Ayuda

Adolfo Marsillach i Soriano

Biografía

Marsillach i Soriano, Adolfo. Barcelona, 25.I.1928 – Madrid, 20.I.2002. Director de escena, actor y dramaturgo.

Nacido en Barcelona en el seno de una familia vinculada al periodismo y a la crítica teatral, era hijo de Amparo Soriano Argente y de Luis Marsillach Burbano (1902-1970). Su padre ejerció el periodismo a través de las páginas de Solidaridad Nacional, pasando por el Diario de Barcelona y dirigiendo la Hoja del Lunes, mientras que su abuelo Adolfo Marsillach i Costa (1868-1935) colaboró con El Liberal, La Publicidad, El Diluvio y como corresponsal de ABC en Barcelona redactando la crónica política —en la que se mostraba claramente antinacionalista y afín a las ideas de Alejandro Lerroux—, así como la crónica taurina, que firmaba con el seudónimo de El Maleta Indulgencias, y, por supuesto, la crítica teatral y no en vano fue autor de dos piezas teatrales: El redentor del pueblo y Las dos sendas, ambas de 1916, y también de una novela: La ciudad anárquica, en 1911.

En 1945 comenzó los estudios de Derecho en la Universidad de Barcelona, mismo año que hizo su incursión en el campo radiofónico, debutando en el cuadro escénico de Radio Barcelona. A través del Teatro Universitario Español (TEU) se inició en el teatro, participando activamente en grupos de Cámara y Ensayo. Así, en 1946 colaboró en la compañía de Alejandro Ulloa y, al año siguiente, hizo su debut escénico con la obra Vacaciones en la compañía de Ramón Martori, mientras recorría las diversas provincias de la geografía española, y, José Luis Sáenz de Heredia le dio también la oportunidad de iniciarse en la interpretación cinematográfica en su película Mariona Rebull. En 1950, poco antes de licenciarse, ingresó en el teatro Nacional María Guerrero, a las órdenes de Luis Escobar, a quien siempre consideró su maestro.

Estrenó títulos tan emblemáticos como En la ardiente oscuridad (1950), de Buero Vallejo, y Escuadra hacia la muerte (1953), de Alfonso Sastre. Allí conoció a su primera mujer, Amparo Soler Leal, con la que formó compañía en 1955, obligándose a la tarea de dirigir y actuar al tiempo, siendo un referente indispensable en la puesta en escena para la reciente historia del teatro español. Produjo obras de Sastre, Mihura, Lope de Vega, Rattigan o Shaw.

Compartió sus trabajos en teatro con papeles secundarios en el cine, hasta que, en 1952, Luis Lucia lo situó entre los jóvenes intérpretes protagonistas de la gran pantalla en su película Cerca de la ciudad.

Después colaboró en otras tantas cintas de este director cinematográfico, así como de Pedro Lazaga, para el cual destacó como protagonista de su película El frente infinito, pero sobre todo en el papel de Ramón y Cajal en Salto a la gloria (1959), bajo la dirección de León Klimovsky, por el que fue galardonado en el Festival de San Sebastián.

Tras un viaje profesional a Argentina, inició una fructífera trayectoria como guionista y director de televisión, que le proporcionó su consagración entre el público con series tan renombradas como Galería de maridos (1959), ¡Silencio... se rueda! (1961), ¡Silencio...

vivimos! (1962), Fernández Punto y Coma (1963) y Habitación 508 (1966), al tiempo que protagonizaba las películas de José María Forqué al principio de la década de 1960, con títulos como Maribel y la extraña familia (1960) o El secreto de Mónica (1961), y de Javier Aguirre al final de la misma y principios de la siguiente, entre otros directores de cine.

En 1962 contrajo nuevo matrimonio con la actriz Teresa del Río, con la que tuvo dos hijas: Cristina y Blanca, antes de separarse en 1970, que siguieron la carrera artística de sus progenitores.

Durante la breve temporada de 1965-1966 dirigió el teatro Español de Madrid, para pasar enseguida a formar una compañía con la que montó sus títulos más emblemáticos: Marat-Sade (1968), de Weiss; Tartufo (1970), de Molière, y Sócrates (1972), de Llovet; siendo reconocido con el Premio Nacional de Interpretación, en 1970, y con el Premio Nacional de Teatro a la Mejor Dirección Escénica, en 1974.

En 1972 estrenó su primera y única película que dirigió: Flor de santidad, basada en una obra de Valle- Inclán, que fue censurada por el régimen franquista.

A mediados de esta década inició una nueva relación con la actriz Mercedes Lezcano, y con la llegada de la democracia fue el gran impulsor del teatro clásico.

Fundó en 1978 el Centro Dramático Nacional, en el que sólo permaneció un año, y en 1986, la Compañía Nacional de Teatro Clásico, que dirigió durante dos períodos (1986-1989 y 1992-1996). En medio de ellos fue nombrado director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, del Ministerio de Cultura. En la Compañía puso en escena obras clásicas con gran éxito, como El médico de su honra (1986), de Calderón; Antes de todo es mi dama (1987), de Calderón; La gran sultana, de Cervantes (1992) y El Misántropo (1996), de Molière. En esos años ejercitó su verdadera vocación: la escritura de textos dramáticos, de los que estrenó Yo me bajo en la próxima, ¿y usted? (1980) y Feliz aniversario (1991).

Recibió en 1989 el Premio Goya a la Mejor Interpretación Masculina de Reparto por la película Esquilache dirigida por Josefina Molina, y en 2000 el Premio Max de Teatro por su montaje de la obra de Edward Franklin Albee, ¿Quién teme a Virginia Wolf?, que dirigió e interpretó junto a la actriz Nuria Espert, además de la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes en 1991.

 

Obras de ~: En la ardiente oscuridad (teatro), 1950; L. Lucia (dir.), Cerca de la ciudad, 1952; Escuadra hacia la muerte (teatro), 1953; L. Klimovsky (dir.), Salto a la gloria, 1959; Marat- Sade (teatro), 1968; Tartufo (teatro), 1970; Sócrates (teatro), 1972; El médico de su honra (teatro), 1986; Antes de todo es mi dama (teatro), 1987; La gran sultana (teatro), 1992; El Misántropo (teatro), 1996.

Escritos: Feliz aniversario, Madrid, Sociedad General de Autores de España, 1992; Carta abierta a un amigo frecuentemente disgustado por los tiempos que nos ha tocado vivir, Barcelona, Península, 1995; Se vende ático, Madrid, Espasa Calpe, 1995; Tan lejos tan cerca: mi vida, Barcelona, Tusquets, 1998; Teatro Completo, ed. e introd. de P. M. Villora, Madrid, Asociación de Autores de Teatro, 2003.

 

Bibl.: G. Pérez de Olaguer, Adolfo Marsillach, Barcelona, Oropesa, 1972; “Cae el telón para Adolfo Marsillach”, en ABC (Madrid), 22 de enero de 2002, pág. 68; J. A. Hormigón (ed.), Un teatro necesario; escrito sobre el teatro de Adolfo Marsillach, Madrid, Asociación de Directores de Escena de España, 2004; C. Oliva, Adolfo Marsillach: las máscaras de su vida, Madrid, Síntesis, 2005; S. de Torres Sanahuja, Adolfo Marsillach, tan lejos, tan cerca, Barcelona, Generalitat de Barcelona, 2006.

 

César Oliva Olivares