Ayuda

Fernando González Rodríguez

Biografía

González Rodríguez, Fernando. Telde (Las Palmas), 4.I.1901 – Valencia, 24.VI.1972. Poeta y profesor.

Nacido en una humilde familia numerosa, aprendió las primeras letras en el hogar a través de su madre. El colegio y la biblioteca personal de Montiano Placeres completaron la formación del precoz poeta que, ya en 1916, veía publicados sus primeros versos en el diario La Provincia. Éstos le ganaron las alabanzas y la atención del grupo de poetas de la revista Ecos, del que formaban parte Alonso Quesada, Saulo Torón y Tomás Morales. Con todos ellos tuvo una estrecha relación personal y no pocas similitudes estilísticas, pues su poesía se atuvo desde un principio al modernismo de tono menor, con evidentes influencias de Juan Ramón Jiménez y Antonio Machado. En 1917 se instaló en Las Palmas, donde, además de ser redactor de La Provincia, simultaneó los estudios de bachillerato y magisterio. Sus primeros versos, dispersos en la prensa provincial, fueron recogidos en 1918 en Las canciones del alba. En 1921 inició en La Laguna, gracias a una beca, los estudios de Filosofía y Letras, que continuó en Sevilla y Madrid, donde estaba desde 1922.

En sus años madrileños fue el vínculo de los poetas isleños con revistas intelectuales como España y La Pluma, en las que colaboró asiduamente. Publicó cuatro libros más en la misma línea estética: Manantiales en la ruta (1923), Hogueras en la montaña (1924), Reloj sin horas (1929) y Piedras blancas (1933), estos dos últimos redactados en la década de 1920, aunque publicados más tarde. En 1929 se encontraba trabajando como editor de clásicos españoles para la Compañía Ibero-Americana de Publicaciones, y un año después ganó la oposición a la cátedra de Lengua y Literatura Españolas en Tortosa (Tarragona). Durante la década de 1930 sumó a su dedicación docente una creciente actividad política al lado de su viejo conocido Manuel Azaña, en cuyo partido, Izquierda Republicana, militaba y por el que fue en 1931 candidato a diputado.

Poco antes de julio de 1936 había ganado la cátedra del instituto Nebrija de Madrid, que no llegó a ocupar, pues marchó a Barcelona, donde trabajó durante la guerra como profesor. Concluida la contienda, fue depurado de su puesto, y marchó a Valladolid, donde estaba destinada su esposa, Rosario Fuentes, también catedrática de instituto. Allí fundó la revista y colección de poesía Halcón, donde apareció su último libro de poemas, Ofrendas a la nada (1949). Posteriormente, se licenció en Derecho y ejerció como abogado hasta 1958, el mismo año en que fue repuesto en su cargo como catedrático con destino en Valladolid, dando por concluida su obra poética.

A principios de la década de 1970 el poeta gestionó la adquisición de su biblioteca y archivo por parte del Cabildo de Gran Canaria. Hoy la citada biblioteca y archivo se encuentran en las dependencias de la Biblioteca Insular del Cabildo de Gran Canaria.

 

Obras de ~: Las canciones del alba, Las Palmas, Tipografía Canarias Turista, 1918; Manantiales en la ruta (poesías. 1918- 1921), Madrid, Tipografía Artística, 1923; Hogueras en la montaña (poesías. 1917-1923), Madrid, Imprenta Clásica Española, 1924; El reloj sin horas (poemas), Madrid, Cuadernos Literarios de La Lectura, 1929; Piedras blancas (poesías), Madrid, Imprenta Sáez Hermanos, 1934; Ofrendas a la nada, Valladolid, Tipografía Cuesta, 1949.

 

Bibl.: J. Artiles, “Prólogo”, en F. González Rodríguez, Poesías elegidas, sel. y pról. de J. Artiles, Las Palmas, Cabildo Insular de Gran Canaria, 1966; A. Armas Ayala, “Introducción”, en F. González, Antología poética, Islas Canarias, Gobierno de Canarias, Viceconsejería de Cultura y Deportes, 1990, págs. 11-36.

 

Eduardo Hernández Cano