Ayuda

Antonio Llanos

Biografía

Llanos, Antonio. Sariegos (León), 22.XI.1806 – Calumpit, Luzón (Islas Filipinas), 11.XII.1881. Religioso agustino (OSA) y botánico.

Nacido en el seno de una familia humilde de labradores; consiguió una beca en el colegio de los padres escolapios de León, donde estudió Gramática Latina y Griega, Retórica y Poética, Filosofía y el primer año de Teología. El deseo de ver nuevas tierras y el afán evangelizador le impulsaron a ingresar en 1826 en el Real Colegio de los padres agustinos calzados de Valladolid.

Una vez hechos los votos, desde 1827 hasta 1829 se dedicó a concluir sus estudios teológicos y, finalizados éstos, embarcó para Filipinas. A su llegada a Manila conoció al padre Manuel Blanco y, entablando una profunda amistad, fue su discípulo aventajado en los estudios de Botánica. Ordenado sacerdote el 15 de febrero de 1830, estudió la lengua tagala, necesaria para el trabajo apostólico. Inmediatamente fue nombrado cura de la parroquia de Pulilán, rigió luego la de Bulacán en 1831, la de Angat en 1833 y después la de Parañaque y Calumpit en 1839 y 1842 respectivamente.

En ésta residió la mayor parte de su vida dedicado al trabajo pastoral y a los estudios botánicos.

Ayudó eficazmente al padre Blanco a ultimar la publicación de las dos primeras ediciones de la Flora de Filipinas, tanto herborizando y remitiéndole numerosos ejemplares de plantas, como haciendo descripciones de algunas de ellas que el padre Blanco insertó en su segunda edición, además de dedicarle el género Llanosia. Tras la muerte del maestro en 1845, continuó su propósito de aumentar y perfeccionar la Flora, sosteniendo activa correspondencia con los principales botánicos del extranjero, especialmente con A. de Candolle. En 1851 publicó Fragmentos de algunas plantas filipinas [...] y en 1858 Apéndice a la Flora [...], que fueron reeditados en la 3.ª edición de la Flora de Filipinas como complemento a los estudios de los padres Blanco y Mercado. A éstos hay que añadir otros trabajos científicos publicados en Filipinas, España e Italia. Además de la botánica, cultivó la mineralogía, la ornitología, la mecánica y la física, sin desatender los ministerios sacerdotales. Por su digno proceder se granjeó generales simpatías en la provincia de Bulacán, e hizo que sus superiores le honraran con los puestos honoríficos de prior vocal (1839-1869), procurador general (1841), definidor (1849), vicario provincial y visitador, confiriéndole después los honores y preeminencias de exprovincial.

En 1856 había sido admitido como académico correspondiente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. También fue socio corresponsal de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, de Filipinas, e inspector del Jardín Botánico de Manila. En la Exposición Universal de París de 1867 fueron premiados los productos industriales por él presentados, y en la de Filadelfia de 1876, obtuvo medalla y diploma de honor por su colección de hierros de Angat y de cobres de Mancayán. Murió en Calumpit el 11 de diciembre de 1881.

A. de Candolle consagró a su memoria el Quercus Llanosii, J. Müller le dedicó el Phyllanthus Llanosianus, J. E. Duby el Hypnum Llanosii y C. de Candolle la Aglaia Llanosiana.

 

Obras de ~: Fragmentos de algunas plantas de Filipinas, no incluidas en la Flora de las Islas de la primera ni segunda edición, dispuestas según el Sistema Linneano, Manila, Imprenta de Santo Tomás, un tomo en 8.º menor, 1851; “Appendix sive tentamen aliud novi supplementi ad Floram Insularum Philippinarum secundae editionis, cum revisione aliquorum generum quae in eâ continentur”, en Anales de la Real Academia de Ciencias Naturales de Madrid (1858) (reimprimieron estos dos trabajos en la 3.ª edición monumental de la Flora Filipina del padre Blanco, vol. IV (1), 1880-1883, págs. 1-96 y 99-108); “Descripción del Gynocephalium Luzoniense”, “Govantesia Macluluban”, “Pennisetum alopecuroideum”, “Mimusops erythroxylon Boy”, en Revista de los progresos de las Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid, XV, n.º 1 (enero de 1865, abril de 1865 y 1873); El Monte Arayat y su altura sobre el nivel del mar (ms.) 1872; “Descripción y lámina del pino de los montes de Mancayán”, en Nuovo Giornale Botanico Italiano, vol. 7, 3 (1874); Flora de Filipinas por el P. Fr. Manuel Blanco agustino calzado adicionada con el manuscrito inédito del P. Fr. Ignacio Mercado, las obras de P. Fr. Antonio Llanos y de un Apéndice con todas las nuevas investigaciones botánicas referentes al archipiélago Filipino, editada por Domingo Vidal y Soler, Gran Edición hecha a expensas de la Provincia de Agustinos Calzados de Filipinas bajo la dirección científica y literaria de los PP. agustinos calzados Fr. Andrés Naves y Fr. Celestino Fernández Villar, Manila, Plana y Cía., 1880-1883, págs. 1-108; Observaciones pluviométricas hechas en Manila y en Calumpit, s. l., s. f.; Apuntes de ornitología (ms.), s. l. s. f.; Descripción de una Aurora observada en Filipinas, s. l., s. f.

 

Bibl.: P. M. Blanco, “Llanosia”, en Flora de Filipinas, según el sistema sexual de Linneo, 2.ª ed., corr. y aumen. por el mismo autor, Manila, D. Miguel Sánchez, 1845, pág. 319; C. Fernández- Villar, “Ensayo de una biografía del M. R. P. Fr. Antonio Llanos”, y la reimpresión de los trabajos de Llanos con sus diagnósticos españoles reproducidos y también traducidos al latín, en Flora de Filipinas por el P. Fr. Manuel Blanco agustino calzado adicionada con el manuscrito inédito del P. Fr. Ignacio Mercado, las obras de P. Fr. Antonio Llanos y de un Apéndice con todas las nuevas investigaciones botánicas referentes al archipiélago Filipino, Gran Edición hecha a expensas de la Provincia de Agustinos Calzados de Filipinas bajo la dirección científica y literaria de los PP. agustinos calzados Fr. Andrés Naves y Fr. Celestino Fernández Villar, Manila, Plana y Cía., t. I, 1880-1883, págs. VIIXVIII, 1-96 y 99-108, 4 vols.; M. Colmeiro, Bosquejo Histórico y Estadístico del Jardín Botánico de Madrid, Madrid, 1875, pág. 88; A. Decandolle, La Phytographie, 1880, págs. 397 y 428-429; E. Pérez Jorde (OSA), Catálogo Bio-Bibliográfico de los Religiosos Agustinos de la Provincia del Santísimo Nombre de Jesús de las Islas Filipinas, 1901, pág. 432-435; E. D. Merrill, “Botanical work in the Philippines”, en Buletin Philip. Bureau of Agriculture, Manila, n.º 4, 1903, págs. 12-13; G. de Santiago Vela (OSA), Ensayo de una Biblioteca Ibero-Americana de la Orden de San Agustín, vol. I, 1913, págs. 400-403; E. D. Merrill, “Species Blancoanae. A Critical Revision of the Philippine Species of Plants Described by Blanco and by Llanos”, en Bureau of Science Publication (Manila), 12 (1918), págs. 1-423; “A discussion and bibliography of Philippine flowering plants”, en Enumeration of Philippine Flowering Plants, vol. 4, 1926, pág. 202; A. J. Barreiro, Características de la Fauna y de la Flora filipinas y labor española en el estudio de las mismas, Discurso leído en el acto de su recepción en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, Madrid, 1928, págs. 13 y 63-65; F. de las Barras y de Aragón, “Los últimos escritores de Indias. Biblio-biografía de españoles del siglo xix que escribieron sobre países de fuera de Europa o viajaron por ellos”, en Publicaciones de la Real Sociedad Geográfica, ser. B, 205, 1949, págs. 141-144; M. J. Van Steenis- Kruseman, Flora Malesiana, 1950 (reimpr. 1985, vol. I, ser. I, pág. 325); B. Sierra de la Calle, Vientos de Acapulco. Relaciones entre América y Oriente, Museo Oriental de Valladolid, Valladolid, 1991, págs. 88-90; P. M. Blanco, P. G. Galende (OSA) et al., Flora de Filipinas por el Padre Manuel Blanco, OSA, Intramuros, Manila, Convento de San Agustín, 1993 (reimpr. de la gran ed. de 1877-1883); B. Sierra de la Calle, Ilustración Filipina, 1859-1860, Salamanca, Museo Oriental de Valladolid, Caja España, 2003, pág. 23.

 

Paloma Blanco Fernández de Caleya