Ayuda

Carmen Laforet Díaz

Biografía

Laforet Díaz, Carmen. Barcelona, 6.IX.1921 – Majadahonda (Madrid), 28.II.2004. Escritora.

Era la hija primogénita de Eduardo Laforet, arquitecto, y de Teodora Díaz, maestra. Nació en Barcelona. Cuando tenía dos años, la familia trasladó su residencia a Las Palmas de Gran Canaria. Allí nacieron sus hermanos: Eduardo y Juan José. Su niñez y adolescencia transcurrió en la ciudad de Las Palmas en un ambiente familiar cómodo, en el que tuvo acceso a la lectura, donde manifestó su interés por las historias y relatos contados en su entorno y donde dio sus primeros pasos literarios. En el instituto hizo sus primeras amistades y empezó a desarrollar un carácter independiente y una fuerte personalidad. Cuando tenía trece años murió su madre, lo que supuso un gran golpe para la futura escritora. En el año 1936, al estallar la Guerra Civil española, Carmen Laforet tenía tan sólo quince años, pero su capacidad de observación le permitió tomar nota sobre lo que pasaba a su alrededor. Cuando la guerra terminó, Carmen Laforet se trasladó a vivir a casa de su abuela, en Barcelona, y se matriculó en la Universidad de Filosofía y Letras, donde conoció a una compañera de origen polaco, Linka Babecka, con la que inició una gran amistad que duró hasta el final de sus días. En 1940, publicó sus primeros cuentos en el semanario Mujer de Santander. En 1942 trasladó su domicilio a Madrid e inició la carrera de Derecho. En enero de 1943 empezó a escribir Nada, la novela que la lanzó a la fama internacional. Escribió la novela en nueve meses y con ella ganó el primer Premio Nadal (1944) y, posteriormente, el Premio Fastenrath otorgado por la Real Academia Española. Nada es una novela realista, situada cronológicamente en la inmediata posguerra española. Cuenta la vida de una joven estudiante, Andrea, que vive en Barcelona con su familia, una familia venida a menos tras la guerra, que le da alojamiento. La repercusión mediática de esta novela fue inmediata. Tanto dentro como fuera del país, fue bien acogida y recibió buenas críticas, entre ellas las del premio Nobel de literatura Juan Ramón Jiménez, que se hallaba en el exilio. También esta novela causó impresión entre escritores algo más jóvenes, como Carmen Martín Gaite, Rafael Sánchez Ferlosio e Ignacio Aldecoa.

En 1946 se casó con el periodista, editor y crítico literario Manuel Cerezales. Tuvieron tres hijas: Marta (1946) Cristina (1948) y Silvia (1950). Su nueva situación no terminó con su vocación de escritora. En 1951 colaboró con la revista Destino de forma regular.

En este año, Carmen Laforet sintió un acercamiento repentino hacia la religión católica, lo que le dio el argumento para la trama de la novela publicada en 1955, La mujer nueva, que ganó dos importantes premios: el Premio Nacional de Literatura y el Premio Menorca. En 1952 publicó dos libros: La isla y los demonios, una novela que tiene como protagonista también a una adolescente y que transcurre en la ciudad de Las Palmas, durante la Guerra Civil; y La muerta, que es una colección de cuentos. Este año nació su cuarto hijo: Manuel. La llamada, publicada solamente dos años después, reúne una colección de novelas cortas. En 1957 nació su último hijo, Agustín, y publicó un volumen con sus Obras completas que agrupa todas las novelas, novelas cortas y cuentos publicados hasta entonces. Quien había comenzado su carrera literaria con un libro como Nada —que ha sido, junto con La familia de Pascual Duarte, la novela más célebre del siglo xx español—, y había publicado en tan sólo diez años una cantidad de libros importante, publicaría a partir de entonces una sola novela más, un libro de viajes y un libro sobre la isla en la que vivió durante su infancia y primera juventud, Gran Canaria (1961), quedando reducidos a apuntes el resto de sus proyectos literarios.

A principios de la década de 1960, la escritora catalana trabajó a fondo en una trilogía que tituló Tres pasos fuera del tiempo, de la que llegó a publicar solamente el primer tomo: La insolación, en 1963. Se da la circunstancia curiosa de que el segundo tomo, Al volver la esquina, lo entregó a la editorial para su publicación, pero cuando le fue entregado el manuscrito para corregir galeradas, la escritora no las devolvió.

De esta manera, quedó interrumpido el último proyecto de Carmen Laforet. Esta repentina decisión generó en torno a la autora de Nada un aura de misterio que la acompañó durante el resto de su vida. Bien es verdad que la personalidad de Carmen Laforet, desde la publicación de Nada, se había tornado huidiza. Era una mujer que disfrutaba de la escritura, de su familia y de la soledad y le costaba cada vez más participar de la vida social. Al volver la esquina no vio la luz hasta el año 2004, a título póstumo; el tercer tomo de la trilogía, Jaque mate, a pesar de que se sabe, por la correspondencia que mantuvo con el escritor Ramón J. Sender, que trabajó en él, no lo llegó a terminar.

En 1965 viajó a Estados Unidos invitada por el Departamento de Estado y escribió un libro titulado Paralelo 35 (1967), en el que cuenta sus impresiones sobre ese país. En el año 1967 viajó a Polonia. En 1970 se separó de su marido, Manuel Cerezales, e inició entonces una nueva etapa en su vida en la que visitó París y Roma, ciudad en la que residió algún tiempo y en la que entabló amistad con María Teresa León y Rafael Alberti, escritores españoles en el exilio. En estos últimos años escribió una columna fija que tituló “Diario” en el periódico ABC. No regresó a España hasta el año 1979 en el que eligió Santander como residencia durante dos años. Sus últimas colaboraciones fueron en el diario El País. En la década de 1980, por motivos de salud, sus domicilios fueron los mismos que los de sus hijos, hasta que una grave enfermedad la obligó a recluirse en una residencia a las afueras de Madrid, en donde murió a la edad de ochenta y tres años. En el tintero le quedaron a Carmen Laforet varios proyectos, entre ellos varios libros, como Rebelde en carroza o Conversaciones en el Trastevere, que nunca llegó a terminar.

 

Obras de ~: Nada, Barcelona, Ediciones Destino, 1945 (ed. de D. Ródenas de Moya, Barcelona, Editorial Crítica, 2001); La isla y los demonios, Barcelona, Ediciones Destino, 1952; El piano, Madrid, Editorial Rollán, 1952; La muerta, Madrid, Ediciones Rumbos, 1952 (Barcelona, Ediciones Destino, 1952); Un noviazgo, Madrid, Editorial Tecnos, 1953; La niña, Madrid, Editorial Tecnos, 1954; Los emplazados, Madrid, Editorial Tecnos, 1954; El viaje divertido, Madrid, Editorial Tecnos, 1954; La mujer nueva, Barcelona, Ediciones Destino, 1955 (Barcelona, Ediciones Destino, 2004);Obras completas, Barcelona, Editorial Planeta, 1957; Gran Canaria, Barcelona, Editorial Moguer, 1961; La insolación, Barcelona, Editorial Planeta, 1963 (ed., intr. y notas de J. M.ª Martínez Cachero, Madrid, Editorial Castalia, 1992); Paralelo 35, Barcelona, Editorial Planeta, 1967; La niña y otros relatos, Madrid, Magisterio Español, 1970; Puedo contar contigo: correspondencia (Carmen Laforet-Ramón J. Sender), ed. de I. Rolón Barada, Barcelona, Destino, 2003; Al volver la esquina, Barcelona, Ediciones Destino, 2004; Siete novelas cortas, pról. de Á. Pombo, nota de A. Cerezales, Palencia, Menoscuarto, 2010.

 

Bibl.: J. R. Jiménez, “Carta a Carmen Laforet”, en Ínsula, n.º 2 (1948); J. L. Alborg, “Carmen Laforet”, en Hora actual de la novela española, Madrid, Taurus, 1958; E. G. de Nora, La novela española contemporánea, Madrid, Gredos, 1963; A. Torres Rioseco, “Tres novelas españolas de hoy”, en Revista Hispánica Moderna (RHM) (Nueva York), XXXI (1965); D. W. Foster, “Nada, de Carmen Laforet (Ejemplo de neorromance en la novela contemporánea)”, en RHM, XXXII (1966); J. de Entrambasaguas, “Carmen Laforet (1921)”, en Las mejores novelas contemporáneas, t. XI, Barcelona, Planeta, 1969; G. Illanes Adaro, La novelística de Carmen Laforet, Madrid, Gredos, 1971; R. C. Spires, “La experiencia afirmadora de Nada”, en R. C. Spires, La novela española de posguerra. Creación artística y experiencia personal, Madrid, Cupsa, 1978; J. Villegas, “Nada, de Carmen Laforet, o la infantilización de la aventura legendaria”, en J. Villegas, La estructura mítica del héroe en la novela del siglo XX, Barcelona, Planeta, 1978; R. Johnson, Carmen Laforet, Boston, Twayne Publisher, 1979; A. Cerezales, Carmen Laforet, Madrid, Ministerio de Cultura, 1982; S. E. Schyfter, “La mística masculina de Nada, de Carmen Laforet”, en J. W. Pérez (ed.), Novelistas femeninas de la posguerra española, Madrid, Porrúa Turanzas, 1983; S. Crespo Matellán, “Aproximación al concepto de personaje novelesco: los personajes en Nada, de Carmen Laforet”, en Anuario de Estudios Filológicos (Universidad de Extremadura), XI (1988); L. M. Quintana Tejera, Nihilismo y demonios (Carmen Laforet: técnica narrativa y estilo literario en su obra), México, Universidad Autónoma, 1997; I. de la Fuente, Mujeres de la posguerra, Barcelona, Editorial Planeta, 2002; B. Prado, “Carmen Laforet”, en El País, 29 de febrero de 2004; B. Prado y T. Rosenvinge, Carmen Laforet, Barcelona, Editorial Omega, 2004; A. Caballé e I. Rolón, Una mujer en fuga. Biografía de Carmen Laforet, Barcelona, RBA, 2010.

 

Teresa Rosenvinge Hepworth