José de Larra Domínguez

Biografía

Larra Domínguez, José de. Valladolid, c. 1665 – Salamanca, 17.VIII.1739. Escultor.

Casado con Mariana de Churriguera, hermana de los arquitectos José, Joaquín y Alberto, José de Larra se mantuvo durante toda su vida estrechamente ligado a la producción de sus cuñados. Nacido en Valladolid, donde posiblemente realizó su formación, trabajó como oficial en el taller de José de Churriguera en Madrid, al que más tarde acompañó a Salamanca cuando se le llamó para hacer el retablo mayor del convento de San Esteban (1692), ciudad en la que Larra se estableció. Llegó a ser una figura clave del panorama escultórico salmantino de la primera mitad del siglo xviii, compartiendo protagonismo con su discípulo Alejandro Carnicero, sobre el que ejerció gran influencia. Su obra, escasamente conocida, se caracteriza por la elegancia de sus figuras, de formas estilizadas y composiciones que huyen de los excesos barrocos, anticipando la estética rococó que experimentó su apogeo a mitad de la centuria.

Junto con José de Churriguera, colaboró en Salamanca en la construcción de la capilla de las Angustias de la iglesia de San Martín, tallando la imagen del titular, y probablemente en las estatuas en piedra que se disponían en el exterior del desaparecido colegio de Oviedo, asimismo diseñado por aquél, aunque la mayor parte de su producción se centra en la decoración escultórica de las obras contratadas por Joaquín y Alberto de Churriguera, así como después en las de su hijo Manuel de Larra, entre las que destacan las tallas destinadas a los retablos de Santa Clara, Santo Domingo en el convento de San Esteban o los desaparecidos del convento de trinitarios descalzos, parroquia de Santa Cruz y del convento de Guadalupe, así como la escultura de la fachada para la Casa de Niños Expósitos y el titular del convento de agustinas recoletas, todas en Salamanca. Allí también realizó el paso procesional del Nazareno para el colegio de Clérigos Menores, formado por ocho figuras y de gran devoción en la ciudad (hoy en la iglesia de San Julián), así como una Virgen del Rosario de pequeño tamaño que la cofradía de su advocación de la parroquia de San Román llevaba a casa de sus congregantes enfermos. No obstante, la obra que le valió mayor reconocimiento fue la destinada a la catedral nueva, donde se encargó de la dirección de los trabajos escultóricos de la gran cúpula proyectada por Joaquín de Churriguera, esculpiendo los ocho relieves dedicados a la vida de la Virgen situados en su tambor, además de la sillería coral, que acusa su influjo de manera general en la mayoría de los tableros, o el gran tabernáculo repleto de esculturas que se levantó en el centro del presbiterio.

Su actividad se extendió a Ávila, donde talló el tornavoz del púlpito de la iglesia de San Pedro y las esculturas del altar baldaquino dedicado a San Segundo en la catedral; Valladolid, facilitando los bocetos de las esculturas de la fachada de la catedral, así como la escultura de la sillería de Nava del Rey, contratada por Pedro de Gamboa; Zamora, donde se encargó de la parte escultórica del desaparecido retablo mayor; y Cáceres, lugar para el que labró la Virgen del arco de la Estrella.

De sus seis hijos, Manuel fue un destacado arquitecto, mientras que José Javier, más versátil, se dedicó por igual al diseño y talla de retablos y al trabajo de orfebre, llegando a residir en la capital de la Corte portuguesa.

 

Obras de ~: Nuestra Señora de las Angustias, iglesia de San Martín, Salamanca (hoy en San Pablo), c. 1695; Tornavoz del púlpito, iglesia de San Pedro, Ávila, 1701; San Francisco, San Antonio, retablo del convento de Santa Clara, Salamanca, 1702; Santa Catalina de Bolonia, convento de Santa Clara, Salamanca, 1702; Sillería de coro, Nava del Rey (Valladolid), 1702-1704; Santo Domingo y Santo Tomás de Aquino, convento de San Esteban, Salamanca, 1705; Escultura del retablo del convento de Trinitarios Descalzos, Salamanca, 1706 (desapar.); Esculturas de la Resurrección, el Espíritu Santo, Crucifijo y el Padre Eterno, retablo de la parroquia de Santa Cruz, Salamanca, 1709 (desapar.); Escultura del retablo del convento de Guadalupe, Salamanca, 1709 (desapar.); Esculturas y relieves dedicados a San Ildefonso y San Atilano, retablo mayor de la catedral de Zamora, 1712-1716; Padres de la Iglesia, San Ildefonso y ángeles, altar baldaquino de la capilla de San Segundo en la catedral de Ávila, 1713-1716; Relieves y santos de piedra, antigua cúpula de la catedral de Salamanca, 1714-1719; Paso del Nazareno, colegio de Clérigos Menores de Salamanca (hoy en la iglesia de San Julián), 1716; San José, Casa de Niños Expósitos, Salamanca, 1718-1720; San Agustín, convento de Agustinas Recoletas, Salamanca, c. 1720; Sillería de coro, catedral de Salamanca, 1724-1733; Inmaculada Concepción, arco de la Estrella, Cáceres, 1726; Virgen del Rosario, iglesia de San Román, Salamanca, 1726 (desapar.); Padres de la Iglesia Griega y Latina, San Nicolas de Bari, Santo Tomás de Aquino y San Francisco de Asís, apóstoles y la Religión, tabernáculo de la catedral de Salamanca, 1731-1733; Modelos de los cuatro padres de la Iglesia Latina, Asunción, San Pedro y San Pablo, fachada de la catedral de Valladolid, 1733.

 

Bibl.: J. A. Ceán Bermúdez, Diccionario histórico de los más ilustres profesores de las Bellas Artes en España, t. III, Madrid, Imprenta de la Viuda de Ibarra, 1800, pág. 4; A. García y Bellido, “Estudios de barroco español. Avance para una monografía de los Churrigueras (II). Nuevas aportaciones”, en Archivo Español de Arte (AEA) (1930), págs. 135-187; J. J. Martín González, Escultura barroca castellana, t. II, Madrid, Fundación Lázaro Galdiano, 1971, págs. 54-55; Escultura barroca en España (1600-1770), Madrid, Cátedra, 1983, págs. 361-362; A. Rodríguez G. de Ceballos, “El escultor José de Larra Domínguez, cuñado de los Churriguera”, en AEA, n.º 233 (1986), págs. 1-31; M.ª N. Rupérez Almajano, “Aportaciones a la obra de Joaquín de Churriguera”, en Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, LXV (1996), págs. 19-36; “José Benito de Churriguera en Salamanca”, en Anuario del Departamento de Historia y Teoría del Arte, n.os 9-10 (1997- 1998), págs. 211-230; J. Sánchez Vaquero (coord.), El coro de la Catedral Nueva de Salamanca: Historia, Arte e Iconografía, Salamanca, Publicaciones del Cabildo Catedral de Salamanca, 2008; F. Fueyo Suárez, “Inventarios de la capilla del Rosario en la iglesia de San Esteban de Salamanca (1729-1804)” en Archivo Dominicano, t. XXIX (2008), págs. 81-154; J. Urrea (dir.), La Escala Reducida, Valladolid, Museo Nacional de Escultura, 2008, págs. 40-41; Luis Salvador Carmona (1708- 1767), Valladolid, Diputación-Ayuntamiento de Nava del Rey, 2009, pág. 11.

 

Virginia Albarrán Martín