Ayuda

Archer Milton Huntington

Biografía

Huntington, Archer Milton. Nueva York (Estados Unidos), 10.III.1870 – Redding, Connecticut (Estados Unidos), 11.XII.1955. Hispanista, poeta y filántropo.

Nació con el nombre de Archer Milton Worsham, y tomó el apellido de Huntington cuando su madre, Arabella Duval Yarrington, se casó con Collis Potter Huntington (1884). El padre adoptivo acumuló una de las grandes fortunas de la época con los ferrocarriles Central Pacific, Southern Pacific y Chesapeake and Ohio, y el astillero Newport News Shipbuilding and Drydock Company. Después del matrimonio con C. P. Huntington, la madre formó una importante colección de pintura antigua y artes decorativas. Como niño privilegiado que era, asistió a los mejores colegios privados, tuvo profesores particulares y se benefició de las vivencias y la educación que le proporcionaron los viajes al extranjero. En el colegio le enseñaron Griego y Latín, e Historia y Literatura Inglesas. En casa leía textos de Historia de Francia con su madre, quien había adquirido conocimientos extensos sobre el arte y la literatura de este país.

Su primer viaje a Europa (1882) le supuso una serie constante de estímulos culturales e intelectuales que marcarían el rumbo de su vida. En Londres, una compra al azar del libro de George Borrow sobre los gitanos de España, The Zincali (Londres, 1841), le despertó el interés por España que se mantuvo vivo hasta el fin de sus días. En el mismo viaje el joven descubrió su pasión por el arte y los museos al visitar, primero, el British Museum y, unas semanas después, el Musée du Louvre. De vuelta a Nueva York y aguijoneado por las obras de Borrow, empezó a estudiar español en casa a los catorce años de edad con una profesora de Valladolid. Su interés obsesivo por España se cristalizó en su primer intento literario, una novela caballeresca inspirada en Amadís de Gaula, que echó al fuego muchos años después al limpiar los ficheros. En su segundo viaje a Europa (1887), visitó de nuevo Londres y París, donde continuó en vivo sus estudios de la historia del arte. Para ampliar sus conocimientos, coleccionaba fotografías de obras de arte español, que en aquella época ya llenaban cuatro baúles.

Pasó los siguientes dos años de aprendizaje en la administración del astillero de su padre, pero consagró su tiempo libre a la poesía, al estudio del arte español y a la idea de construir su propio museo. Acompañó a sus padres en un viaje de negocios a México (1889), en donde entró directamente en contacto con la cultura hispánica, decidió abandonar el mundo de los negocios y tomó la decisión de formar un “Museo Español”. Dedicado a los estudios hispánicos y a su museo, Huntington comenzó a catalogar su biblioteca española (1890), que contaba ya con más de dos mil libros. Después de diez años de estudio, empezó a trabajar en su edición del Poema del Cid, y, por fin, emprendió su primer viaje a España (1892), acompañado por su tutor privado, el profesor e hispanista W. I. Knapp de la Universidad de Yale. Recopiló sus impresiones y experiencias del viaje en A note-book in northern Spain (1898).

Su biblioteca ya contaba con ediciones únicas e importantes y en 1895 decidió iniciar una serie de facsímiles de libros raros y manuscritos en colaboración con De Vinne Press. Antes de terminarla en 1909, publicó cincuenta y siete títulos en la serie comúnmente llamada “Huntington Reprints”, incluyendo su edición y traducción del manuscrito del Poema del Cid. Emprendió un viaje al sur de España en 1898 con el propósito de dedicarse a la arqueología y a la adquisición de libros. En Sevilla encontró los libros que buscaba en la biblioteca del famoso bibliófilo Manuel Pérez de Guzmán y Boza, marqués de Jerez de los Caballeros, y arrendó un terreno en Itálica, donde dirigió excavaciones por unos meses, hasta que tuvo que abandonar el proyecto y volver a Nueva York al estallar la Guerra de Cuba.

A la muerte de su padre (1900), heredó una fortuna que le permitió realizar su sueño de un museo y una biblioteca que abarcarían todas las artes y letras del mundo hispánico. Empezó a coleccionar en serio pintura antigua española y artes decorativas, para completar su visión global del museo. Huntington se acercó todavía más a su objetivo con la adquisición de la biblioteca del marqués de Jerez de los Caballeros (1902). Después de comprar un terreno en el alto Manhattan, Huntington creó legalmente la fundación encargada de una biblioteca y un “Museo Español” (1904), que se denominaría The Hispanic Society of America. El objeto de la institución era el de fomentar el estudio de la lengua, la literatura y el arte de España, Portugal, y Latinoamérica. La Hispanic Society se inauguró oficialmente el 20 de enero de 1908, y el año siguiente Huntington presentó una exposición temporal de la obra de Joaquín Sorolla y Bastida, que consiguió un éxito sin precedentes, otorgando el reconocimiento internacional tanto a Sorolla como a la Hispanic Society. En 1911 Huntington encargó a Sorolla una serie de grandes cuadros (Visión de España, 1911-1919) para la decoración de la nueva sala de la biblioteca. Por el crecimiento de las colecciones de la Hispanic Society, Huntington tuvo que ampliar los edificios en 1915, 1920 y 1926.

Huntington no limitó su filantropía ni sus intereses al mundo hispánico. Invitó a otras instituciones académicas, de las cuales era miembro, a compartir el terreno de Audubon Terrace con la Hispanic Society. Hizo donación de los terrenos y de la construcción de los edificios a The American Numismatic Society (1907), The American Geographical Society (1910), The Museum of the American Indian Heye Foundation (1916) y The American Academy of Arts and Letters (1921). En colaboración con su esposa Anna Hyatt Huntington, fundaron los jardines y museo de Brookgreen Gardens (1930), en Murrells Inlet, South Carolina, y el mismo año Huntington fundó The Mariner’s Museum (1930) en Newport News, Virginia, en honor de su padre. Además de su filantropía, a partir de 1925 se dedicó a escribir poesía de temas hispánicos, publicada por la Hispanic Society y también en ediciones privadas para sus amigos.

Huntington casó dos veces: la primera en Londres en 1895 con su prima Helen Manchester Gates Criss, de quien se divorció en 1918; y la segunda en 1923 con la destacada escultora Anna Vaughn Hyatt. No hubo descendencia de ninguna de las dos, y a su muerte su patrimonio fue repartido entre las instituciones que había fundado.

Fue una de las personas que más influencia ejerció y más hizo progresar el campo de los estudios hispánicos en Estados Unidos durante la primera mitad del siglo xx. Hasta el año de su muerte (1955), la Hispanic Society había publicado, bajo su supervisión, más de doscientas monografías sobre casi todos los aspectos de la cultura hispánica. Gracias a su mecenazgo, un gran número de hispanistas pudieron llevar a cabo sus proyectos y publicar los frutos de sus investigaciones. Como reconocimiento a su erudición y a su inestimable contribución al progreso de los estudios hispánicos, recibió títulos honoríficos de las Universidades de Yale (1897), Harvard (1904), Columbia (1907, 1908) y Madrid (1920), y fue elegido miembro correspondiente de las Reales Academias de la Historia, Española y de Bellas Artes de San Fernando. Formó parte de los patronatos del American Museum of Natural History, New York Historical Society, Museum of the American Indian Heye Foundation, y de numerosos museos españoles, entre ellos la Casa del Greco y la Casa de Cervantes, a cuya fundación contribuyó, el Museo Romántico, el Instituto Valencia de Don Juan, el Museo Sorolla y el Museo Nacional de Arte Moderno. Entre sus muchas condecoraciones, le concedieron las Órdenes de Carlos III , Alfonso XII , Isabel la Católica, Alfonso X el Sabio, del Libertador (Venezuela), y Légion d’Honneur (Francia). Además de presidir la Hispanic Society, fue presidente de la American Numismatic Society (1905-1910) y de la American Geographical Society (1907-1915).

 

Obras de ~: Poem of the Cid, text reprinted from the unique manuscript at Madrid, with translation and notes, New York, G. P. Putnam’s Sons, 1897-1903, 3 vols.; A note-book in northern Spain, New York y London, G. P. Putnam’s Sons, 1898; Reprints, chiefly Spanish (1896-1903), New York [The De Vinne Press], 1903; Initials and miniatures of the ixth, xth and xith centuries from the Mozarabic manuscripts of Santo Domingo de Silos in the British Museum, New York [The De Vinne Press], 1904; Sonnets, New York [The De Vinne Press], 1908; To my mother, New York, 1925; The lace maker of Segovia, New York, 1928; The ladies of Valbona, New York, 1931; Rebuznos, New York, 1932; America, New York, 1933; The Lady of Elche, New York, 1933; Moraima’s tower, New York, 1933; Polvo, New York, 1933; Quatre poèmes, trad. de T. Varlet y A. Godoy, Paris, Albert Messein, 1933; The sea, New York, 1933; Torn sails of faith, New York, 1933; Youth, New York, 1933; Alfonso the Eighth rides by, New York, 1934; The ladies of Valbona, New York, Collins, 1934 (ilustrado por N. Hepple); The silver gardens, New York, 1934; Rimas, New York, HSA, 1936; Vela venenosa, New York, 1936; A flight of birds, New York, 1937; A flight of birds (antología), New York, HSA, 1938; Spain and Africa, New York, 1943; Recuerdos, New York, 1949; Turning pages, New York, 1950; Tapestry, New York, 1951; Tapestry 2, New York, 1952; Versos, New York, 1952; Collected verse, New York, 1953; The torch bearers, New York, [HSA], 1955.

 

Bibl.: VV. AA., Estudios hispánicos: homenaje a Archer M. Huntington, Wellesley, Wellesley College, 1952; J. M. Millás Vallicrosa, Breve semblanza de Mr. Archer M. Huntington, Barcelona, Ayuntamiento, 1954; A. R. Nykl, Archer Milton Huntington, 10 March 1870-11 December 1955: in memoriam, Bethel, Connecticut, 1956; VV. AA., Archer M. Huntington (1870-1955), Washington, D.C., Pan American Union, 1957; J. García-Mazas, El poeta y la escultora: la España que Huntington conoció, Madrid, Revista de Occidente, 1962; B. G. Proske, Archer Milton Huntington, New York, The Hispanic Society of America, 1963; Archer Milton Huntington, Nueva York, The Hispanic Society of America, 1965 (traducido al español por M.ª Brey Mariño); W. Mcguire, Poetry’s catbird seat: the consultantship in poetry in the English language at the Library of Congress, 1937-1987, Washington, D.C., Library of Congress, 1988; M. A. Codding, “Archer Milton Huntington, paladín de España en América”, en Sorolla y la Hispanic Society: una visión de la España de entresiglos, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, 1998, págs. 91-117; “Escribir un poema con un museo: Archer M. Huntington y The Hispanic Society of America”, en Goya, 273 (1999), págs. 375-386; “The soul of Spain in a museum: Archer Milton Huntington’s vision of The Hispanic Society of America”, en The Hispanic Society of America: Tesoros, Nueva York, HSA, 2000, págs. 15-37; “Archer Milton Huntington, champion of Spain in the United States”, en R. L. Kagan (ed.), Spain in America: the origins of hispanism in the United States, Urbana y Chicago, University of Illinois Press, 2002, págs. 142-170; “A legacy of Spanish art for America: Archer M. Huntington and The Hispanic Society of America”, en G. Tinterow y G. Lacambre (eds.), Manet/Velázquez: the French taste for Spanish painting, New York, Metropolitan Museum of Art, y New Haven, Yale University Press, 2003, págs. 306-324; M. Mitchell y A. Goodrich, The remarkable Huntingtons, Archer and Anna; chronicle of a marriage, Newton, Connecticut, Budd Drive Press, 2004.

 

Mitchell A. Codding