Ayuda

Mariano Cañardo Lacasta

Biografía

Cañardo Lacasta, Mariano. Olite (Navarra), 5.II.1906 – Barcelona, 19.VI.1987. Ciclista.

Hijo de Mariano Cañardo y de Magdalena Lacasta. Miembro de una familia de trece hermanos, fruto de los tres matrimonios de su padre, sargento de la Guar­dia Civil, Mariano Cañardo sufrió desde muy niño las mordeduras del hambre, viéndose obligado a trabajar desde edad muy temprana como pastor de cabras y ovejas. Huérfano de padre a los seis años y de madre a los catorce años, su infancia fue un continuo peregri­naje entre Olite, Huesca y Barcelona, en donde vivía su hermana. Fue en la Ciudad Condal donde descu­brió el ciclismo. A los catorce años entró a trabajar de carpintero con su cuñado, y a los dieciocho, con sus ahorros, pudo comprarse una bicicleta a plazos. Al año justo de aprender a montar sacó licencia de principiante y tomó parte en su primera carrera, la Copa Papitus del 19 de marzo de 1925, que acabó en decimotercera posición. Tras sumar tres victorias aquel año, sacó licencia de corredor de segunda y, en 1926, en su primera temporada con los profesionales, ganó la Vuelta a Cantabria e hizo tercero en la muy prestigiosa Volta a Catalunya, carrera que a partir de entonces se convirtió en su prueba predilecta, no en vano la ganó en siete ocasiones, siendo segundo en otras dos y tercero también dos veces más, sumando un total de diecinueve victorias de etapa en la carrera catalana.

Durante este período de tiempo anterior a la Gue­rra Civil ganó una Vuelta al País Vasco, en 1930, y fue cuatro veces Campeón de España: en 1930, 1931, 1933 y 1936; y fue dos veces séptimo en el Cam­peonato del Mundo de ciclismo en ruta, en los años 1930 y 1933. Participó dos veces en el Giro de Italia, en 1931 y 1933, y aunque abandonó en ambas, en el Tour, sin embargo, tuvo más suerte, pues si bien abandonó en las ediciones de 1928 (año en que salió como reemplazante) y 1935, terminó en 1934 en no­vena posición, mientras que en 1936 fue sexto. Pero, además, Cañardo brilló en 1935 como el principal ri­val del belga Gustaaf Deloor en la primera edición de la Vuelta Ciclista a España, que terminó en segunda posición tras ganar una etapa. También participó en la Vuelta de 1936, quedando décimo en su general, aunque habiendo ganado en las llegadas a Alicante y Gijón.

Un palmarés considerable, aunque sin duda trun­cado por la contienda española, durante la cual Ca­ñardo pasó a Francia con su mujer María Coromi­nas y su pequeña hija Neus. Compitió en el Tour de 1937 quedando en trigésimo lugar, aunque ganó una etapa, la terminada en Aix les Thermes, mientras que en 1938 fue decimosexto. Durante ese bienio ganó consecutivamente la muy dura Vuelta a Marruecos.

A su retorno a España, él que era hincha acérrimo del Club de Fútbol Barcelona (que también tenía sec­ción ciclista), no quiso fichar por el equipo del Espa­ñol y hubo quien aprovechó aquel asunto para de­nunciarle por “rojo separatista”, lo que le hizo pasar un día en la cárcel. Después, ganó la Madrid-Lisboa (1939).

Fue el primer gran campeón del ciclismo español. Profesional entre 1926 y 1943, durante este período logró más de cien victorias, basadas en un físico pode­roso y en sus cualidades como contrarrelojista y buen escalador. Una vez terminada su carrera deportiva, fue seleccionador nacional y presidente de la Federa­ción Catalana de ciclismo. También probó fortuna en los negocios, con una cementera, Fabra y Puig, y en la hostelería, pero se arruinó en tres ocasiones.

 

Bibl.: F. Canto Arroyo, Mariano Cañardo, un “cabo” del ciclismo español, Barcelona, Imprenta Vorcar, 1944; R. Torres, “Mariano Cañardo. Su historia deportiva”, en El Correo Español-El Pueblo Vasco, Vuelta Ciclista a España 1955, Bil­bao, 1955, págs. 29-30 y 40; R. Jacobs (coord.), Gotha, Bru­selas (Bélgica), Editions Presses de Belgique, 1984, pág. 91; F. Chico Pérez (coord.), La Vuelta ciclista a España 1935-1985, Madrid, Caja Postal, 1986, págs. 13-27; A. García (pseud. S. Rufo), Cuentos a 180 pulsaciones, Madrid, Amaya Cía. Seguros, 1992, págs. 39-40; J. Garai (coord.), Ciclismo del Norte. Fábrica de líderes, Madrid, Marca, 1994, págs. 5-6, 11, 19, 22, 68, 70 y 220; J. Ramos (coord.), Historia del ci­clismo español, Madrid, Época, 1995, págs. 42-43; J. Osés (co­ord.), La historia del ciclismo en Navarra, Pamplona, Diario de Noticias, Zeroa Multimedia, 1996, págs. 16, 22-23 y 29-61; J. Bodegas (coord.), Historia de la Vuelta al País Vasco, Bilbao, Uruburu, 1996, págs. 41-84; J. A. Díaz Sáez, La gran histo­ria del ciclismo vizcaíno 1844-1999, Bilbao, Fundación BBK, 2000, págs. 129-132 y 152; C. Arribas (coord.), Locos por el Tour, Barcelona, RBA, 2003, págs. 51-57, 61-66, 75, 78, 81-91, 96-111, 125, 132-144, 147, 153 y 353; J. Dorronsoro, Historia de la Volta a Catalunya, Plencia (Vizcaya), Urizar Edi­zioak, 2007, págs. 46-109.

 

JoAntonio Díaz Sáez